42 años. Nació en Zaragoza aunque está afincada en Barcelona. Se define como tenaz y persistente, feliz cuando está en la montaña o en un parque con su perrita Trufa, o en casa leyendo un buen libro.

De pequeña ya le gustaba dibujar y quería ser pintora, como su tía Carmen Faci. Ilustradora vocacional, estudió Bellas Artes en la Universidad de Salamanca.

Candela Ferrández ha conseguido hacerse un hueco innegable en el mundo de la ilustración infantil y juvenil gracias a haber creado un estilo personal e identificable que rebosa energía y frescura.

Ha publicado libros infantiles y juveniles, entre los que destacan “Minus Lupus“, una historia muy divertida de Anne Loyer en la que una caperucita contemporánea atemoriza al hijo del lobo, “Demain on part su Mars“, una obra en la que se explica a los niños un montón de cosas sobre la aventura espacial y “Cole de Locos“, una colección de 6 volúmenes escrita por Dashiel Fernández que cuenta las travesuras de cinco amigos y transmite valores como la amistad, el valor y el deseo de aventuras.

Ilustración de Candela Ferrández para "Minus Lupus", una historia muy divertida de Anne Loyer en la que una caperucita contemporánea atemoriza al hijo del lobo

Ilustración de Candela Ferrández para “Minus Lupus”, una historia muy divertida de Anne Loyer en la que una caperucita contemporánea atemoriza al hijo del lobo

Cuéntanos a qué te dedicas en la actualidad, cuáles son tus frentes abiertos ahora mismo

Acabo de terminar un libro-juego para Penguin Random House USA, con un montón de actividades para que los niños aprendan sobre los 50 estados de Estados Unidos. Ojalá este proyecto me abra camino allí, ya que es un mercado enorme y muy interesante.

¿Cuándo empezaste a dibujar?

Desde siempre. De pequeña ya dibujaba y quería ser pintora, como mi tía Carmen Faci, que pintaba unos cuadros maravillosos y con un gran manejo del color. Siempre he estado en contacto con el mundo del arte y me ha gustado mucho leer, así que ilustrar libros me pareció la mejor opción profesional, aunque abrirse camino en este sector no es nada fácil.

¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la ilustración?

Estudié Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, porque me encantaba dibujar y pintar, pero no tenía muy claro cuál podía ser mi salida profesional. Al acabar la carrera hice un curso específico de ilustración en la escuela EINA de Barcelona y vi claro que eso era lo mío.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como ilustradora?

Empecé como ilustradora en España. Es un trabajo inestable y para lograr vivir de esto te lo tienes que plantear como una carrera de fondo, aceptando que la precariedad te va acompañar durante un tiempo incierto.

Por eso estoy muy agradecida a las editoras de Montena, que confiaron en mí para la serie Marta la rara y otros libros juveniles. Fueron los primeros trabajos que me dieron visibilidad y a raíz de ellos empecé a tener más encargos.

¿Qué es lo que más te gusta dibujar?

Me gusta mucho dibujar animales, flores, plantas y también personajes, ya sean adultos o niños. Además siempre quise ilustrar algún libro de cocina, así que ha sido muy divertido ilustrar unos libros de pastelería para niños en Larousse y un libro con pegatinas sobre la elaboración del pan, para Milan.

"Demain on part su Mars", una obra en la que se explica a los niños un montón de cosas sobre la aventura espacial

“Demain on part su Mars” es una obra en la que se explica a los niños un montón de cosas sobre la aventura espacial

¿Cuáles son los temas recurrentes en tu obra?

Trabajo por encargo y me he especializado en libros infantiles de divulgación. Se aprende mucho, no sólo leyendo los textos, sino buscando la documentación. Disfruto especialmente con los que tratan sobre naturaleza: animales, plantas, ecología… También sobre historia, o como te decía antes, sobre cocina.

¿Cómo definirías tu estilo de ilustración?

Alegre, divertido y colorista. Me gustan las ilustraciones trabajadas, con muchos personajes y detalles, y si el proyecto lo permite, pintadas con rotuladores de colores y lápices. Si bien hoy con el ordenador pueden hacerse cosas chulísimas, creo que el color a mano siempre imprime interés a las ilustraciones.

¿Qué es para ti lo más importante a la hora de plantearte una ilustración?

Intento que no sean meramente decorativas y que aporten un valor añadido al texto. Y, en caso de que sean ilustraciones de divulgación, procuro documentarme bien.

¿Cuál es tu ilustración favorita?

Tengo especial cariño a una ilustración que hice para la revista infantil francesa Manon de unos ositos panda haciendo yoga.

Y cuál fue un reto

Un trabajo reciente: ilustrar el libro sobre “Marte Demain on part sur Mars”, porque tuve que dibujar, con gracia y utilizando mi estilo, pero con rigor, robots, naves espaciales, trajes de astronauta, material técnico… vamos, cosas que no suelo dibujar. El proceso fue muy divertido y gratificante.

Otro reto que tengo ahora mismo es inculcar a mi hija Manuela, que ahora tiene solo 3 meses, el amor por los libros, los comics y la ilustración, conforme vaya creciendo. Ojalá un comic de Astérix o Lucky Luke, o un libro del Pequeño Nicolás le haga pasar tan buenos ratos como he pasado yo.

La serie de libros "Cole de Locos" es una colaboración entre el escritor Dashiel Fernández y la ilustradora Candela Ferrández

La serie de libros “Cole de Locos” es una colaboración entre el escritor Dashiel Fernández y la ilustradora Candela Ferrández

¿Qué tipos de cosas influencian tu trabajo?

Todo lo que haces te influye. Desde una excursión o una visita a un museo, hasta una canción, un libro o una película. Si te refieres a referentes del mundo de la ilustración, admiro mucho el trabajo de clásicos como Sempé, Molina Gallent, Quentin Blake, William Steig, Tomi Ungerer… Y de ilustradores actuales, me encantan Meritxell Duran, Marta Altés, Tor Freeman, Clotilde Perrin…

¿Crees que tu presencia online (blog, redes sociales…) han ayudado a que se conozca tu trabajo?

Las redes sociales son un medio muy potente para conseguir visibilidad, pero lograr que esa presencia de frutos supone invertir mucho tiempo. No sé si le dedico todo el tiempo que debiera, pero cuando estoy más tranquila de trabajo procuro actualizar mis perfiles. Además, las redes sociales me permiten descubrir el trabajo de otros ilustradores y estar en contacto con ellos.

¿Cuál ha sido tu último trabajo?

Un libro infantil de divulgación sobre la Prehistoria. ¡He aprendido un montón de curiosidades y dibujar mamuts, dientes de sable y neandertales siempre es divertido!

¿Hacia dónde te gustaría dirigirte en un futuro?

Seguir con la ilustración de divulgación para niños, porque me encanta y además aprendo mucho. También le estoy dando vueltas a hacer un proyecto propio, incluido el texto: me gustaría empezar con un libro ‘pop up’. De pequeña me fascinaban esos libros con desplegables.

La ilustradora y diseñador gráfica Candela Ferrández

¿Tienes algún barrio favorito?

Me encanta la zona de la Plaza San Francisco, con sus barecillos estudiantiles. También me gusta mucho pasear con mi perra por el Parque Grande y por las riberas del Ebro, o sentarme en una terraza mirando al Arco del Deán o a las murallas romanas.

¿Cuál es tu sitio favorito para tomar un café?

Me gusta mucho el Café de Levante, ya de cría hacíamos allí la pausa con mis amigos cuando íbamos a la biblioteca de Doctor Cerrada a estudiar. También tengo devoción por La Fama: cuando estoy en Barcelona recuerdo con verdadera nostalgia sus churros.

Un restaurante

Tengo muchas ganas de probar el restaurante del Paraninfo, de los dueños de La Granada. Me han hablado muy bien de los menús y el lugar es muy bonito. También me hace mucha gracia un sitio que hay en el Cabezo Buenavista, donde hacen carnes a la brasa.

Un lugar para tomarse un trago

La coctelería Gregory’s, en la Calle Joaquín Costa. Un clásico de toda la vida.

Obra de Candela Ferrández para la serie de divulgación Explique-moi

Obra de Candela Ferrández para la serie de divulgación “Explique-moi”

¿Cuál es tu museo o sala de exposiciones preferida?

Me encanta el Pablo Gargallo, y me da pena que no sea un museo más conocido fuera de Zaragoza, porque es una maravilla: el contenido, el edificio y la plaza donde está. El Museo Provincial, en la Plaza de los Sitios, también me gusta mucho; me encanta su tranquilidad. También es muy interesante el Paraninfo, con su Museo de Ciencias Naturales.

¿Nos recomiendas otro artista zaragozano?

Clara Carnicer me parece una artista total: es música, pintora, hace humor gráfico… Sus dioramas y animaciones de plastilina son fantásticos.

También recomiendo vivamente los dibujos de mi amigo Isaac García. Es autodidacta total y no viene del mundo de la ilustración ni trabaja en esto: empezó a dibujar para matar el tiempo cuando nos confinaron y hace unas ilustraciones geniales, que tienen muchísima gracia, con acuarela y rotuladores.

Hasta aquí la entrevista a Candela Ferrández. Puedes seguir su trabajo a través de su webInstagram.