Querido diario, Hoy comienza oficialmente mi cuarentena. El plan sofá, manta y Neftlix siempre es bien. Pero, una vez devorada la tercera temporada de Élite, me di cuenta que esto iba a ser mucho más duro de lo que pensaba. Y no fui el único que llegó a esa conclusión. Mientras unos corrían al Mercadona para acabar con las existencias de papel higiénico, yo me dirigía al altillo para desempolvar mi antigua PlayStation y averiguaba cómo funcionaban las llamadas en grupo de WhatsApp. Sin ser consciente de ello, me di cuenta de que volvía a tener 12 años y mi máxima aspiración era conocer todas las opciones de Minijuegos. Espero, por el bien de mi ordenador, que en 2020 el antivirus sea más resistente que en 2007″.

Con este mensaje ha comenzado este lunes el primer episodio de Diario de un zaragozano en cuarentena, una serie ideada desde la web maña Zaragoza Ciudad para ilustrar y amenizar los días confinados en nuestras casas.

Ante el avance del coronavirus en España, las autoridades han pedido que la gente permanezca en casa, en la medida de lo posible, para frenar el contagio y evitar así el colapso del sistema sanitario. El encierro voluntario puede resultar algo tedioso, pero esta crisis sanitaria nos ha pillado en la era de la hiperconectividad.

‘Diario de un zaragozano en cuarentena’ es un ejemplo de las originales y desinteresadas iniciativas que han surgido desde el sector cultural de la ciudad de Zaragoza para hacer más ameno este confinamiento y no solo a los más pequeños, también a los mayores.

El contenido de esta serie es de naturaleza transmedia, es decir, que los capítulos se adaptarán a los formatos de las distintas plataformas de la web y podrán tomar forma de vídeo, texto o imagen.

Cada día publicarán un capitulo escrito en su página web (por ahora podeís leer el primero). El contenido audiovisual lo compartirán en sus redes sociales Facebook, Twitter e Instagram. ¿Te la vas a perder?