Las mejores raciones de patatas de Zaragoza

Nos hemos atrevido a escoger las mejores raciones de patatas de Zaragoza. Los puristas tomarán partido por las fórmulas tradicionales que pasan de generación en generación de los establecimientos de toda la vida, mientras que muchos descubrirán nuevas y creativas recetas, pero igual de sabrosas.

La ViñaLa Viña (Calle Jordán de Urries 59)

La Viña es un pequeño establecimiento situado en una bocacalle de la Calle Don Jaime. Adil ha fusionado los sabores del norte de Marruecos y del Sur de España para traernos deliciosas berenjenas en tempura y salsa dulce, patatas bravas, patatas en salsa aragonesa, pinchos morunos y algunas de las mejores croquetas de la ciudad.

Las patatas están bien cocinadas y tienen buena textura y sabor. Las salsas, hechas en el día de manera artesanal, son deliciosas. Aunque La Viña suele estar repleto, el servicio amable y una de las mejores relaciones calidad-precio de la ciudad hacen que la espera merezca la pena. Su selección de vinos es excelente.

La Bodega del Tío Jorge ofrece las mejores raciones de bravas de TorreroLa Bodega del Tío Jorge
(Mesones de Isuela 50)

Torrero continúa cobijando bares y tascas que son referentes de la gastronomía popular en Zaragoza.

En el límite de la zona antigua del barrio, se encuentra desde 1963 La Bodega del Tío Jorge (Calle Mesones de Isuela 50) un sitio bueno, para que se te salten las lágrimas.

Cuadradas, simétricas, bien presentadas, con una salsa suave, sus bravas son ideales para acompañar, por ejemplo, uno de los mejores vermuts del planeta. También ofrecen una variedad de vinos que llega hasta el techo.

JalosPatatas Caseras en el Jalos (Calle Sanclemente nº7)

La hamburguesa, el plato americano por excelencia ha sufrido una profunda transformación en los últimos años. De la típica hamburguesa con patatas fritas que comprábamos cuando no nos apetecía cocinar hemos pasado a auténticas delicias gourmet. Una de las mejores hamburgueserías de Zaragoza es Jalos.

Solo por la cuidada decoración y la animada clientela hipster que se junta allí merece la pena ir a tomar algo. Si al estudio antropológico le sumas hamburguesas diferentes y de calidad y espléndidos platos mexicanos, como los nachos con guacamole, los deliciosos totopos, las quesadillas “pollo loco” o los tacos de cochinita pibil, sería un error no acercarse.

Hay un factor invariable en Jalos: todo es casero y hecho desde cero. Bien sean sus salsas, panes artesanos o patatas, que cortan diariamente a mano y nunca congelan.

Bar DumboPatatas Bravas en el Bar Dumbo (Calle de López Allué 2)

La carta del bar Dumbo es una fusión de la gastronomía española y siria: hamburguesas, falafel (croquetas de garbanzos), baba ganouch (crema de berenjenas), warak el enab (hojas de parra con arroz), hummus (crema de garbanzos), bocadillo de lomo con pimientos o tortilla de patata son algunas opciones.

La decoración del local no es gran cosa, pero no le resta ni una pizca de encanto al bar Dumbo, que destaca por su buen hacer y mimo al producto.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible. Y unas patatas Dumbo (papas recién hechas con mahonesa) fenomenales.

Patatas Bravas en el Bar BocatarteBocatart (Calle Pedro Cerbuna 9)

Si quieres probar unas de las mejores patatas bravas de la ciudad tendrás que peregrinar hasta la calle Cerbuna, justo al lado de la Plaza San Francisco y la Universidad de Zaragoza.

Sirven unas raciones a buen precio con abundante salsa que dan ganas de repetir y acompañar de dos botellines más de cerveza. Los bocadillos están también buenísimos

Su terraza es una atractiva parada entre los estudiantes cuando llega el buen tiempo.

Patatas Bravas en la Cafetería FaustinoCafetería Faustino (Plaza San Francisco 3)

El Faustino es uno de los restaurantes de Zaragoza de toda la vida, y por sus salones pasaron muchas de las celebraciones familiares mañas de los años 70 y 80.

Recientemente el espacio ha renovado su carta, manteniendo su estética kitsch setentera y todo su encanto.  El Faustino ofrece dos ambientes bien diferenciados. Por un lado, la planta baja, con una gran barra donde se come de pie en mesas altas.

El otro área del Faustino es un agradable salón en la planta de arriba, donde se sirven los exquisitos platos de la carta. Sus patatas bravas son auténticas, con una textura muy cremosa y presentadas de una manera tan “cuqui”, que te quedarás sin batería en el móvil de hacerles tantas fotos. Además de las bravas, recomendamos probar la hamburguesa de foie con boletus con el pan con semillas de amapolas y la burger egg, con queso cheddar, cebolla frita, tomate, bacon crujiente, salsa de la casa y huevo a la plancha.

El Divino GastrobarPatatas Bravas en El Divino Gastrobar (Calle Don Jaime I, 54)

En la calle Don Jaime hacía falta un local de tapas de estilo creativo y joven, pero sin juegos de manos.

El Divino es un pequeño y entusiasta café de espíritu vintage, que atrae a mucha gente joven para charlar a media tarde o ya para tomarse la primera copa alrededor de una mesa, sin agobios, y con la buena disposición de sus camareros.

También tienen buenas tapas y raciones, así como una selección de tartas artesanas.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, pero sobre todo buen producto a precio asequible. Y unas bravas fenomenales.

La RepublicanaLa Republicana (Calle Mendez Nuñez 38)

La Republicana es un popular bar y restaurante situado entre el Tubo y la calle Don Jaime, que sirve buenas tapas a precios razonables. Es un café antiguo decorado con una mezcla ecléctica de antiguedades y fotos que recuerdan los años de la segunda republica española.

La especialidad de la Republicana son los huevos rotos, una deliciosa mezcla de patatas fritas y huevos suficiente para abarcar una comida en sí misma. También recomendamos el mojo con papas (patatas con salsa picante), el pollo al curry con piña o queso azul y las tostadas de cebolla caramelizada.

Bar BretonBar Bretón (Calle Tomás Bretón 20)

Hablar del Bar Bretón es hablar de sus deliciosos bocadillos y raciones y de su agradable trato. Como su nombre indica, está situado en la Calle Bretón, muy cerca del Campus Universitario.

El local del Bar Bretón es amplio, con una gran barra y algunas mesas para sentarse. El servicio es excelente, amable y cordial. Os recomendamos el plato de huevos rotos con virutas de jamón y las patatas a las cuatro salsas.

Los huevos rotos con virutas de jamón son deliciosos, con patatas bien hechas (nada que ver con las congeladas que nos ha tocado sufrir en las últimas ocasiones que hemos pedido este plato en otros establecimientos), jamón transparente y delicado y unos huevos con un sabor y textura intensos.

El Corro de la PatataQuiosco (Calle Prudencio 30, entre las calles Alfonso I y Manifestación)

El Quiosco es un acogedor y agradable establecimiento situado justo al lado del Pilar que ofrece algunas de las mejores patatas de Zaragoza.

El local, pequeño pero decorado con buen gusto, cuenta con un par de mesas donde se puede comer, aunque la mayoría de las personas opta por la opción  “take away” (para llevar).

Entre las opciones de patatas asadas están la British, la Almadrava, la Vegetariana, la Mexicana o nuestra favorita, la Boina. Además,  el Corro de la Patata dispone de una amplia variedad de cafés, incluido un logrado café frappé.

The Bronson BarThe Bronson Bar (Cinco de Marzo 14, pasaje entre Espumosos y Calamar Bravo)

The Bronson Bar rinde tributo al actor Charles Bronson, protagonista de títulos como ‘Los doce del patíbulo’, ‘El justiciero de la noche’ o ‘La gran evasión’ con una amplia  colección de afiches, pósters y objetos de películas del duro actor estadounidense.

La especialidad de The Bronson Bar son sus hamburguesas, elaboradas de manera totalmente artesanal. En cuanto a las patatas, recomendamos “Amor y Balas”, una ración de patatas gajo a las siete salsas, acompañada de la mejor salchicha Bronson y “Los Siete Magníficos”, un enorme plato de patatas gajo a las siete salsas.

Los ZagalesTerraza de Los Zagales (Calle Comandante Repolles, 21)

Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular de la zona de San Miguel.

Los Zagales apuesta por la cocina tradicional y por los platos más caseros con recetas de la abuela. Todo se hace al momento, y encontramos tanto bocadillos clásicos como raciones muy bien hechas.

Camareros geniales.

MordiscoEl Mordisco (Calle Honorio García Condoy 4)

Si quieres probar unas de las mejores patatas bravas de la ciudad tendrás que peregrinar hasta El Mordisco, un bar de toda la vida en el barrio de Torrero.

Sirven unas raciones a buen precio con abundante salsa que dan ganas de repetir y acompañar con unas cañas bien tiradas.

De su cocina, con ánimo de tasca tradicional, salen estupendos bocadillos y raciones muy bien hechas, que son un recorrido por el recetario más regional echando mano de todo el espléndido producto de proximidad que se les pone a tiro.

SaudadeSaudade (Avenida de la Almozara 42) (Avenida de la Almozara 42)

El Saudade ofrece una apetitosa cocina tradicional de diferentes partes del mundo. La especialidad son los bocadillos. El del bosque, que incluye solomillos de cerdo, setas y queso es uno de los favoritos, sin olvidar las hambuerguesas o el bocadillo más tradicional de bacon, queso y huevo.

Además, la carta ofrece una amplia y económica variedad de tostadas, ensaladas, pita pizzas, burritos, platos para compartir y postres caseros (si tenéis posibilidad probar la tarta de galleta y chocolate).

¿Salivando? Tienen casi una veintena de opciones para elegir. Y unas bravas fenomenales.

Si crees que hay otro lugar que debería estar en nuestra lista, dinos cuál y nos acercaremos de propio a saborear sus patatas para ver si merece estar en esta selección!.

Tags: , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑