Exposición “Ignacio Fortún. Mirada y Relato” en La Lonja

Exposición "Ignacio Fortún. Mirada y Relato" en La Lonja

La Lonja acoge desde el 6 de octubre hasta el próximo 31 de diciembre, la exposición del artista zaragozano “Ignacio Fortún. Mirada y Relato”.

Ignacio Fortún (Zaragoza, 1959) es un creador polifacético: pintor, dibujante, muralista, grabador, poeta, escenógrafo… un artista minucioso que realiza una obra muy meditada tanto en el aspecto formal como en el intelectual.

Esta muestra permite al visitante acercarse a su evolución artística a lo largo de cuatro décadas. 40 años en los que ha ido cambiando su forma de expresión, totalmente independiente de modas y corrientes, para adaptarla a su preocupación, a sus motivaciones del momento, a la vez que sentía la necesidad de una evolución técnica, una experimentación que facilitase el modo de manifestarse. Una inquietud continua en toda su creación es la luz, el estudio de la misma le va a llevar a buscar distintos soportes para su obra, a iluminarla con distintos tipos de luz, e incluso a buscar que sea accidental la luz que reciban.

La primera etapa de Ignacio Fortún (1979-1986), podríamos definirla como engañosamente ingenuista y decir junto con el artista que se trata de una pintura realista. En los primeros momentos, de formación, pasa por una fase social, en la que están muy representadas escenas cotidianas de barrios.

Desde 1987, encontramos paisajes degradados por la mano del hombre. Aquí, el artista, denuncia un paisaje que le hiere. Desaparece la figura humana, salvo en el dibujo que constituye el nexo de unión de las dos etapas: un repartidor de butano caído en lo que podía ser una vista de Monegros. Este cambio ya venía anunciado en los paisajes de fondo de los lienzos de la etapa anterior.

En su tercera etapa (1997-2005) nos encontramos los barrios como límite de la ciudad, extrarradios donde la ciudad termina, frontera con el campo y los cultivos, jardín como naturaleza cultivada por la mano del hombre, Canal como frontera. Barrio (1998-2000) escenarios vacíos a la manera de Chirico, que han sido ocupados y han estado llenos de vida, pero mostrados como espacios con personajes intuidos. Jardín del obrero (2001-2005) jardines de casas de obreros procedentes del éxodo rural, aprovechados por estos para cultivar huertos y frutales. Canal (2016-2017) paisaje diario recorrido por Fortún, todas las tardes paseando a su perra Kira hasta que llega la noche.

Ignacio Fortún ha navegado siempre fuera de las corrientes artísticas. No se ha parecido a nadie. En otros pintores, más o menos de su generación o un poco mayores, he podido presentir influencias que podían venir de rápidas visitas a la bienal de Venecia o a la documenta de Kassel. No parecerse a nadie parece muy molón, pero resulta peligroso.

Las familias artísticas, que incluyen también a críticos y galeristas, recelan de aquellos que salen a la calle de la plástica levantando la tapa de una alcantarilla. Si el pintor que surge del subsuelo se muestra metódico y constante en su trabajo todavía es mirado con mayor desconfianza.

Ignacio Fortún ha planificado esta exposición con una milimétrica estrategia que permita al visitante llevarse en la cabeza una idea aproximada de lo que ha sido su evolución artística sin preocuparse demasiado de algunos atrevimientos e imperfecciones de los comienzos. Algo que no resulta fácil, pues una mirada pasajera parece corroborar la existencia de fuertes saltos entre unas etapas y otras. Acrobacias que parecen ir desde las temáticas hasta los mismos soportes materiales de sus obras. Nada más lejos de la realidad.

La obra de Fortún se ha caracterizado por su esencialidad -huyendo siempre de la anécdota- y por su testaruda coherencia. Desde sus primeros dibujos de obispos, beatas y niñas de primera comunión ya están presentes, en los fondos, muchos de los elementos que luego pasarán a primer plano. Acequias, desiertos, tejados. En una denuncia expectante: en todos sus cuadros y dibujos se presiente que va a ocurrir algo o que debiera ocurrir algo.

Del 6 de octubre al 31 de diciembre de 2017
Entrada: Gratuita
Lugar: Plaza Nuestra Sra. del Pilar s/n / C/ Don Jaime I, 47
Teléfono: 976 397239
Horario: De martes a sábado de 10 a 14 h y de 17 a 21h. Domingos y festivos de 10 a 14:30h. Lunes cerrado

Tags: , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑