Agua y Cosmología de Ángel Orensanz

Agua y Cosmología de Ángel Orensanz

La obra Agua y Cosmología (también denominada por su autor Esfera de Zaragoza o Esfera del Mundo) es una gran esfera de tres metros y medio de diámetro formada por círculos concéntricos en cuyo interior se pueden apreciar pies, manos e incluso caras que reflejan el terror, la tragedia y la desesperación de los seres humanos.

Está situado sobre un pedestal colocado a la entrada del World Trade Center Zaragoza (WTCZ), justo frente al Centro Comercial Grancasa.

El WTCZ es un centro comercial y de negocios con oficinas, tiendas, hotel, y otros servicios, que forma parte de la WTC Association, a la que pertenecen más de 300 complejos similares en todo el mundo: todos comparten el nombre World Trade Center, una misma estética de modernidad, combinando fachadas en cristal con metal y edificación en altura, heredera del “Estilo Internacional”.

El de Zaragoza comenzó a construirse en 2005 y fue inaugurado el 16 de abril de 2008, poco después de que cerrase la exposición “Los orensanz de Orensanz” en Cajalón, durante la cual se produjo el contacto del artista con los encargantes: si buscaban una intervención escultórica que conviniera al internacionalismo de que hacen gala los WTC, Ángel Orensanz resultaba ser una opción ideal, sobre todo porque la actividad de este artista cosmopolita y viajero tiene su epicentro en Manhattan, donde radica su fundación, desde la cual vio la mañana del 11 de septiembre de 2001 cómo se desplomaba el World Trade Center de Nueva York, lo cual le impresionó hondamente y le inspiró varios homenajes artísticos.

El emplazamiento de esta pieza, cobijada bajo el porche de la entrada principal del WTCZ, hace pensar inicialmente en un homenaje al WTC de Nueva York, como otros que ha llevado a cabo el propio Ángel Orensanz, quien en 2002 realizó una intervención en el Ground Zero, donde colocó una instalación temporal titulada Embraced Towers consistente en dos grandes tubos de acero perforados unidos por arriba; mientras que el año anterior, poco después de los atentados del 11 de septiembre, había paseado durante cinco días a lo largo de la Quinta Avenida una gran esfera transparente de plástico pintada con figuras humanas muy parecidas a los que aquí pueden verse.

Pero también hay precedentes más cercanos, pues estos homúnculos expresionistas y hasta la composición circular que los contiene, ya aparecen también en la propia Avenida María Zambrano, en los murales que realizó en 1999 para la entrada principal del Campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza; aunque el mayor parentesco formal con sus producciones previas de Orensanz podría buscarse en el Monumento a Luis Buñuel, que realizó en acero en 2001-2003 y está colocado sobre una fuente en la villa de Calanda.

Como allí, la esfera aparece aquí penetrada por planchas de acero (hay un total de 13, de diferentes formas y tamaños) en las que el artista ha dibujado desgarradoras figuras humanas, que luego han sido recortadas y hábilmente levantadas para que sobresalgan sus extremidades o destaquen en función de las luces y sombras. En cambio, en el interior de la esfera el contenido es más filosófico y optimista: se percibe la silueta de un hombre que parece correr detrás de una mujer, ambos desnudos y felices, como si danzaran en el paraíso original. Para verlos, hay que mirar al interior con detenimiento entre los brillos del cromado del acero y los de la lámina de agua; pero sin duda eso es parte del propósito metafísico buscado.

Dirección: Entrada del World Trade Center Zaragoza (WTCZ), frente al Centro Comercial Grancasa

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑