Gastronomía Bares para comer torreznos en Zaragoza

Publicado el 13 de noviembre de 2018 | por David Gimenez

Bares para comer torreznos en Zaragoza

Todo vuelve, dicen. Pero hay cosas que nunca se han marchado. Los torreznos son esa parte poco valorada de la carta de aperitivos que en el fondo marca la esencia y la personalidad de un bar de toda la vida.

El rey del crujido que pide cerveza al siguiente trago, remedio mitológico para contrarrestar la resaca, el acompañamiento de cabecera de los habitantes de los bares de de tapas de verdad.

Repasamos los bares de Zaragoza que tienen los torreznos en el pedestal que merecen.

Alta Taberna SoriaLa Alta Taberna Soria (Calle del Blasón Aragonés, 2) es, junto al Centro Soriano y al Bar El Picadillo, uno de los principales referentes de la gastronomía popular soriana en Zaragoza.

En esta tradicional casa, fruto del saber transmitido de generación a generación y con el cariño como estandarte, se ensalza la cocina soriana desde la pasión y el trabajo.

Además de los apreciados torreznos de Ólvega, estos días llena su despensa un espléndido picadillo (servido en varios formatos: con pimientos de padrón, en raciones o medias raciones), patatas asadas o huevos rotos con jamón o foie.

El chef y su equipo apuestan por la cocina soriana tradicional y por los platos más caseros con recetas de la abuela. Todo se hace al momento, y encontramos tanto platos clásicos como tapas muy bien hechas.

Casa RodriCasa Rodri calle escosura zaragoza torreznos (Calle Escosura, 15) es un local de barrio, de Delicias, para ser más exactos, un hecho que no es banal.

Ya lo dice la canción escrita por el cantante y poeta Raimon, que “quien pierde los orígenes, pierde la identidad”.

Delicias continúa cobijando bares y tascas que son referentes de la gastronomía popular en Zaragoza.

Pocos locales en Zaragoza como Casa Rodri tienen una vocación tan extensiva dedicada al ritual de tomar el aperitivo.

Tienen controlados todos los ángulos: buenas conservas y variados de ensamblaje de latas.

bar amblas zaragoza barrio de las deliciasUn diamante en bruto. El pequeño Bar Amblas (Calle Caspe, 61) ha cambiado muy poco desde que abrió en 1966, salvo por la máquina tragaperras y la televisión, ambas siempre encendidas.

Es el momento de reivindicar Bar Amblas. Es el momento de hablar de bares de verdad. Es el momento de alabar la madera envejecida y los vasos gastados.

El Amblas no es un bar cualquiera, es una trinchera, uno de los pocos refugios que resisten en los intestinos de Las Delicias y que mantiene vivo el espíritu cada vez más diluido del barrio.

El calor de verdad, para nosotros, se encuentra definitivamente en la barra, la plataforma donde se deslizan las mejores cañas del barrio.

En el Amblas están especializados en recetas y tapas caseras, elaboradas como manda la tradición. Imprescindibles son sus croquetas de cocido (las mejores de la ciudad), el bacalao rebozado y con tomate (desalado, como se ha hecho toda la vida), la paletilla de ternasco asada, las albóndigas caseras, los torreznos, las salmueras y las madejas.

Lo dicen todas las guías del mundo y sentimos repetirnos pero el Circo (Calle Jerónimo Blancas 49 es, bueno, para que te salten las lágrimas. Situado a pocos minutos de la Plaza de España y de las mayores arterias comerciales y turísticas de Zaragoza, el Circo es un bar de toda la vida que ofrece la mejor tortilla de patatas de Zaragoza.

Menos conocido es que su fundación se remonta a 1887, en los bajos del Teatro Circo (Calle San Miguel 12, esquina con Isaac Peral), un proyecto del arquitecto Ricardo Magdalena, reformado en 1923 por Francisco Albiñana, que seguía una estructura similar al Circo Price de Madrid. Allí continuó hasta 1962, año en el que el Teatro Circo fue demolido.

El Circo es un bar que combina materia prima excelente con un estilo de barrio, definido por una barra metálica con baldosa, un mobiliario retro y un maravilloso cartel en la entrada que te transporta a otros tiempos.

Restaurante La MigueriaSituado en el Tubo, La Migueria (Calle Estebanes 4) es un excelente lugar para un almuerzo o cena tradicional, en un ambiente agradable y a buen precio.

La especialidad de la casa son las migas (con uvas, longaniza, huevo, torreznos, setas, chistorra o virutas de foie), aunque en la carta también hay ensaladas, tablas y deliciosas tostadas.

La Miguería fue destacada en el año 2011 por los lectores del periódico británico The Guardian como uno de los 5 mejores restaurantes de España.

Bar Básicobar basico torreznos (Calle Luis Vives, 6). Esta taberna clásica aplica su filosofía en unos desayunos en los que sobresalen los bocadillos, que por su dimensión, merecen el calificativo de desayunos de cuchillo y tenedor.

En la zona universitaria hacía falta un local de tapas de estilo creativo y joven, pero sin juegos de manos. Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible.

La tradición también tiene mucho de olor y textura de freidora, y por eso en el ya mítico Bar Básico podréis comer algunos de los mejores torreznos de Zaragoza.

La Bodega del General (Calle Catania 5, junto al Parque Grande y Fernando el Católico) no es un bar cualquiera, es una trinchera, uno de los pocos refugios que resisten en los intestinos de La Romareda – la tranquila calle Catania- que mantiene vivo el espíritu cada vez más diluido del barrio.

Sin embargo, el calor de verdad, para nosotros, se encuentra definitivamente en la barra. El lugar donde se cuece la magia del local. La plataforma donde se deslizan las mejores cañas de la zona.

Una buena selección de vino se muestra escrita en tiza en la pared, alguno incluso sale de sus antiguas barricas.

Este bar con aire de tasca de pueblo, que se mantiene prácticamente intacta desde su apertura, es famoso por sus patatas asadas (regadas con un aceite con ajo, perejil, vinagre y sal). También tienen jamones, embutidos y curados.

El Limpia del TuboComo un coágulo de autenticidad resistiéndose a ser disuelto por el turbulento corriente sanguíneo del Tubo, El Limpia (Calle Cuatro de Agosto 17) engulle al recién llegado sin preliminares y lo incrusta repentinamente en una gruta tabernera atemporal donde la dimensión espacio-tiempo discurre en otra frecuencia de onda desde hace ya muchos años.

Este pequeño espacio es un potente concentrado de todos los ingredientes que todavía hacen del Tubomás abisal un enclave singular en la geografía oculta de Zaragoza.

Esta bodega es uno de los grandes clásicos de Zaragoza para hacer un buen vermut: encontraremos unas bombas de primera categoría, patatas asadas, cazuelillas, vermut casero y unos  torreznos que crean afición.

Todo muy casero e informal. Un clásico a la hora del aperitivo y cuando cae la tarde. Es el sitio perfecto para tomar unas cañas con los amigos los fines de semana.

El Bar Texas, uno de los clásicos del Tubo zaragozanoUno de los bares clásicos del Tubo, el Texas (Confluencia de la calle Libertad con la calle Cuatro de Agosto), sigue como la última (y la penúltima y la antepenúltima) vez que lo visitaste, decorado con matrículas de coches americanos y azulejos de refranero popular siguen colgando de sus viejas paredes.

Las fotografías antiguas de la ciudad también llenan el firmamento arañado del bar.

Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular del Tubo, y sin duda, la patria del almuerzo de cuchillo y tenedor de Zaragoza.

Entre mesas de mármol y patas de hierro, cada día aquí se almuerzan especialidades de la cocina tradicional aragonesa: lechillas de ternasco, morro de cerdo, torreznos, boquerones albardados y las mejores patatas bravas del mundo –las mejores, ojo— son algunas opciones.

Las plumas de Carlos Herrera o Arturo Pérez Reverte han dedicado artículos a este representativo bar del Tubo.

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑