Lugares de Interés Iglesia y torre de la Magdalena

Publicado el 15 de marzo de 2018 | por David Gimenez

Iglesia y torre de la Magdalena

La Iglesia de la Magdalena está en pleno Barrio la Magdalena, muy cerca de la Calle el Coso. Según el historiador José María Lacarra, aparece ya mencionada en 1126, pocos años después de la conquista de Zaragoza por el rey Alfonso I el Batallador.

Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso.

Como en tantos otros casos, y en la cercana Catedral de La Seo tenemos el mejor ejemplo, tras la ocupación cristiana de la ciudad, se consagró al culto católico la mezquita que en este lugar se levantaba, aprovechando para las funciones de campanar su alminar.

Este espacio fue compartida por los cristianos y musulmanes durante un tiempo. Cuando la población cristiana fue creciendo la mezquita fue destruida para la construcción de la primera iglesia de la Magdalena, de estilo románico. En la actualidad algunos elementos constructivos del edificio musulmán se encuentran integrados en el primer tramo de la torre.

En el siglo XIV el templo románico fue sustituido por uno de estilo mudéjar. Su tipología corresponde al modelo de iglesia de nave única, con capillas entre los contrafuertes y cabecera poligonal.

El templo cambió su orientación en la reforma del siglo XVIII,  realizada por Juan Yarza y Romero y su hijo José Yarza y Garín, situándose la nueva puerta de acceso en la antigua cabecera absidial. La portada original con arquivoltas se encuentra cegada en el lado sur, en la calle Mayor.

En los lienzos de la zona inferior del ábside aparecen paños de arcos mixtilíneos entrecruzados, posiblemente relacionados con la Aljafería, sobre ellos un conjunto de ventanas ojivales y más arriba, características lacerías de cruces resaltadas en ladrillo que forman dibujos de rombos.

La torre sigue los modelos de las turolenses de San Martín y el Salvador; su estructura responde también al modelo de alminar almohade, como en San Pablo, es decir,está formada por dos torres, una envolviendo a la otra, con la rampa de escaleras entre ambas. Los motivos ornamentales son los tradicionales en la arquitectura mudéjar aragonesa, enriquecidos en este caso con piezas de cerámica vidriada.

Para acceder a la torre (con una puerta lateral por la calle Mayor), hay que subir alrededor de 200 escalones pero la vista (a 47 metros de altura) es espectacular y se puede contemplar el gallo que le da el sobrenombre al barrio y que corona la iglesia desde el siglo XV.

Puerta lateral de la iglesia de la Magdalena por la Calle Mayor

Puerta lateral de la iglesia de la Magdalena por la Calle Mayor

En el interior sobresale el conjunto escultórico del Retablo Mayor y las imágenes situadas en la nave, obra de José Ramírez de Arellano (siglo XVIII), autor de las esculturas de la Santa Capilla del Pilar. La iglesia poseyó un retablo de Damián Forment que hoy se conserva troceado en dos capillas del templo.

Durante los trabajos de restauración, al levantar el suelo e ir rebajando niveles se encontró una necrópolis cristiana con 375 cuerpos y también se dio con restos óseos en la cripta detrás del Retablo Mayor que era desconocida porque se había utilizado como sala para la caldera durante todos estos años.

Los cuerpos se han estudiado y se han vuelto a inhumar. Además, las reformas que se han hecho en la iglesia han permitido encontrar restos mudéjares e incluso el alminar de una mezquita (sobre la que se construyó el templo cristiano que luego se tiraría también para construir el actual ya en el siglo XIV) o incluso un trozo de calzada romana datada en el siglo I.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑