Calle Don Jaime I

La Iglesia de San Gil y la antigua farmacia Rived vistas desde la calle Don Jaime I

La Iglesia de San Gil y la antigua farmacia Rived vistas desde la calle Don Jaime I

La calle Don Jaime I (o calle San Gil) es una de las principales del Casco Antiguo de Zaragoza y uno de los principales accesos a la plaza del Pilar.

La calle tiene una longitud de 560 metros, comienza en el Coso y termina en el paseo Echegaray y Caballero, frente al río Ebro y al puente de Piedra.

Además es una de las calles más antiguas y tradicionalmente ha sido de las importantes de la ciudad. En los tiempos de la Caesaraugusta romana por su recorrido circulaba el Cardus Maximus (Cardo Máximo) que era junto con el Decumanus Maximus (Decumano Máximo), una de las dos calles principales de la ciudad.

La calle Don Jaime está dedicada al rey Jaime I el Conquistador, rey de Aragón y Cataluña y conquistador de Valencia y Mallorca.

A esta calle también se le denomina San Gil, por ser este su antiguo nombre.

Hasta mediados del siglo XIX era un conglomerado de calles angostas que desembocaban en la Puerta del Ángel. Situada entre el Palacio Arzobispal, donde aún se puede ver un retranqueo en el muro, y La Lonja, fue considerada durante siglos la entrada principal de Zaragoza, por la que accedían los viajeros que llegaban del Norte y de Cataluña. Durante los Sitios de Zaragoza sufrió graves daños a causa de los bombardeos franceses y fue demolida en 1821.

En 1861, el Ayuntamiento de Zaragoza decidió dar a la calle una alineación uniforme, definida por el arquitecto municipal José de Yarza en el plano geométrico que redactó para la ciudad.

Para ello hubo que derribar varios edificios e, incluso, una bellísima iglesia mudéjar que estaba dedicada a San Pedro.

Don Jaime l conserva varios de los comercios con más solera de la ciudad, como Calzados La Alicantina (fundada en 1883), Pastelería Fantoba (1856), Lotería del Rosario (1860) y Perfumería Rived (1918).

Al comienzo de la calle se encuentran las taquillas del Teatro Principal.

Vista del Teatro Principal de Zaragoza desde la Calle Don Jaime

Vista del Teatro Principal desde la Calle Don Jaime

En el número 13 se encuentra la Iglesia de San Gil, una de las primeras fundadas tras la reconquista de Zaragoza en 1118. Probablemente se levantó sobre vestigios de otras anteriores que podrían remontarse hasta el siglo IV. Está situada en el centro de la ciudad, en una de las calles más importantes del trazado histórico.

Como ocurrió con la mayoría de iglesias románicas de Zaragoza, el edificio original tuvo que ser sustituido por otro más amplio ante el aumento de la población. En la segunda mitad del siglo XIV se construyó la actual iglesia, que sigue el prototipo de iglesia-fortaleza característico del mudéjar aragonés de esta época.

La sacristía construida entre 1776 y 1779, también es destacable dentro del edificio al poseer una bóveda decorada con un fresco del pintor Ramón Bayeu.

Fachada norte del Teatro Principal: es el principal teatro de la ciudad y esta fachada es la más característica del edificio.

Al final de la calle se encuentra La Lonja, construida en 1551 a petición de los mercaderes, los ciudadanos y el propio arzobispo Don Hernando de Aragón, para evitar que se realizaran transacciones comerciales en La Seo. En la actualidad, la Lonja está considerada la principal sala de exposiciones de Aragón, y es utilizada para acoger los más destacados y ambiciosos proyectos expositivos de carácter público de la región.

Construida entre 1541 y 1551, la Lonja de Mercaderes está considerada la obra cumbre de la arquitectura civil renacentista aragonesa

Construida entre 1541 y 1551, la Lonja de Mercaderes está considerada la obra cumbre de la arquitectura civil renacentista aragonesa

Tags: , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas…) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑