Entrevista a Teatro Che y Moche con motivo de su 20º aniversario

Entrevista a la compañia aragonesa Teatro Che y Moche con motivo de su 20º aniversario

Joaquín Murillo, Raquel Anadón, Marián Pueo y Tatoño Perales, miembros fundadores de Teatro Che y Moche. Imagen: Marcos Cebrián

En 2017 Teatro Che y Moche ha cumplido ¡20 años! Y lo va a celebrar como mejor sabe hacerlo, con un nuevo espectáculo: El Misterioso Sistema Ribadier, una divertidísima comedia de Georges Feydeau con adaptación y dirección de Alberto Castrillo-Ferrer, que representará el 12, 13 y 14 de mayo en el Teatro Principal de Zaragoza y el 20 de mayo en el Teatro Olimpia de Huesca.

Además, la compañía aragonesa está preparando una función muy especial de Oua Umplute, El Funeral para el día 24 de marzo en el Teatro de las Esquinas. Oua Umplute, El Funeral es un espectáculo cómico, y a ratos gamberro, a caballo entre un concierto zíngaro y una forma teatral diferente de entender la música que ha recorrido escenarios importantes como el Fringe de Edimburgo, la Feria de Aurillac o la Feria de Tárrega. En el 2012 hizo temporadas en teatros de Barcelona, Bilbao y en la Gran Vía madrileña.

Producciones Che y Moche nace en 1997 como compañía profesional de teatro, tras cinco años de trayectoria como asociación cultural en el ámbito universitario. Durante veinte años la compañía ha desarrollado una labor de investigación en la búsqueda de un estilo propio, una manera de hacer y de contar, un estilo que les llene e identifique.

Trabajando desde el teatro y colaborando estrechamente con otras disciplinas artísticas han creado 25 espectáculos (Metrópolis, Que te calles!!, Los Músicos del Titanic, La Plegaria de Chernobyl, Oua Umplute….).

Inmersos en la investigación teatral, producen montajes marcados por la espectacularidad y originalidad, al servicio de todos los públicos. Creaciones y proyectos diferentes, novedosos y siempre de calidad, que sin caer en excesos de falsas vanguardias y sin perder de vista al público, han apostado por un teatro innovador.

Charlamos con Raquel Anadón, Joaquín Murillo, Marián Pueo y Tatoño Perales, miembros fundadores de Teatro Che y Moche, para conocer con más detalle su trayectoria profesional y sus proyectos actuales.

La compañía ha cumplido este año el vigésimo aniversario de su nacimiento. ¿Imaginais qué será de Teatro Che y Moche dentro de otros 20 años? En todo caso, ¿dónde os gustaría que llegase?

Joaquín Murillo: El hecho de estar 20 años más ya sería todo un logro. No creas que muchas compañías tienen 40 años de trayectoria, ahora mismo los acaba de cumplir un grupo legendario como Tricicle. Sí me puedo imaginar otros 20 años con Teatro Che y Moche, aunque si te soy sincero no tengo ni idea de donde estaremos ni me interesa mucho saberlo. Como hemos hecho siempre, nos dejaremos llevar.

Entrevista a la compañia aragonesa Teatro Che y Moche con motivo de su 20º aniversario

Joaquín Murillo, Marián Pueo, Raquel Anadón y Tatoño Perales, miembros fundadores de Teatro Che y Moche. Imagen: Marcos Cebrián

¿Cuál es vuestra valoración de estas dos décadas de trabajo?

Marián Pueo: Mucho trabajo.
Raquel Anadón: Un periodo intenso, muy intenso. Echando la vista atrás, hemos hecho muchas cosas, muy diferentes e interesantes.
Joaquín Murillo: Las cosas se valoran fundamentalmente de manera positiva o negativa, y siguiendo ese criterio mi valoración sobre estos 20 años de Teatro Che y Moche es muy positiva. Hemos podido exprimir la vida dedicándonos al oficio que amamos.

En 20 años no habéis dejado de ser trasgresores. ¿Concebís el teatro sin riesgo?

Raquel Anadón: No, el propio teatro conlleva riesgos. En esta sociedad de hoy en día, intentar vivir exclusivamente del teatro es ya un ejercicio de riesgo constante.
Joaquín Murillo: ¿Concibes bañarte en una piscina sin mojarte?, pues no. Es inevitable que si te metes en una piscina te mojes y que si haces teatro haya riesgo.
Marián Pueo: No, además cada función tiene su propio riesgo, es algo en directo, con diferentes espectadores en cada representación. Hacer teatro es un acto de riesgo.

¿Qué cambios habéis observado en el sector de las artes escénicas?

Joaquín Murillo: El sector ha ido cambiando al ritmo que ha ido cambiando el mundo, y en este momento sufre los devenires de una sociedad a la deriva.
Marián Pueo: En algunos teatros no ha habido ninguna evolución, de hecho, en algunos las cosas han involucionado.
Raquel Anadón: Hemos retrocedido en libertades, en transgresión y en muchas otras cosas.

¿Si pudiérais volver en el tiempo que consejo os daríais a vosotros mismos?

Marián Pueo: Ninguno.
Raquel Anadón: Lo volveríamos a hacer igual, somos muy cabezones. Se aprende de los errores cometiéndolos.
Joaquín Murillo: Esa pregunta siempre es un poco tramposa, porque das por sentado que si tuviera la oportunidad de vivir la vida sabiendo lo que sé haría otra cosa. Si de una manera mágica pudiéramos haber sabido lo que sabemos ahora, estoy convencido de que hubiéramos hecho otras cosas…. no se cuales, pero otras.

Vanguardista, musical, arte de acción… ¿Como calificaríais vuestro teatro?

Joaquín Murillo: Una de las características principales de Teatro Che y Moche es que nos hemos atrevido con muchos géneros, somos una compañía multigénero, hemos tocado muchos palos y creo que eso demuestra que tenemos mucha personalidad. Somos muy inquietos, siempre tenemos dudas sobre lo que hacemos, ganas de descubrir cosas nuevas, somos muy permeables a lo que tenemos cerca, a los artistas con los que nos cruzamos… Creo que si tuviéramos que definir nuestro teatro la palabra sería “sorprendente”.
Raquel Anadón: Somos gente muy apasionada y cercana, nos gusta conectar con el público.

Entrevista a la compañia aragonesa Teatro Che y Moche con motivo de su 20º aniversario

Tatoño Perales, Joaquín Murillo, Marián Pueo y Raquel Anadón, miembros fundadores de Teatro Che y Moche. Imagen: Marcos Cebrián

¿Podéis describir vuestra metodología y procesos de creación escénica?

Marián Pueo: Dependiendo del espectáculo utilizas una metodología u otra, no somos regulares en la forma de crear.
Joaquín Murillo: La mayoría de las compañías trabajan mucho en la investigación colectiva, en la que partes de una idea para ir descubriendo caminos con ella, trabajando en equipo a través de improvisaciones, experimentaciones, y de entender profundamente la obra que vas a hacer.

¿Intentáis hacer llegar un mensaje al público dentro de vuestras obras?

Joaquín Murillo: Sí, pero no de una manera obsesiva. El artista no tiene la obligación de cambiar el mundo, ni mucho menos, por mucho que algunos lo piensen. Para mí el mensaje es una especie de etiqueta que se cuelga. El teatro es compartir con los demás, ser sincero, y en un discurso sincero siempre hay una idea a defender.
Marián Pueo: Sí, tus pasiones, tus ideas, tus gustos por algo… siempre tratas de compartirlos, de volcarlos en un espectáculo.

Antes partíais de una separación entre quienes habitan el escenario y el público. ¿Con el paso del tiempo se ha ido reduciendo esta separación?, ¿Os acercáis más a la idea de un “nosotros”, en la que el espectador siempre tiene la posibilidad de implicarse?.

Joaquín Murillo: Sí, sin ninguna duda. Para mí esa cuarta pared no existe, está en la puerta del teatro por la que ha entrado el público. Los que no están dentro si que tienen una pared en medio, pero para los que ya han entrado no hay pared. Es una frese hecha, pero ahí está “la comunión del teatro”, estamos todos juntos, compartiendo lo que allí está ocurriendo. De repente te bajas del escenario y le hablas al público a la cara, improvisando, y no sabes dónde va a ir el espectáculo porque va a depender de cómo reaccionen ellos.
Marián Pueo: Hay que buscar la catarsis entre el espectáculo y el espectador.

En vuestras obras hay un vínculo profundo con la música siempre…

Tatoño Perales: Sí, con la música en directo tenemos una relación muy especial.
Raquel Anadón: Sí, hemos tenido muchos proyectos en los que la música era un protagonista más. En montajes como Metrópolis, El Funeral, Liquidación por Cierre, La Jirafa, Los Músicos del Titanic o Abu-Hassan la música era fundamental. La relación de la música con Che y Moche es muy estrecha y en nuestras obras le damos mucho protagonismo. El ritmo, la cercanía, la pasión y también la música son sellos de nuestro teatro.

¿Cuál o cuáles son esos montajes teatrales de Che y Moche que todavía os emociona recordar?

Joaquín Murillo: Federico y otros duendes (1998), una obra inédita de Lorca, escrita en su juventud, fue nuestro salto al teatro profesional y nuestro primer lleno en el Teatro del Mercado.

¿Es aún pronto para valorar y ver todo el potencial de la compañía?

Tatoño Perales: No, yo creo que nuestro potencial está más que demostrado, lo que pasa es que cada espectáculo es un nuevo reto, siempre tenemos la sensación de estar empezando algo nuevo.
Joaquín Murillo: La compañía ha cumplido 20 años, sigue haciendo funciones, la gente nos llama… hay proyecto.

Habiendo tenido éxito ¿Hay presión a la hora de mostrar algo nuevo o diferente otra vez?

Tatoño Perales: La presión viene por hacerlo lo mejor posible. Siempre intentas hacer el mejor espectáculo que tu eres capaz de concebir.
Joaquín Murillo: Intentamos que la presión venga de dentro a fuera y no de fuera a dentro. Es una presión que tiene que ver con el compromiso que nos planteamos, el reto nuevo que tenemos y lo que queremos hacer. El artista tiene que hacer el espectáculo que le apetece. Eso es precisamente lo que en Teatro Che y Moche hemos estado haciendo en estos 20 años. Compañías como la nuestra con 20 años existen porque siguen respondiendo a una necesidad personal de hacer espectáculos como ellos creen. En el momento en el que eso se acaba, es el principio del fin. Las compañías con 20, 30 o 40 años de trayectoria hacen el teatro que quieren. Sino es imposible, ¿te imaginas estar haciendo durante 40 años algo que no quieres hacer?.

Tags: , , , , ,


About the Author

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Back to Top ↑