Agenda Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Publicado el 30 de mayo de 2018 | por David Gimenez

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Hay gente a la que le encanta ir a cazar “pokemones” por la ciudad… nosotros te proponemos un paseo artístico y cultural (y en tranvía) por la obra de ocho de los ilustradores más interesantes del momento, que han utilizado a las Heroínas de los Sitios como fuente de inspiración.

En su búsqueda de nuevos soportes en el que el entorno urbano sirva para conectar y acercar la cultura visual contemporánea a la ciudad, el Festival Asalto nos propone por cuarto año consecutivo utilizar las paradas de tranvía de Zaragoza como soporte para llevar a cabo instalaciones artísticas y convertir el acto cotidiano de usar el tranvía en una experiencia cultural y artística única y emocionante.

Así, la espera de las miles de personas que cada día viajan en el tranvía, conocerán algo más sobre Casta Álvarez, Agustina de Aragón, la condesa de Bureta, María Rafols, Manuela Sancho, María Agustín y Josefa Amar y Borbón.

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

En pleno siglo XXI el mundo está revolucionado por unos hechos que marcan el hombre y la mujer en igualdad de condiciones. Estamos viviendo un momento donde la figura de la mujer tiene su papel y reconocimiento por su valía, al igual que los hombres. Por ello, esta nueva edición de la Parada Asalto ha decidido hacer un homenaje a las heroínas de los Sitios de Zaragoza, realizado por 8 artistas.

La figura de las heroínas de los Sitios está perfectamente relacionada con la figura de Goya como narrador fundamental de los acontecimientos sucedidos en los sitios en su obra Los desastres de la guerra.

Por ser un tema de plena actualidad que aúna diferentes temas emblemáticos relacionados con la ciudad, el Festival Asalto considera que la interpretación de estas heroínas por parte de los artistas seleccionados en esta edición puede ser un proyecto que, además de establecer una unión con la historia de la ciudad, apoya a la implementación de unos valores sociales trasversales de igualdad y reconocimiento entre personas independientemente de su sexo y sí por su condición humana.

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Los sitios o asedios de Zaragoza durante el año 1808 corresponden a uno de los capítulos más importantes de la Guerra de la Independencia. Durante este periodo, supone uno de los momentos más valientes de la guerra, cargado de héroes civiles que fueron una fuente de inspiración para numerosos artistas, entre ellos Goya.

Ni más ni menos que 82 grabados fueron los que conformaron Los desastres de la guerra, cargado de numerosos sucesos en plena madurez artística. Se caracteriza fundamentalmente en lo que fue, no una obra donde se plasmaba la valerosidad y el éxito de las hazañas de una guerra sino más bien lo contrario, la brutalidad y aberración de la guerra, con la representación de todo tipo de sucesos acontecidos que muestran los síntomas de un asedio en una ciudad como Zaragoza.

Retratos de personas anónimas que se convirtieron en protagonistas de un hecho histórico, sin precedentes en Zaragoza.

Súbete con nosotros al tranvía y comencemos la ruta…

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Las Heroínas de los Sitios de Zaragoza

Agustina de Aragón (Barcelona, 1786 – Ceuta, 1857). Agustina Raimunda Zaragoza y Doménech era la hija de un matrimonio leridano que se trasladó a Barcelona. A los 15 años se casó con Juan Roca, artillero de 22 años. Él tuvo que ir a Zaragoza para defender la ciudad en la Guerra de la Independencia y ella le acompañó. El 2 de julio, vio cómo los franceses habían acabado con toda la defensa zaragozana, dejando una brecha perfectamente abierta para entrar en la ciudad. Agustina pasaba entonces al lado de un sargento que estaba colocando un botafuego para disparar un cañón, pero los franceses le dispararon y cayó muerto.

La heroína prendió el cañón y la bomba hizo estragos ante el enemigo. Su acto supuso una gran inyeccion de moral entre la maltrecha tropa aragonesa. Palafox, presente en aquel momento histórico, quitó las jinetas al sargento fallecido y se las colocó a Agustina. Tras la capitulación, fue hecha prisionera y trasladada a Francia con su marido y su hijo, pero el niño murió. A su regreso a España participó en varios combates, hasta que su marido falleció.

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Condesa de Bureta (Gerona, 1775 – Zaragoza, 1814). Consolación Azlor y Villavicencio se casó en 1795 con Juan Crisóstomo López Fernández de Heredia, barón de Salillas, por lo que establecieron su domicilio en Zaragoza. Un año después se les concedió el condado de Bureta.

En 1805, murió el conde y Consolación conoció a Pedro María Ric, barón de Valdeolivos. Tras distinguirse ambos en el primer Sitio se casaron el 1 de octubre de 1808. En el segundo Sitio también defendió activamente Zaragoza, poniendo su casa a disposición de quien lo necesitara, reclutando gente e incluso organizando baterías.

Casta Álvarez (Zaragoza, 1786 – Cabañas de Ebro, 1846). La maña Casta Álvarez nunca fue herida en combate pero destacó por su impulso a la hora de la lucha. Después de la guerra se casó con un agricultor de Cabañas de Ebro, al que sobrevivió muchos años y del que no tuvo descendencia. Su vida tomó un cariz de discreción tras el histórico enfrentamiento, hasta tal punto que su personaje ha sido pasto de las más variadas leyendas.

Hay quien dice que era tomada por loca y que la gente se mofaba de ella; otros cuentan que incluso cuando iba a Zaragoza a cobrar la pensión de guerra, los empleados de la contaduría se aprovechaban de su indefensión y se quedaban el dinero.

Manuela Sancho (Plenas, 1783 – Zaragoza, 1863). “Recomiendo con particularidad a Manuela Sancho que, tanto en el ataque del día treinta y uno de diciembre del año pasado, como en el de ayer sirvió de artillería y mortero como pudiera haberlo hecho el mejor artillero”. Así informó el nada dado a los halagos Mariano Renovales a Palafox acerca del comportamiento de la heroína en la defensa del convento de San José. Hasta tal punto llevó su arrojo que, en una de las afrentas, fue dada por muerta y sepultada por montones de cadáveres. Tras ser rescatada, pudo recuperarse de las heridas en el vientre por cuya curación nadie apostaba.

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

María Agustín (Zaragoza, 1784 – Alagón, 1831). Procedente de una familia muy humilde de la parroquia de San Gil, tuvo que ponerse a servir de niña en una casa del barrio de San Pablo, donde conoció a Pedro Roncal, otro de los criados. Se casaron en 1805. Ya durante la guerra, María se encargó de labores logísticas, y fue ejerciendo esta tarea cuando sufrió una grave herida en el cuello, pese a la cual continuó con sus obligaciones en el frente. Fue poco afortunada en el reparto de las pensiones de la guerra hasta 1815, cuando Palafox le concendió esa gracia. Fue la única zaragozana califcada como “impedida de un balazo”.

Josefa Amar y Borbón (Zaragoza, 1753 – 1833). Escritora y pedagoga, perteneció a una familia aragonesa culta y bien situada. Se la considera una de las principales figuras de la Ilustración española y precursora del feminismo. También fue socia de mérito de la Real Sociedad Aragonesa de Amigos del País. Se dice que su gesta más heroica, además de la ayuda económica a la resistencia, la ejerció como espía política para el general Palafox.

Madre Rafols (Villafranca del Penedés, 1781 – Zaragoza, 1853). María Josefa Rosa Rafols Bruna formó parte en su juventud de un grupo de caridad que atendía el hospital de San Pablo de Barcelona. En 1804 trabajaba en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, que en 1808 fue quemado por las tropas francesas. Los enfermos tuvieron que trasladarse a la Casa de Misericordia. La piedad de la Madre Rafols durante la contienda es de sobra demostrada, incluso imploró socorro al mariscal francés Lannes para los acogidos (que llegaron a ser más de seis mil). Este les dio agua, alimento y un salvoconducto para recoger los restos de las reses que les servían a ellos de sustento.

Parada Asalto: 8 artistas reinterpretando a las Heroínas de los Sitios en las paradas del tranvía

Puedes mantenerte al día de sus últimas novedades y actividades a través de las redes sociales Facebook, Instagram o el hashtag de Twitter #paradaasalto y ver toda la información sobre los artistas y sus intervenciones en su página web www.festivalasalto.com

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑