Las mejores croquetas de Zaragoza

Las de nuestras madres y abuelas son las mejores, eso ya lo sabemos, pero las croquetas se han convertido además en uno de los platos principales de muchos bares y restaurantes de Zaragoza. La receta tradicional ha dado paso a la innovación, cambiando la clásica bechamel con trocitos de jamón por pollo al curry, rabo de toro, boletus e incluso camarones.

Tal es el resurgir de la croqueta que hay locales que la han convertido en la protagonista de su carta. Repasamos algunos de los mejores rincones zaragozanos donde disfrutar de las más originales, sabrosas y contundentes.

¿Crees que nos dejamos alguno? ¡Dínoslo en los comentarios!

 

Croquetas en la Taberna Doña Casta

Taberna Doña Casta

Si te gusta el tapeo sin demasiadas florituras, la Taberna Doña Casta, en la popular área de el Tubo está especializada en croquetas caseras y huevos rotos.

Aquí Dora Gracia (cocinera-propietaria) y su equipo apuestan por la cocina aragonesa tradicional y por los platos más caseros con recetas de la abuela. Todo se hace al momento, y encontramos tanto platos clásicos como tapas muy bien hechas. La experiencia provocará una pequeña perturbación en vuestra cuenta corriente, pero valdrá la pena.

Dirección: Calle Estébanes 6

 

Bar Entalto croquetas calle mayorBar Entalto

Taberna castiza donde las haya, el Entalto es famoso entre los amantes de su plato estrella: las croquetas.

Desde las clásicas de jamón hasta sabores de lo más variopintos, como roquefort con beicon; ternasco o longaniza, en su carta encontraréis esta tradicional tapa para todos los gustos y apetitos, ya que podéis pedir media ración si no estáis muy hambrientos ese día.

Es además uno de los mejores locales para tapear en La Madalena, con una carta de raciones sencilla pero todas gustosas y a buen precio.

Dirección: Calle Mayor 50

 

Croquet ArteCroquet Arte

De la pasión por las croquetas, que es lo mismo que decir del amor, defendido a capa y espada, por la receta materna, nace este local.

Su intención no es otra que dar de comer como si estuvieras en casa pero en una atmósfera contemporánea: mobiliario retro, con piezas artesanales, sin manteles, colorista… Hay versiones especiales (de carabineros, de salmón con puerros o de pollo al caramelo…) y ejemplares más recurrentes.

En Croquet Arte se venden croquetas, desde las artesanas tradicionales a las más innovadoras, para llevar a casa o para consumir en el propio local.

DirecciónCoso 14

 

Croqueta y Presumida zaragozaCroqueta y Presumida

Croqueta y Presumida es una oda a un plato tan nuestro como es la croqueta. De ahí que aquí podamos disfrutar de este rico entrante artesano elaborado diariamente con leche fresca y del que disponen quince variedades, entre las que destacan sabores tan espectaculares como centollo o queso Idiazábal, chuletón, verduras, chipirón en su tinta y ¡hasta chocolate!

Por supuesto, también cuentan con las clásicas como las de jamón, bacalao, setas o huevo y york. ¡Perfectas para ser compartidas!

Dirección: Camino de las Torres, 38 (esquina con Pedro María Ric, 38)

 

El Trujalicoel trujalico zaragoza

El Trujalico vive en una dimensión donde las etiquetas se colapsan: es un bar, un café, un restaurante, una vermutería… Bueno, básicamente es una trinchera donde refugiarse a cualquier hora del día.

Un espacio que combina la baldosa blanca de toda la vida con ladrillos a la vista y paredes inacabadas, de aire vintage e industrial.

Su equipo apuestan por la cocina aragonesa tradicional y por los platos más caseros con recetas de la abuela. Todo se hace al momento, y encontramos tanto platillos clásicos como tapas muy bien hechas.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible como las bolitas de bacalao, las croquetas -todo un sello de identidad del establecimiento- o las salmueras -salmueras de calidad que llegan desde Salazoneras Aragonesas, en Albalate del Arzobispo-. Y unos bocatines fenomenales (guardia civil, escabeche con anchoa, boquerón, tortilla de patata, jamón, queso…)

Dirección: Calle Mayor 14

 

Bodegas AlmauBodegas Almau, El Tubo, Zaragoza

Si decides visitar El Tubo, la popular zona de bares de tapas situada en el casco histórico de Zaragoza, no te pierdas Bodegas Almau, un lugar lleno de encanto regentado ya por la cuarta generación desde que fuese fundado en 1870.

Bodegas Almau es un lugar ideal para refrescarse con una copa de vino y una de sus sugerentes tapas. El local es pequeño y dispone de una barra larga y unas pocas mesas.

Entre las especialidades de la casa, el dulce de anchoa (anchoa en salmuera abierta, crema de rulo de cabra, confitura de tomate y virutas de chocolate amargo), la anchoa reina (anchoa en salmuera, crema de aguacate, menta con sirope de Módena y almendra picada), la explosión de vinagre (anchoa en salmuera abierta sobre una base de paté de atún, boquerón y aceituna negra) o la anchoa garum, con miel y moscate.

También puedes dejarte seducir por los montaditos de embutidos y quesos, jamón batido, rebozados varios y algunas de las mejores croquetas de la ciudad.

Dirección: Calle Estébanes 10

 

Restaurante La Ternasca zaragoza el tuboLa Ternasca

La Ternasca es un restaurante situado en el tubo zaragozano, a 1 minuto escaso de la Plaza de España. Su especialidad es el Ternasco de Aragón. Eso sí, servido de mil formas diferentes. Se pueden encontrar desde elaboraciones clásicas como costillas a la brasa, croquetas o canelones, hasta propuestas más innovadoras elaboradas con nitrógeno líquido u otras técnicas vanguardistas.

La Ternasca abrió sus puertas apostando por una cocina aragonesa de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad. El restaurante ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones. Todo ello ofrecido desde una atención cuidada y cercana. Siempre con una sonrisa.

A cargo de los fogones está Cristian Yáñez, un verdadero apasionado de la cocina aragonesa. A lo largo de su trayectoria, ha pasado por las cocinas de algunos restaurantes conocidos en la ciudad, como Las Lanzas, el Botín del Corregidor, El Chalet, el Aragonia Palafox o el Doña Petronila.

Dirección: Calle Estébanes 9

 

El Meli del TuboCroquetas mix, mini croquetas de boletus y foei, jamón y cecina y conejo escabechado en el Meli del Tubo

Situado en la calle Libertad, a pocos minutos de la Plaza de España y de la Plaza del Pilar, el Méli del Tubo es un establecimiento sofisticado, con un aire retro y tropical, que ofrece tapas y raciones de estilo creativo y joven, en un ambiente cuidado y cercano y con una buena relación calidad y precio.

Llenan cada noche gracias a una fórmula infalible: tapas creativas para el comensal intrépido.

Entre las especialidades de la casa, el ceviche bonaerense de langostinos con chips de plátano macho, la tapa de chuletón la tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza),  la carrillera de cerdo asada al horno con salsa de soja y miel sobre base de patata panadera y con tape de aros de cebollita frita, la butifarra de setas sobre cama de borrajas con ali-oli dulce de moscatel gratinado al horno, el chupa-chups de ternasco asado con queso de cabra y rebozado con migas de pan, la hamburguesa de rape y gambas con cebolla caramelizada en mistela de Valencia, las delicadas patatas bravas, servidas en un original cucurucho de cerámica, la falsa croqueta de yuca y mojo colombiano o el mix de croquetas (mini croquetas de boletus y foei, jamón y cecina y conejo escabechado servidas en una huevera).

Dirección: Calle Libertad 12

 

Taberna Tragantúacroqueta en la taberna tragantua

Situado al lado de la popular Plaza de Santa Marta, el Tragantúa ofrece una amplia barra y unas pocas mesas en la planta calle, además de un pequeño comedor en la bodega.

Todo se hace al momento, y encontramos tanto platillos clásicos como tapas muy bien hechas.

Entre sus especialidades, las raciones de chipirones, el adobo, la gamba de Huelva, los calamares, los pescaítos fritos, los pimientos de padrón o el secreto ibérico, todo delicioso y cocinado a la vista.

No os perdáis sus croquetas de jamón de jabugo. Las hemos probado y puede que sean las mejores croquetas de Zaragoza…

Dirección: Calle Diego Dormer 17

 

bar cervino la almozara zaragozaBar Cervino

La carta, sencilla, queda corta, pero se encuentran auténticas perlas, como la hamburguesa de ternasco, el langostino con panko o los huevos rellenos de lacón o de pechuga de pollo y jamón.

Su especialidad son las croquetas, ineludibles (cremosísimas y con marcados tropezones).

El Cervino ha elevado la croqueta a la categoría de pequeña aventura culinaria. Olvidaos de las de jamón y pollo y aventuraos a probar la multitud de combinaciones que ofrecen. Podréis encontrar creaciones afortunadas, como las de ternasco, las de rape y gambas, las de queso de oveja con nueces; y las de borraja con trufa, por ejemplo.

El Cervino os romperá el corazón con su vermut cinco estrellas.

Dirección: Calle Ainzón, 18

 

Los Victorinoslos victorinos zaragoza bar de tapas

Esta pequeña tasca aragonesa algo escondida en una estrecha calle peatonal entre la calle de Don Jaime I y la plaza de Santa Marta figura entre los mejores 50 restaurantes de España según el periódico el Mundo.

Nada mas entrar en Los Victorinos verás una barra repleta de deliciosos bocadillos, tapas y raciones, te recomendamos que pruebes el pimiento relleno de rabo de toro, el montadito de Boletus y la croqueta de jamón de bellota con cecina y de brandada de bacalao. La decoración, compuesta por cabezas de toros y carteles de corridas antiguas, crea un ambiente cálido y muy, muy agradable.

Dirección: Calle José de la Hera 6

 

Los Zarzillos

Los Zarzillos no es un bar cualquiera, es una trinchera, uno de los pocos refugios que resisten en los intestinos del Casco Histórico – la estrecha calle José de la Hera- que mantiene vivo el espíritu cada vez más diluido de la zona.

En la barra se cuece la magia del local. La plataforma donde se deslizan las mejores cañas del barrio.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible como el montadito de chuletón, la minihamburguesa de potro, el carpacio de wagyu, los garbanzos con bogavante o los huevos rotos con trufa. Y unas croquetas fenomenales.

Un clásico a la hora del aperitivo y cuando cae la tarde. Es el sitio perfecto para tomar unas cañas con los amigos los fines de semana.

Dirección: Calle José de la Hera, 2 (bocacalle de la Calle Don Jaime)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑