El Museo Goya de Fundación Ibercaja ha incorporado a su colección permanente el retrato más antiguo que Goya realizó a José María Álvarez de Toledo, Osorio y Gonzaga (1756-1796), duque de Alba.

Hasta ahora se conocían dos retratos realizados por el pintor aragonés a este personaje, marqués de Villafranca (casado con la duquesa de Alba, también retratada por Goya) y que ha pasado a la historia como un hombre muy culto e interesado por la música y las artes. Uno, de medio cuerpo, se expone en el Art Institute de Chicago. Otro, de cuerpo entero, se presenta al público en el Museo del Prado de Madrid.

El que ahora está en Zaragoza no se conocía y se ubicaría cronológicamente en un momento previo a los otros dos, en torno a 1783.

En ese año Goya trabajaba pintando cartones para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara y acababa de ser admitido en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1780), de la cual el duque de Alba era su patrono más joven.

El Museo Goya incorpora un retrato inédito del Duque de Alba pintado por Francisco de Goya

Es el año, también, en el que realizó los retratos de la familia del infante don Luis de Borbón, cuando empezaba a labrarse fama como retratista.

La pintura ha sido identificada por Arturo Ansón en una colección barcelonesa, que hasta ahora lo tenía por retrato anónimo, y ha sido depositado en el Museo Goya por sus propietarios.

«El cuadro lo conocí en la primavera de 2017, cuando los propietarios me invitaron a verlo. Estaba aún sin limpiar, pero desde el primer momento vi que se trataba de una obra muy importante. Poco a poco fui comprobando que había rasgos muy propios de Goya, como el resultado tan espumeante del corbatín del retratado, que ningún otro pintor hace igual, o esa luminosidad tan peculiar que conseguía utilizando un pincel desgastado», ha explicado Ansón, que ha redactado un completo estudio sobre la investigación en español e inglés.

 

MÁS INFORMACIÓN >

 

No vemos al personaje ni envarado ni rígido, sino natural. Goya buscaba sobre todo la sencillez, y que el propio retratado fuera el protagonista.

Como la obra carece de documentación, existía también la incógnita de descubrir la identidad del retratado. Comparándolo con el cuadro que se conserva en Chicago ya se ve a simple vista que se trata de la misma persona, pero los estudios biométricos lo han confirmado.

El cuadro se exhibe en el Salón Dorado del Museo Goya, la sala noble en la que se presentan al público las pinturas de Goya, junto al autorretrato del genio de Fuendetodos.

Con esta nueva incorporación, el centro de la calle Espoz y Mina ya cuenta en su colección con 24 obras de Goya: 23 pinturas y un dibujo, además de las cinco grandes series de grabados que realizó entre 1778 y 1825.

 

Lugar: Museo Goya. Calle Espoz y Mina, 23, Zaragoza
Entrada: 3-6 euros
Horario: De lunes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 20 h. Domingos y festivos, de 10 a 14 h.
Más información en: https://www.fundacionibercaja.es/presentacion-retrato-duque-de-alba

Consulta la agenda completa de exposiciones en Zaragoza.