El Gobierno de Aragón reabrirá a partir del próximo 2 de junio la mayor parte de sus museos, archivos y bibliotecas tras su cierre obligado el pasado 13 de marzo a consecuencia de la declaración del estado de alarma.

Aunque durante todo este tiempo los centros aragoneses han seguido ofreciendo al público la posibilidad de hacer uso de sus servicios de manera telemática, es a partir de esta próxima semana cuando se podrá visitar de manera presencial las instalaciones.

Las nuevas tecnologías y redes de comunicación han facilitado durante estos más de dos meses el acceso a gran parte de sus fondos o la posibilidad de visitar algunas exposiciones. Además, las redes sociales han permitido la comunicación e interacción con el público a distancia mediante la realización de diversas actividades o la participación en diferentes eventos virtuales.

Los archivos históricos provinciales aragoneses han sido los primeros en iniciar esta fase de desescalada puesto que esta misma semana han comenzado a recibir usuarios con cita previa, retomando así la atención presencial suspendida durante las últimas semanas por el confinamiento.

No obstante, durante este tiempo, sus trabajadores han seguido prestando servicio, atendiendo a usuarios telemáticamente mediante el correo electrónico. Se han establecido turnos rotatorios que han permitido incluso continuar con los procesos de digitalización, y se han desarrollado labores relacionadas con la depuración de bases de datos, establecimiento de estrategias de difusión y descripción documental.

Durante los dos meses que los archivos han permanecido cerrados físicamente, se han dado a conocer miles de documentos, especialmente fotografías, vídeos y archivos sonoros.

Por lo que respecta a los Museos dependientes del Gobierno de Aragón (IAACC Pablo Serrano, Museo de Huesca, Museo Pedagógico de Aragón y Museo Juan Cabré) su apertura está prevista para el próximo martes, 2 de junio. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha trabajado para garantizar la seguridad en la reincorporación al trabajo de los empleados públicos, la conservación de los bienes de interés cultural y la apertura y atención al público.

Con este objetivo ha seguido las recomendaciones y pautas de actuación plasmadas en el documento técnico de planificación para gestionar la reapertura de los museos distribuido a las comunidades autónomas desde el Ministerio de Cultura.

En el caso del Museo de Zaragoza, su apertura se retrasa a causa de las obras que el Ministerio de Cultura está realizando en la zona exterior y en el patio interior del edificio, trabajos que se prevé que finalicen a principios del próximo mes de julio.

Por otra parte, las bibliotecas públicas aragonesas, que han continuado estos meses prestando servicio a través de medios digitales, abrirán sus instalaciones a lo largo del próximo mes de junio.