Lugares de Interés Los pasajes más bonitos de Zaragoza

Publicado el 17 de diciembre de 2018 | por David Gimenez

Los pasajes más bonitos de Zaragoza

Zaragoza está llena de lugares bonitos, jardines secretos, e incluso patios muy bonitos, pero es una ciudad que se define por sus edificios y monumentos más importantes, que normalmente son también los más grandes.

En cambio, los pasajes, son la expresión minúscula del urbanismo. Callejuelas en la sombra de las grandes avenidas, creadas para solucionar un problema, bien de edificación o de tráfico. El pasaje es una excepción, y probablemente sea eso lo que nos fascina de ellos.

Hacen que una ciudad se convierta en un pueblo. La escalera se reduce, hay plantas en lugar de coches. Nos sentimos acogidos.

 

Decoración del Restaurante El CiclónPasaje del Ciclón

El zaragozano Pasaje del Comercio y de la Industria, más conocido como Pasaje del Ciclón se construyó entre 1882 y 1883 por el arquitecto Fernando de Yarza a instancias del Marqués de Ayerbe. Desde el año 2008, el Pasaje del Ciclón ha iniciado una ambiciosa renovación, buscando entremezclar la calidad de sus nuevos establecimientos con el tradicional encanto de un lugar único en el corazón de Zaragoza.

Así que, en estos momentos, además de pasearos por uno de los lugares más bellos y emblemáticos de la ciudad, podréis disfrutar de un agradable café con tarta casera rodeados de plantas aromáticas en el Café Botánico, de helados de fruta natural con denominación de origen en Dino y de vanguardistas souvenirs y productos aragoneses en Basilicus y Caelum.

Una de las últimas novedades del pasaje ha sido El Ciclón, un restaurante que ofrece tapas y raciones modernas en un espacio cosmopolita, que fusiona el estilo industrial con el vintage.

Dirección: Entre la Plaza del Pilar, la Delegación del Gobierno y las calles Alfonso y Santiago

 

Pasaje PalafoxPasaje Palafox de Zaragoza

El Pasaje Palafox se encuentra en la planta baja de un edificio del centro de Zaragoza proyectado por los arquitectos José de Yarza y Teodoro Ríos en 1952. El pasaje se comporta como una calle comercial cubierta que une el Paseo de la Independencia y las calles de 5 de Marzo y San Diego.

En su sótano se encontraba la cafetería Club Radio Zaragoza, donde tenían lugar numerosos conciertos a mediados de los años 60. Pero en décadas posteriores, la que fuera la primera galería comercial de Zaragoza, envidiada por su esplendor de los 70, fue quedándose vacía. En la actualidad, el pasadizo de los cines Palafox se encuentra en un abandono casi absoluto.

El pasaje de Palafox nos transporta a una Zaragoza de un pasado que convive con el presente, no sabemos bien hasta cuando.

Dirección: Comunica el Paseo de la Independencia y las calles de 5 de Marzo y San Diego

 

pasaje argensola zaragozaPasaje Argensola

El actual pasaje Argensola está ubicado en el lugar que albergó un teatro con el mismo nombre. Zaragoza es ciudad en la que los pasajes comerciales no triunfan casi nunca. Se inauguran con muchas perspectivas pero poco a poco languidecen y al final la mayoría de sus comercios cierran.

La excepción es este pequeño pasaje entre el Paseo de la Independencia y la calle Moneva; en ésta última antaño radicaban bares tan emblemáticos como El Calamar Bravo, La Mejillonera, La Tropicana o La Nicanora.

Si hay un pasaje donde se come bien, con permiso del Pasaje del Ciclón, es este. Tenemos un clásico como el Café del Tibet, un restaurante con vocación de ofrecer una panorámica de la amplitud gastronómica de la India; El Jalos, un restaurante especializado en tres tipos de comida: mexicana, hamburguesas y vegana; y Fray Juán, que ofrece sabrosas hamburguesas, bocadillos y patatas fritas de elaboración casera utilizando ingredientes de gran calidad.

Dirección: Entre el Paseo de la Independencia y la calle Moneva

 

Pasaje de los GilesPasaje de los Giles

El Pasaje de los Giles es uno de los rincones más bonitos del Tubo. Está situado entre las calles Estébanes y Cuatro de Agosto, fue diseñado en el siglo XIX por Ricardo Magdalena e integra el patio del antiguo Palacio de los Esteban, del siglo XVI.

Hay comercios, oficinas y balcones que derraman vegetación.

Es un paso donde se respira silencio y calma, y ​​una placa invita a respetarlos.

Dirección: Entre las calles Estébanes y Cuatro de Agosto

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑