A su importante colección en torno al genio de Fuendetodos, el Museo Goya de la Fundación Ibercaja sumó a principios de octubre una muestra temporal con obras de Picasso (estará hasta el 16 de enero) y ahora acaba de incorporar un cuadro de Rubens que se podrá visitar hasta el próximo 30 de enero.

Goya, Picasso y Rubens, tres grandes maestros de la pintura universal que convierten en estos momentos al espacio de la Calle Espoz y Mina en uno de los mejores museos del país.

El Rubens que ha cedido de forma temporal el Museo de Bellas Artes de Pau es  ‘Tetis recibiendo las armas de Aquiles‘, realizado por el pintor flamenco en su estudio de Amberes entre 1630 y 1635.

Pedro Pablo Rubens, uno de los máximos exponentes del estilo barroco en el siglo XVII, ilustra en el cuadro un pasaje de la Ilíada, el poema épico de Homero que narra la Guerra de Troya, y forma parte de una serie de ocho obras que el pintor flamenco realizó como modelo para una serie de tapices con el tema de la ‘Historia de Aquiles’.

La escena, basada en el mito griego representa el momento en el que Aquiles, terriblemente afectado por la muerte de su amigo Patroclo, asesinado en combate bajo los brazos de Héctor, implora a su madre que le proporcione nuevas armas, y Tetis va a la fragua de Vulcano y le pide al dios herrero que haga una nueva armadura y un escudo para Aquiles.

El Museo Goya exhibe un óleo de Rubens como nueva obra invitada

La pintura ‘Tetis recibiendo las armas de Aquiles’ gira en torno a este episodio que divide la obra en dos partes. En el lado izquierdo, el mundo de los océanos; y en el derecho, el mundo del fuego, los volcanes y la tierra. En la pintura pueden observarse junto a Tetis, vestida de rojo, a Vulcano y su esposa Charis, además de una ninfa que recibe de mano del dios del fuego el escudo para Aquiles y un ‘putto’ junto a un tritón que emerge del agua.

Además de los protagonistas del cuadro, aparecen herreros y otros elementos referidos al dios del fuego. También se aprecia la presencia de cenefas, características de piezas para tapices. Todo ello, como parte de un conjunto arquitectónico formado por dos pilares que enmarcan la escena con Juno a la izquierda y Júpiter a la derecha.

Se trata de una obra típicamente barroca, donde Rubens se distingue por su sobrecarga decorativa, la exageración de movimientos y expresiones, pero también por el uso predominante de colores cálidos.

La pieza se podrá visitar hasta el 30 de enero en la primera planta del Museo Goya, junto al resto de sus obras barrocas.

La incorporación temporal del cuadro forma parte de una colaboración entre ambos museos, por la que el Museo de Bellas Artes de Pau, exhibe el cuadro ‘Danzantes enmascarados bajo un arco’, del pintor aragonés, procedente del Museo Goya, en su exposición temporal ‘Francisco de Goya, testigo de su tiempo’.

Ésta es la segunda pintura que acoge el Museo Goya en calidad de invitada, tras la cesión en el año 2020 del cuadro ‘San Pedro’ del Greco, procedente del Museo del Greco en Toledo.

 

Lugar: Museo Goya. Calle Espoz y Mina, 23, Zaragoza
Entrada: La tarifa general es de 6 €
Sitio web: http://museogoya.ibercaja.es/
Teléfono:
976 397 387
Horario
: De martes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 20 h. Domingos y festivos, de 10 a 14 h. Lunes cerrado

Consulta nuestra agenda de actividades de Zaragoza para ver los mejores planes de nuestra ciudad.