El Méli del Tubo

Interior del Méli del Tubo

Planta baja del Méli del Tubo

Parece mentira lo fácil que es dejar contentos a los comensales con pequeños detalles y, sobre todo, una cocina auténtica y hecha con pasión. Es lo que se respira en este local de tapas con una única pretensión: la de querer gustar.

Tras más de diez años de experiencia con su primer bar en Zaragoza, el Méli Meló en la calle Mayor, los propietarios decidieron abrir un segundo local en el corazón del Tubo, la zona de tapeo más conocida de la capital aragonesa.

Situado en la calle Libertad, a pocos minutos de la Plaza de España y de la Plaza del Pilar, el Méli del Tubo es un establecimiento sofisticado, con un aire retro y tropical, que ofrece tapas y raciones de estilo creativo y joven, en un ambiente cuidado y cercano y con una buena relación calidad y precio.

Llenan cada noche gracias a una fórmula infalible: tapas creativas para el comensal intrépido, que quiere ir más allá de las croquetas.

Tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza) en el Méli del Tubo

Tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza) en el Méli del Tubo

Ceviche bonaerense de langostinos, corvina y lubina con chips de yuca frita en el Meli del Tubo

Ceviche bonaerense de langostinos, corvina y lubina con chips de yuca frita en el Meli del Tubo

El Méli del Tubo ofrece dos espacios bien diferenciados. Por un lado, la planta baja, con un gran mostrador lleno de sugerentes tapas de diseño donde se come de pie. La primera planta es un íntimo y agradable comedor para comidas y cenas con unas pocas mesas bajas con cómodos butacones donde se sirven exquisitos platos.

Entre las especialidades de la casa, el ceviche bonaerense de langostinos con chips de plátano macho, la tapa de chuletón la tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza),  la carrillera de cerdo asada al horno con salsa de soja y miel sobre base de patata panadera y con tape de aros de cebollita frita, la butifarra de setas sobre cama de borrajas con ali-oli dulce de moscatel gratinado al horno, el chupa-chups de ternasco asado con queso de cabra y rebozado con migas de pan, la hamburguesa de rape y gambas con cebolla caramelizada en mistela de Valencia o las delicadas patatas bravas, servidas en un original cucurucho de cerámica.

La atención que ponen en las tapas lo hace diferente y superior a mucha de la oferta existente en la ciudad.

Primera Planta del Méli del Tubo

Comedor de la Primera Planta del Méli del Tubo

Croquetas mix, mini croquetas de boletus y foei, jamón y cecina y conejo escabechado en el Meli del Tubo

Croquetas mix, mini croquetas de boletus y foei, jamón y cecina y conejo escabechado en el Meli del Tubo

primera planta

Primera planta del Méli del Tubo

El nombre Méli-Mélo proviene de una expresión gastronómica francesa que significa literalmente “vaya mezcla” y que tiene su origen en un plato preparado con varios tipos de setas.

Su impulsora es Raquel Marcén (junto a Silvia Marcén y Ángel Díez), una inquieta zaragozana, cocinera por vocación, que al terminar sus estudios en la Escuela de Hostelería Topi decidió abrir su propio establecimiento, con un concepto nuevo, hacer tapas de toda la vida de una manera diferente, con un toque fresco y divertido, jugando con las texturas y sabores sin dañar la esencia de la materia prima y cuidando la presentación.

Su idea es dar un giro contemporáneo a productos de primera calidad, produciendo tapas que gusten a la mayoría de la gente, tratando siempre de sorprender, de ser distinto y teniendo en cuenta los detalles.

meli

Ceviche bonaerense de langostinos con chips de plátano macho en El Meli del Tubo

Ceviche bonaerense de langostinos con chips de plátano macho en El Meli del Tubo

Escaleras en la planta de arriba del Méli del Tubo

Escaleras en el Méli del Tubo

Para lograrlo, aplica toques innovadores en platos tradicionales, basandose siempre en la cocina de mercado y mezclando sabores, pero alejándose de la cocina de “fusión”.

Raquel Marcén, responsable del día a día el El Méli del Tubo, es capaz de añadir una huella de altísima elegàcia y creatividad, presente en platos como el “Cave Ovum”, una combinación de pasta brick en forma de saco (Cave), una yema de huevo en el interior (Ovum), acompañada de setas, queso y nata, y coronado con un crujiente de panceta, y donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

“Intentamos mimar a nuestros clientes, hacerles sentir bien, cuidar los detalles, que coman bien y que pasen un rato agradable” explica Raquel. “Nuestro objetivo es que disfrutes de una cuidada variedad de tapas y raciones, con una excelente atención y en un entorno agradable y distendido”.

El Méli del Tubo
Dirección
: Calle Libertad 12, El Tubo
Teléfono: 876 163 626

Tags: , , , ,


About the Author

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Back to Top ↑