Agenda Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Publicado el 1 de junio de 2018 | por zaragoza guia

18 JUL – 11 NOV: Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

CaixaForum Zaragoza alberga hasta el 11 de noviembre “La competición en la antigua Grecia”, una muestra que explora el espíritu competitivo que imperaba en la sociedad griega a partir de las obras maestras de la renombrada colección del British Museum.

La historia griega está repleta de actos gloriosos de héroes, atletas y guerreros. Desde los relatos épicos de Homero hasta los triunfos deportivos en Olimpia, pasando por las victorias de grandes generales, en la antigua Grecia una intensa rivalidad dominaba todos los aspectos de la vida.

La competición impregnó incluso el universo de las artes, con certámenes de música, teatro, escultura y pintura. La competición en la antigua Grecia —la segunda muestra surgida del acuerdo firmado entre la Obra Social ”la Caixa” y el British Museum en 2015— examina, mediante más de 160 objetos, este espíritu competitivo característico de la sociedad de la antigua Grecia.

Esta exposición ofrece una oportunidad única de contemplar una colección extraordinaria relacionada con el juego, el deporte y la competición en la antigua Grecia. Presenta un conjunto de obras que van desde las canicas y los dados que utilizaban los niños de hace 2.200 años, hasta un fragmento del friso del Mausoleo de Halicarnaso, siete maravillas del mundo antiguo.

Los antiguos griegos pensaban que el espíritu competitivo era inherente a la naturaleza humana y que podía transmitir una fuerza positiva, innovadora y  dinámica. Frente al individualismo que domina muchos aspectos de la vida actual, en la antigua Grecia la competición representaba la personalidad colectiva y era un elemento de cohesión social.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Niké, la diosa de la victoria que conecta el mundo de los mortales con el mundo de los dioses, da la bienvenida a la exposición, que invita a descubrir la idea de competición que dominaba todos los aspectos de la vida de la antigua Grecia: desde la guerra, el deporte y los juegos infantiles hasta la creación artística, pasando por la vida cotidiana y el momento de la muerte.

Niké solía relacionarse con Atenea, la diosa de la guerra y la sabiduría, y con Zeus, el patriarca de la familia olímpica. Siendo la personificación de la victoria, se sienta como jueza junto a Zeus para determinar quiénes son los vencedores, tanto en la batalla como en los deportes. Fue una de las divinidades griegas más atareadas, puesto que entregaba coronas, diademas, palmas o trofeos directamente a los ganadores.

Niké fue una de las divinidades más representadas. Aparece con unas espléndidas alas, en ocasiones volando y a veces planeando a punto de posarse, con frecuencia conduciendo veloces carros entre el mundo de los mortales y el reino de los dioses.

Los griegos aspiraban a alcanzar la excelencia mediante el equilibrio entre el cuerpo y el espíritu, por un lado, mediante el deporte y, por el otro, a través de la filosofía, las artes y las ciencias.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Héroes, atletas y guerreros ilustraban esta rivalidad. Los griegos eran fanáticos del deporte. Los Juegos Panhelénicos, que se celebraban en Olimpia, Delfos, Istmia y Nemea, atraían a los mejores atletas.

Su primera edición fue en el año 776 a. C. y se continuó celebrando durante más de mil años. Todas estas contiendas deportivas se organizaban en honor de los dioses, de quienes se esperaba recibir la excelencia atlética.  Los ganadores de los principales juegos se convertían en auténticos héroes, y los atletas profesionales podían vivir de lo que ganaban en las numerosas competiciones de menor importancia. En Olimpia, en cambio, el premio era una simple corona de ramas de olivo, pero esa victoria proporcionaba fama de por vida.

La tradición de los Juegos Olímpicos fue retomada en la era moderna en 1896.

Los certámenes teatrales y musicales también atraían a miles de espectadoresLas competiciones en las artes escénicas eran parte integrante de los festivales religiosos celebrados en honor de Dioniso, el dios del teatro y del vino. Patrocinadas por benefactores, constituían una fuente de diversión para las masas.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

En todas las festividades panhelénicas, no solo en las de Olimpia, se organizaban certámenes abiertos a ciudadanos varones de todo el mundo griego. Estos concursos se realizaban en teatros al aire libre, auditorios (odeia) e incluso escenarios efímeros. Los premios más antiguos eran simples coronas, pero los escritores o actores podían convertirse en verdaderas celebridades que recibían considerables remuneraciones económicas y se levantaban monumentos para conmemorar sus victorias.

El teatro y la poesía ofrecían un resquicio para ahondar en importantes temas sociales y religiosos, y para criticar abiertamente la política y a los políticos. Muchos de los dramaturgos griegos más famosos participaron y ganaron estas competiciones, como Esquilo, Eurípides, Sófocles y Aristófanes. Tan perdurables son sus grandes obras que siguen interpretándose en nuestros días.

Otro ámbito en el que se manifestaba el espíritu competitivo era la guerra. Los estados y reinos griegos vivieron en un conflicto casi constante entre sí y con sus vecinos. Las escenas de batallas, tanto reales como imaginarias, son habituales en el arte griego: desde pequeñas gemas, hasta grandes esculturas arquitectónicas y monumentos conmemorativos en honor de soldados caídos.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

El conflicto entre las ciudades estado y los reinos rivales era una constante en la antigua Grecia. La mayoría de las guerras eran litigios por el territorio y los recursos naturales, o sencillamente reflejaban las ambiciosas políticas de determinados reyes y gobernantes.

En el siglo VIII a. C. existían ya cientos de ciudades estado y cada una de ellas estaba rodeada de sus tierras de cultivo, un bien escaso en la accidentada geografía continental griega y en las áridas islas. Con el tiempo se fueron gestando profundas rivalidades entre las distintas comunidades y el recurso a la violencia era habitual en las disputas por el territorio. Los ejércitos procedían de las clases propietarias, tanto de las ciudades como de las zonas rurales.

En todas las formas de arte aparecen escenas de guerra, desde la escultura y la cerámica hasta la pintura sobre tabla y la forja. Y la inspiración procedía tanto de batallas legendarias como reales, muy especialmente de las guerras de Troya y las médicas.

En las palabras de Platón se expresa el convencimiento de que, si bien es necesario estimular el juego en los niños, también lo es inculcarles una estructura rigurosa. Desde temprana edad, los ciudadanos aprendían a seguir las normas y los criterios marcados por el poder establecido.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

La competición en la antigua Grecia

Los niños tenían varios tipos de juguetes y practicaban juegos muy diversos, que en muchos casos eran similares a los de hoy en día. Los juegos se basaban en el principio de ganar y perder, y se fomentaba la competitividad. La formación atlética de los varones empezaba en cuanto entraban en la escuela. Convertirse en un atleta consumado formaba parte del rito de paso de niño a hombre.

En algunas ciudades estado, como Atenas, se alentaba a los niños varones a practicar un ejercicio físico estricto para convertirse en buenos soldados, pero también se hacía mucho hincapié en su desarrollo intelectual. En Esparta, por el contrario, se daba mucha menos importancia a leer y escribir que a aprender a luchar.

En la mayoría de las ciudades estado griegas, las niñas y las mujeres recibían educación en sus casas, en general por parte de sus maridos, hermanos o padres. Fuera del hogar solo recibían clases de música y danza. En cambio, en Esparta, las mujeres tenían acceso a una educación pública.

A los antiguos griegos les encantaba contar historias sobre héroes y mitos. Imaginaban su pasado como una época de héroes legendarios, aventuras épicas y criaturas fantásticas. Los relatos solían girar en torno a las acciones de los dioses olímpicos y sus aventuras con sus hijos e hijas semidioses. En las narraciones aparecían también héroes míticos que luchaban contra todo tipo de adversidades compitiendo contra sus rivales.

Los dos héroes griegos más célebres fueron Aquiles y Heracles (Hércules para los romanos), ambos semidioses con un progenitor inmortal y el otro mortal. Sus vidas estuvieron repletas de crisis personales, luchas contra otros héroes y agrias rivalidades.

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Exposición “La competición en la antigua Grecia”, en Caixaforum Zaragoza

Eran unas historias apasionantes, ya que los dioses olímpicos intervenían en ellas urdiendo sus tretas en el competitivo reino del monte Olimpo.

En La competición en la antigua Grecia se exponen juntas por primera vez un gran número de obras maestras de la renombrada colección del British Museum, que con más de 100.000 objetos tiene uno de los fondos de antigüedades más grandes y completos del mundo clásico.

La amplia selección, formada por 161 piezas antiguas del museo británico, comprende desde una decena de estatuas de grandes dimensiones hasta pequeñas figuras, desde sellos exquisitamente grabados hasta monedas. Todas unidas por primera vez. También es la primera vez que muchas de estas obras salen del British Museum para su exhibición en la muestra, un numeroso
grupo de las cuales lo hace directamente desde las salas de exposición del centro británico.

Es el caso de la parte final de la muestra, que ahonda en el tema de la muerte a través de las esculturas del Mausoleo de Halicarnaso, la tumba del rey Mausolo, una de las siete maravillas del mundo antiguo. El British Museum nunca antes había cedido en préstamo estas célebres y emblemáticas esculturas, que además han sido restauradas para la ocasión.

Tras la visita a “La competición en la antigua Grecia” probamos algunas recetas de inspiradas en la dieta de los atletas olímpicos

Tras la visita a “La competición en la antigua Grecia” probamos algunas recetas inspiradas en la dieta de los atletas olímpicos

Del 18 de julio al 11 de noviembre de 2018
DirecciónCaixaForum Zaragoza, Avenida Anselmo Clavé 4, Zaragoza
Teléfono: 976 768 200
Sitio Webhttp://obrasocial.lacaixa.es/caixaforum-zaragoza
Horarios: De lunes a domingo, incluso festivos, de 10 a 20 h
Cerrado tres veces al año: 25 de diciembre, 1 de enero y 6 de enero

Tags: , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas...) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑