Lugares donde probarás algunas de las mejores tapas de Zaragoza

Ya sea a base de quesos finos, carnes suculentas o aproximaciones modernas a los sabores de siempre, Zaragoza está llena de lugares vibrantes para tomar una tapa. Por esa razón, hemos querido dar a conocer esos lugares tradicionales o vanguardistas donde se sirven algunas de las mejores tapas de la ciudad.

Bar Gilda en la Calle San PabloBar Gilda (San Pablo 38)

En el histórico barrio de San Pablo hacía falta un sitio como el Bar Gilda, un local de tapas de estilo creativo y joven, pero sin juegos de manos.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas como el arenque con guacamole, pero sobre todo buen producto a precio asequible como las bombas (aceitunas rellenas), las anchoas del cantábrico o el jamón batido. Y unos guardia civiles fenomenales, que son homenaje-variación a la receta tradicional.

El local es muy, muy agradable y suele tener muestras fotográficas espléndidas.

El Méli del TuboEl Méli del Tubo (Calle Libertad 12)

Situado en la Calle Libertad, a pocos minutos de la Plaza de España y de la Plaza del Pilar, el Méli del Tubo es un establecimiento sofisticado, con un aire retro y tropical, que ofrece tapas y raciones originales y de calidad en un ambiente cuidado y cercano y con una buena relación calidad y precio.

Entre las especialidades de la casa, el ceviche bonaerense de langostinos con chips de plátano macho, la tapa de chuletón la tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza),  la carrillera de cerdo asada al horno con salsa de soja y miel sobre base de patata panadera y con tape de aros de cebollita frita, la butifarra de setas sobre cama de borrajas con ali-oli dulce de moscatel gratinado al horno, el chupa-chups de ternasco asado con queso de cabra y rebozado con migas de pan o las delicadas patatas bravas, servidas en un original cucurucho de cerámica.

Pinocho Gastro BarPinocho Gastro Tapas (Calle de San Rafael 27)

Este pequeño y encantador Gastro Bar, situado a pocos pasos de la Avenida Madrid y de Vía Universitas, es el lugar perfecto para parar a tomar una caña y picar algo rico de comer en el Barrio de las Delicias. En la zona hacía falta un local de tapas de estilo creativo y joven, pero sin juegos de manos.

El servicio es muy amable, y podemos pedir tapas y raciones que son poco comunes en Zaragoza, como por ejemplo el milhojas de ternasco con gratén de ajo, las berenjenas con brandada de bacalao o el solomillos con arroz hani.

No os perdáis tampoco su tartar de atún y su espectacular ganache de chocolate blanco con aceitunas negras y galleta de romero. Recomendado reservar.

darlalata tapas zaragozaTaberna Dar La Lata (Calle Doctor Casas 9)

Lo dicen todas las guías del mundo y sentimos repetirnos pero Darlalata (ganador del XXIII Concurso de Tapas de Zaragoza con ‘Bonito estacional’) es, bueno, para que te salten las lágrimas.

Quien escribe, con el paso de los años ha desarrollado un sentido arácnido, que se dispara cuando ve venir según qué eslóganes. “Tapas creativas” es uno de ellos. Seamos justos: este es un término que el Darlalata no utiliza en ningún momento.

Después que abrieron sus puertas en 2014, con poco ruido y mucho trabajo (y un inexplicable silencio por parte de los medios de comunicación) este restaurante de tapas ha consolidado una mayoría silenciosa de clientes que aman las sorpresas.

tragantua2Taberna Tragantúa (Calle Diego Dormer 17)

Situado al lado de la popular Plaza de Santa Marta, el Tragantúa ofrece una amplia barra y unas pocas mesas en la planta calle, además de un pequeño comedor en la bodega.

Entre sus especialidades, las raciones de chipirones, el adobo, la gamba de Huelva, los calamares, los pescaítos fritos, los pimientos de padrón o el secreto ibérico, todo delicioso y cocinado a la vista.

No os perdáis sus croquetas de jamón de jabugo. Las hemos probado y puede que sean las mejores croquetas de Zaragoza…

hermanos2Hermanos Teresa (Calle del General Ricardos 11)

Situado en el barrio de San José, algo alejado del centro turístico de Zaragoza, el Bar Hermanos Teresa es un clásico de la escena gastronómica zaragozana que bien merece el desplazamiento.

La fachada y la decoración del local es sencilla, pero no te dejes engañar por las apariencias, la barra del Hermanos Teresa  está llena de suculentos pinchos de autor, a cual más atractivo y las paredes repletas de premios, menciones y diplomas.

Su especialidad son las tapas y raciones de sabores tradicionales como los callos de ternasco, las cocochas de bacalao al pil-pil, las madejas de cordero, los calamares fritos o la deliciosa tortilla de patata sobre salsa de pimentón y cominos.

angel3El Angel del Pincho (Calle de Jordán de Urries 5)

El Angel del Pincho es un bar de tapas con un estilo propio, que fusiona la cocina japonesa y la argentina utilizando productos frescos y locales.

El plato estrella es la tempura de hoja de borraja, producto de la fusión de un producto tan popular como la borraja, con una técnica tan tradicional de la cocina japonesa como la tempura.

Entre nuestras recomendaciones los pajaritos de la huerta (cebollas tiernas en tempura), las empanadas argentinas y el pincho de carne con salsa de soja.

lavina1La Viña (Calle Jordán de Urries 5)

La Viña es un pequeño establecimiento situado en una bocacalle de la Calle Don Jaime. Adil ha fusionado los sabores del norte de Marruecos y del Sur de España para traernos deliciosas berenjenas en tempura y salsa dulce, patatas en salsa aragonesa, pinchos morunos y algunas de las mejores croquetas de la ciudad.

Todo se cocina en el acto y aunque La Viña suele estar repleto, el servicio amable y una de las mejores relaciones calidad-precio de la ciudad hacen que la espera merezca la pena.

melimelo1Méli-Mélo (Calle Mayor 45)

Situado en la céntrica Calle Mayor, a pocos minutos del Coso y de la Plaza del Pilar, el Méli Mélo es un establecimiento moderno con un toque vintage, que ofrece tapas y raciones originales y de calidad. El Méli-Mélo ofrece dos ambientes bien diferenciados, un gran mostrador donde se come de pie y un intimo y agradable reservado para comidas y cenas con  unas pocas mesas.

Entre las especialidades de la casa, la tapa de ternasco con patata (ganadora del 12º Concurso Provincial de Tapas de Zaragoza), el bombón de foie con queso de cabra y crema de orejones, el queso de cabra rebozado en frutos secos con confitura de albaricoque y la hamburguesa de rape y gambas con cebolla caramelizada.

Casa Juanico Casa Juanico (Calle de Santa Cruz 21)

Desde el año 1929, Casa Juanico ofrece servicio, calidad y buen hacer. Este establecimiento ofrece algunas de las mejores tapas que podrás disfrutar en Zaragoza.

Situado al lado de la Plaza del Pilar, este coqueto local dispone a diario de una barra llena de tapas con más de 50 especialidades. La más famosa, el jamón con chorreras, fue la tapa oficial de Aragón en la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas como los gusanitos de seda pero sobre todo buen producto a precio asequible como el huevo de bacalao (brandada con crema de calabaza y caviar de miel).

Casa Pedrotartar de atún en casa pedro (Calle de la Cadena 6)

Los hermanos Javier y Luis Antonio Carcas han triunfado con este ambicioso resumen de su filosofía de las tapas.

Casa Pedro abrió las puertas en 2006 apostando por una cocina aragonesa de autor elaborada con productos de temporada, próximos y de calidad.

El restaurante, situado en el casco antiguo de Zaragoza, es un espacio con identidad propia: la construcción, su ubicación y su historia son el reflejo de todo aquello que expresan la zona antigua de la ciudad y su entorno.

El objetivo es conseguir que las personas que lo visitan encuentren en él un ambiente agradable y confortable.

Platos como el pez mantequilla (con un golpe de parrilla y apenas recubierto con una pincelada de la salsa coreana kimchi) o la merluza asada con crema de erizos ya forman parte del patrimonio gastronómico de la alta cocina de Zaragoza.

Bar Cervinobar cervino la almozara zaragoza (Calle Ainzón, 18)

Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular de La Almozara.

Todo el mundo es bienvenido a este recuadro imposible hecho de baldosa antigua y madera prehistórica, rebozado con carteles antediluvianos de bebidas refrescantes y cervezas. Completan la pintura una recua de neveras de bodega pre-Transición.

La carta, sencilla, queda corta, pero se encuentran auténticas perlas, como la hamburguesa de ternasco, el langostino con panko o los huevos rellenos de lacón o de pechuga de pollo y jamón.

Este pequeño espacio, es un potente concentrado de todos los ingredientes que todavía hacen de La Almozara más abisal un enclave singular en la geografía oculta de Zaragoza. Su especialidad son las croquetas, ineludibles (cremosísimas y con marcados tropezones).

La Vieja Calderatapas en la vieja caldera (Avenida Estudiantes, s/n, Santa Isabel, Zaragoza)

Hay locales que otorgan carácter al barrio y La Vieja Caldera es uno de ellos.

Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular del barrio de Santa Isabel.

Por la mañana, la bodega acoge hombres que acuden a leer el periódico y a beberse una cañita.

Este coqueto local dispone a diario de una barra llena de tapas con más de 50 especialidades. La más famosa, la falsa ostra de borraja, patata y jamón, obtuvo el premio a mejor tapa de Zaragoza el pasado año 2016.

Si crees que hay otros lugares que deberían estar en nuestra lista de las mejores lugares para tomar tapas en Zaragoza, dinos cuál y nos acercaremos de propio a saborearlas para ver si merece estar en este TOP!

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑