Cuando se cumplen 150 años de su ingreso en las aulas, la Universidad de Zaragoza ha querido organizar una gran exposición que recorre la biografía del científico, explora su inmenso legado, aún insuficientemente conocido, y, sobre todo, trasluce una segunda intención, más allá de la de reivindicar su figura.

La exposición no quiere extinguirse después de Reyes, tras su clausura. La Universidad quiere enarbolar la bandera de Cajal y tener algún espacio para recordar permanentemente su figura.

De las conversaciones de las próximas semanas, o días, pueden salir los cimientos de algo que se ha venido reclamando durante décadas. Pero eso ya se verá.

De momento, todo el espacio expositivo que tiene el Edificio Paraninfo se ha consagrado a la figura del investigador aragonés, que aún hoy sigue siendo el científico más citado en todo el mundo en publicaciones especializadas, y al que el ojo certero de Emilia Pardo Bazán calificó como “el primer sabio popular que ha habido en España”.

el primer microscopio de cajal

Todos los espacios expositivos del Paraninfo se vuelcan en mostrar, del modo más completo posible, la figura del Premio Nobel de Medicina desde una perspectiva novedosa, prestando especial atención a la vinculación de Cajal con Zaragoza y la Universidad, así como al conjunto de la familia, poniendo especial cuidado en los aspectos científicos y las múltiples facetas de su personalidad.

Las salas Goya y Saura realizan un recorrido por la vida de Santiago Ramón y Cajal. Su familia tiene orígenes en Larrés, localidad oscense desde donde su padre se desplaza a Barcelona para estudiar Medicina, por lo que durante su infancia y adolescencia, la familia sigue los traslados profesionales del padre en diversas localidades aragonesas.

Ramón y Cajal recala en Zaragoza en 1869, se licencia en Medicina en junio de 1873 y ejerce de profesor en la Universidad de Zaragoza.

fotografias de ramon y cajal zaragoza

Aquí conoce a su esposa y tiene sus primeros hijos. Cajal se jubila en 1922 y la Universidad de Zaragoza, para homenajearle, encarga a Mariano Benlliure la estatua que ahora destaca en la escalinata principal del Paraninfo.

Cajal escribe en 1922: “Zaragoza es algo mío, muy íntimo, que llevo embebido en mi corazón y en mi espíritu y palpita en mi carácter y en mis actos”.

Se puede contemplar en la exposición su tesis doctoral, el Atlas anatómico y los expedientes académicos tanto de Santiago Ramón y Cajal como de su padre y su hermano Pedro.

Tras el recorrido por la vida del Premio Nobel, la exposición nos muestra sus investigaciones sobre el sistema nervioso central, cuya teoría de que estaba compuesto por células individuales (las neuronas) iba en contra de las creencias aceptadas en ese momento que afirmaban que se trataba de una red continua.

descubrimientos de ramon y cajal

na vez establecida sólidamente su teoría neuronal, le siguen numerosos descubrimientos y el emprendimiento de una gran obra, consistente en el estudio sistemático y detallado de la arquitectura y organización del sistema nervioso central.

Virtuoso del lápiz, sus habilidades artísticas son decisivas en su capacidad para dibujar con todo lujo de detalles lo que veía en el microscopio, y se pueden admirar 25 dibujos inéditos en la exposición.

Cajal siempre ha sido reconocido por las instituciones, tanto aragonesas como nacionales e internacionales. Así, se puede contemplar su primer gran éxito académico internacional en 1889 en Alemania; el Premio Moscú de París en 1900; la Medalla Helmholtz en Alemania en 1905; y el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1906. Del mismo modo ha sido reconocido también por sus estudiantes, que le regalaron una placa con motivo de la concesión del Nobel y que se puede contemplar en la exposición.

A raíz del Premio Nobel se multiplica y democratiza su notoriedad y tras su jubilación mantiene su actividad, aunque va decayendo progresivamente hasta su muerte en 1934.

cartas antiguas de ramon y cajal

La escuela neurológica española, que dará lugar al Instituto Cajal-CSIC, centro mundial para la formación en técnicas neurohistológicas para el estudio del sistema nervioso y del que se muestran obras inéditas de sus discípulos; las primeras ediciones de todos los libros de Cajal que se exponen en la Biblioteca Universitaria; y la actualidad neurológica en el siglo XXI, que sigue confirmando las técnicas de Cajal son otros ámbitos que también recorre la exposición por las distintas salas del Paraninfo.

La exposición tiene doce grandes apartados compuestos por 324 obras, dedicados a los numerosos aspectos que componen la rica y compleja figura del nobel aragonés.

Del 7 de octubre de 2019 al 11 de enero de 2020
Lugar:
Salas Goya, Saura, Joaquín Costa, África Ibarra y Biblioteca, Paraninfo (Plaza Paraíso 4)
Horario: 
Lunes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 21 horas
Entrada: 
Libre

Consulta la agenda completa de exposiciones en Zaragoza.

Exposición "Santiago Ramón y Cajal. 150 años en la Universidad de Zaragoza" en el Paraninfo