Beso de desayuno es uno de esos pequeños comercios que ofrecen una mirada distinta al consumo e ideas nuevas. Un espacio dónde encontrar diseño de autor, piezas realizadas a mano, ilustración, complementos creativos personalizados.

Hay auténticas maravillas encerradas en sus vitrinas, expuestas en armarios abiertos o colgando de viejos árboles de hierro, dibujos alrededor del mostrador… Así es Beso de desayuno, todo pendientes en flor y niñas sonrientes en camafeos, pulseras de cuero, plata grabada y cristal de roca.

Dirección: Calle Ossau, 4
Facebookhttps://www.facebook.com/Beso-de-desayuno