Cenotafio dedicado a la memoria de tres funcionarios municipales asesinados el 23 de agosto de 1920

Cenotafio dedicado a la memoria de tres funcionarios municipales asesinados el 23 de agosto de 1920

El 17 de agosto de 1920 comenzaba en Zaragoza una huelga general de los responsables del alumbrado público.

Con el paso de los días se fueron fundiendo las bombillas y deteriorando la iluminación de toda la ciudad, sumiendo a Zaragoza en la penumbra.

La situación se fue agravando hasta que el 23 de agosto varios funcionarios, encabezados por el arquitecto municipal José de Yarza y Echenique, junto al ingeniero César Boente y Álvarez y al operario Joaquín Octavio de Toledo y Errazu decidieron salir a arreglar los desperfectos.

Estaban ocupados en realizar esa labor a la altura del número 30 del Paseo de la Independencia cuando un pistolero, al parece ser perteneciente al movimiento anarquista, les disparó, matando en el acto a los tres funcionarios.

La sociedad zaragozana de la época se vio sacudida por un gran sentimiento de duelo e indignación. En el año 1924, el ayuntamiento encargó al arquitecto Miguel Navarro Pérez; y al escultor Joaquín Tobajas un cenotafio para recordar el trágico suceso.

El monumento inicialmente fue erigido en el Paseo de la Independencia en marzo de 1924 pero la reforma del paseo en 1961 supuso el traslado del monumento a su emplazamiento actual.

Dirección: Paseo de la Constitución, en la glorieta situada en la confluencia con las calles de don Hernando de Aragón, Isaac Peral y San Ignacio de Loyola

Tags: , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑