Más de 300 m2 acogen este establecimiento que recrea las tradicionales cervecerías del sur de España.

Como es habitual en esta franquicia, presente con 6 establecimientos en Zaragoza, su oferta se basa en una carta de 100 modalidades diferentes de pequeños bocadillos de pan recién horneado y relleno de ingredientes variados. Desde las recetas más tradicionales, con productos típicos españoles como el chorizo a la sidra, los calamares rebozados o el mojo picón, hasta recetas extranjeras como el perrito caliente americano.

Además, una pequeña parte de su carta es dulce, con ejemplos como el montadito de pan con chocolate o el de dulce de leche.

Dirección: Paseo de Sagasta 12