Las áreas de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza han coordinado sus actuaciones durante las últimas horas para limitar al máximo cualquier tipo de actividad en la vía pública entre los días 8 y 18 de octubre, las fechas de las habituales Fiestas del Pilar que este año no se celebran, en las que no se facilitará ningún acto o evento que pueda generar aglomeraciones o invitar a celebraciones públicas entre la ciudadanía.

Las licencias que se conceden desde Servicios Públicos para actuar en la calle quedarán suspendidas temporalmente y tampoco se permitirá la organización de ferias o mercados.

Del mismo modo, el área de Urbanismo no formalizará las tradicionales ampliaciones de horarios para los establecimientos de la ciudad, a la vez que se denegarán todas las actividades extraordinarias que no figuren en las licencias de funcionamiento y que puedan suponer concentraciones de personas en el interior o exterior de los establecimientos.

Tampoco se permitirán actividades ocasionales en espacios abiertos al público con montajes de carpas o elementos portátiles.

Por otro lado, tanto la Muestra Agroecológica como el mercado de la Plaza San Bruno no se celebrarán este fin de semana (10 y 11 de octubre), habiéndose ofrecido ya la posibilidad de montarlos otro día de forma extraordinaria. Además, no estará permitido el montaje de barras en el exterior de los establecimientos.