Blog Juana Jiménez Vázquez, marquesa de Encinares, retratada magistralmente en 1917 por el aragonés Francisco Pradilla

Publicado el 18 de julio de 2018 | por David Gimenez

Una Noche en el Museo Goya

Desde ZaragozaGuía nos gusta participar de la actividad cultural de la ciudad. Por eso, cuando nos invitaron al evento “Noche en el Museo Goya” con un grupo de bloggers zaragozanos acudimos encantados.

Nos recibó en el hall del museo María Teresa de Vallabriga y Rozas, condesa de Chinchón (Zaragoza, 6 de noviembre de 1759 – 26 de febrero de 1820), aristócrata española, mujer del infante Don Luis de Borbón y suegra de Manuel Godoy.

Nos recibó en el hall del museo María Teresa de Vallabriga y Rozas, condesa de Chinchón (Zaragoza, 6 de noviembre de 1759 - 26 de febrero de 1820), aristócrata española, mujer del infante Don Luis de Borbón y suegra de Manuel Godoy.

Una Noche en el Museo Goya

Según nos explicó, ella y su familia tuvieron una relación muy especial con Francisco de Goya, descrita al detalle en una carta que el genial pintor aragonés le escribió.

La carta se perdió con el paso del tiempo y quedó olvidada en diferentes rincones del Museo Goya.

La noche en el museo iba a consistir en encontrar los fragmentos perdidos, y para ello nos reunieron en diferentes equipos (a nosotros nos tocó en el grupo de  los “sombreros de Goya”).

A través de varias pistas, cada grupo debía descubrir uno de los trocitos de la carta de Goya. Al final de la noche nos reuniríamos en el hall del museo y uniríamos las partes para descubrir qué le decía Goya a Doña Maria Teresa en la carta.

Una Noche en el Museo Goya de Zaragoza

La primera pista tenía que ver con las casas del puente que Juan Bautista Martínez del Mazo pintó en su obra “La Vista de Zaragoza en 1647”. Las casas del puente incluían las cifras 12 y 2 y en una cercana taquilla con el número 14 encontramos la segunda pista.

La primera pista para encontrar la carta de la condesa a Goya tenía que ver con las casa del puente que Juan Bautista Martínez del Mazo pintó en su obra "La Vista de Zaragoza en 1647".

El segundo acertijo tenía que ver con una reina y un circo. Además, el texto hablaba de un “disparate” y de un “grabado original”, por lo que nos trasladamos a la segunda planta, donde se encuentra la colección de grabados de Goya.

El segundo acertijo tenía que ver con una reina y un circo. Además, el texto hablaba de un "disparate" y de un "grabado original", por lo que nos trasladamos a la segunda planta, donde se encuentra la colección de grabados de Goya.

El segundo acertijo tenía que ver con una reina y un circo. Además, el texto hablaba de un "disparate" y de un "grabado original", por lo que nos trasladamos a la segunda planta, donde se encuentra la colección de grabados de Goya.

Los Caprichos, los Desastres de la Guerra, la Tauromaquia y los Disparates… El Museo Goya de Zaragoza es el único lugar del mundo donde pueden verse todos los grabados de Goya.

Entre las más de 1000 piezas expuestas encontramos “La reina del circo (disparate puntual)” un grabado de Goya de la serie Disparates hecho entre los años 1816 y 1824, que contenía la segunda pista.

Este nuevo indicio nos mostraba una fotografía con una señora de finales del siglo XIX o principios del XX vestida de azul, por lo que nos desplazamos a la planta 3, donde se encuentran las obras que conforman el legado de Goya.

La señora de azul era Juana Jiménez Vázquez, marquesa de Encinares, una aristócrata pintada magistralmente en 1917 por el aragonés Francisco Pradilla.

Juana Jiménez Vázquez, marquesa de Encinares, retratada magistralmente en 1917 por el aragonés Francisco Pradilla

Mujer de indudable belleza y juventud, quedó tan encantada con el retrato que le había hecho Pradilla, que no sólo se fotografió con el pintor en el estudio, a ambos lados del retrato, sino que se lo cedió temporalmente para que lo mostrara en la exposición de ese año en Madrid.

A sus pies encontramos la tercera pista, que nos indicaba que debíamos encontrar la obra más antigua del museo, por lo que caminamos hasta la planta 1, donde se hayan los antecedentes de Goya.

La obra más antigua del museo es un retablo gótico fechado en 1450. Muy cerca de el descubrimos un cofre con un candado que requería un código.

La obra más antigua del museo es un retablo gótico fechado en 1450

Probamos con el año de la obra más antigua y logramos abrir la caja y descubir la siguiente prueba… Teníamos que encontrar una obra de Goya muy importante, expuesta en el museo y relacionada con animales.

Encontramos la última pista en el retrato de Félix de Azara… Militar y destacadísimo naturalista (1742-1821) es una de las mejores obras salidas del pincel de Goya, por su maestría y su espectacularidad cromática.

Encontramos la última señal en el retrato de Felix de Azara

¡Misión cumplida! María Teresa de Vallabriga y Rozas, condesa de Chinchón, nos dió nuestro trocito de la última carta que Goya le dirigió.

¡Misión cumplida! María Teresa de Vallabriga y Rozas, condesa de Chinchón, nos dió nuestro trocito de carta que Goya le dirigió.

Mientras esperábamos a que el resto de grupos encontraran sus partes de la carta disfrutamos de un espléndido ágape.

Mientras esperábamos a que el resto de grupos encontraran sus partes de la carta disfrutamos de un espléndido ágape.

Mientras esperábamos a que el resto de grupos encontraran sus partes de la carta disfrutamos de un espléndido ágape.

En su carta, Goya expresaba a María Teresa de Vallabriga y Rozas, condesa de Chinchón, que el retrato de su familia estaba terminado, y que era su obra más íntima y cercana por el cariño que les tenía.

El lienzo, titulado “La familia del Infante don Luis”, es la primera gran composición a la que se enfrentó Goya, un gran retrato colectivo que realizó diecisiete años antes que el de la familia de Carlos IV.

En el centro del cuadro aparece el infante don Luis de Borbón jugando al solitario con cartas mientras peinan a su esposa María Teresa de Vallabriga. Tras él aparecen sus hijos Luis y María Teresa.

la familia del Infante don Luis coleccion magani roca

La zona izquierda del cuadro está ocupada por el propio pintor inmortalizando la escena y por varias damas mientras que en la zona derecha aparecen varios caballeros y un ama de cría con María Luisa, la hija menor del infante, en brazos.

En la actualidad, la pieza se puede disfrutar en la colección Magani-Roca, en Parma, Italia.

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑