Isabel Rodríguez Romero es una artista polifacética. A su formación y experiencia como actriz, bailarina y coreógrafa contemporánea, se une su conocimiento del flamenco fusionado con otras danzas y estilos.

A lo largo de su carrera destacan actividades tan diversas como trabajar en el conocido cabaret El Plata (elegida por Bigas Luna, con quien también protagonizó el video que representó a España en la Expo de Shangay), sus colaboraciones cinematográficas con Jordi Colomer o su participación como modelo en vivo en 2012 en la multitudinaria performance en el Museo Thyssen Bornemisza sobre el cuadro de Hopper “Sol de la mañana“, a las órdenes del mítico cineasta norteamericano Ed Lachman.

Performance en el Museo Thyssen Bornemisza sobre el cuadro de Hopper “Sol de la mañana“

Performance en el Museo Thyssen Bornemisza sobre el cuadro de Hopper “Sol de la mañana“

Junto con el bailarín Gustavo Núñez y el coreógrafo Elías Sobrecasas representará el martes 28 y el miércoles 29 de abril en el Teatro de las Esquinas “Ausencia: mi voz a ti, Cernuda”, un espectáculo dentro del Festival Sin Fronteras, que funde el teatro y la danza con la poesía de Luis Cernuda.

Háblanos sobre ti, ¿cuándo empezaste en el mundo de la danza?

Oficialmente, empecé cuando tenía 15 años y gané el primer premio de danza contemporánea en Sevilla, aunque hacía mis pinitos desde los 5 años.

A nivel profesional ¿cómo te definirías?

Profesionalmente, actriz y bailariana, ya que mis estudios son de danza e interpretación.

¿Qué sientes por la danza? ¿qué significa para ti bailar en un escenario?

Pura pasión, me evado. Cuando bailo mi alma se eleva, es algo espiritual.

¿Cómo se te ocurrió la idea de unir los poemas de Luis Cernuda, con la música y la danza contemporánea?

Yo tenía un proyecto que nacía del poemario de Cernuda y de la danza, y el dramaturgo Lorenzo Zapata me aconsejó unir texto y coreografía, de una manera sencilla, pero bien elaborada.

¿Qué quieres transmitir con esta obra?

La ausencia de Cernuda, que nace del amor y del exilio. El era republicano y homosexual y en 1939 tuvo que huir a México.

Sus poemas reflejan la ausencia, hablan de los recuerdos de su niñez en Sevilla, del amor a la tierra y a las personas.

“Ausencia: mi voz a ti, Cernuda”

Isabel Rodríguez Romero, creadora del proyecto de “Ausencia: mi voz a ti, Cernuda”

¿Cómo trabajas un personaje? ¿Va primero escuchar la música y dejarse guiar por el ritmo, establecer unos pasos o poner en el personaje algo de ti misma?

Tuve que meterme en los textos. Al ser de Sevilla también, conocía el barrio donde se crió Cernuda y las callejuelas y plazas que detalla en sus textos.

Aunque soy sevillana, llevo 6 años viviendo en Zaragoza, por lo que podía entender muy bien la ausencia que describe.

¿Que es lo que te resultó más dificil de esta pieza?

La escena final, es de una fuerza desgarradora. Tengo que mostrar la ira por el amor ausente y expresarlo desde muy dentro y para ello me baso en la intensa simbología cernudiana.

¿Cómo ves el futuro de la cultura en España?

Pienso que tendría que abrirse mucho más, es un legado histórico, cultural y artístico inmenso, que no puede perderse de ninguna manera.

Para despedirme quisiera expresar mi agradecimiento a todos los que han apoyado este proyecto, desde el dramaturgo Lorenzo Zapata, al bailarín Gustavo Núñez, pasando por el coreógrafo Elías Sobrecasas y los técnicos Paco Sevilla, Javier Castillo y Jose Antonio Royme.

También a Factory Producciones y Mario Ronzano por haber creido desde el principio en este montaje.

“Ausencia: mi voz a ti, Cernuda” se representará en el Teatro de las Esquinas el martes 28 y el miércoles 29 de abril, dentro del Festival Sin Fronteras.