Almagato es un grupo músico-vocal fundado e instigado por Mauricio Aznar (1964-2000), que se dedica a hacer canciones del folclore de Santiago del Estero y otras regiones del noroeste de Argentina. Mauricio Aznar creó en 1984 Más Birras, el grupo con el que alcanzó un sólido prestigio tras ser lanzado en el programa Radio 3 por Jesús Ordovás.

Su tema “Apuesta por el rock’n’roll”, incluido en el maxi-single “Al este del Moncayo” (1987), escrito por Gabriel Sopeña y popularizado posteriormente por Héroes del Silencio, se ha convertido en un clásico del rock aragonés. Posteriormente Más Birras editó los elepés “Otra ronda” (1988), “La última traición” (1990) y “Tierra quemada” (1992).

Sin embargo Mauricio Aznar empezó a interesarse por el tango de Argentina y otras formas de su folclore, lo que unido al no demasiado exitoso último disco de Más Birras, llevó a disolver el grupo en 1993. La historia de Almagato comienza en el año 1994, cuando Mauricio Aznar, de regreso de un viaje por Argentina, comienza a dar conciertos en Zaragoza.

En uno de ellos, en el Teatro del Mercado, conoce a Jaime Gonzalez, del grupo Amankay. Tras una breve conversación se dan cuenta de que tienen gustos musicales muy parecidos y comienzan a reunirse frecuentemente para ensayar.

Poco después contactan con el violinista todoterreno Jaime Lapeña, que por entonces tocaba en la banda El Bosque, y todavía sin nombre de grupo, graban en el año 1995 su primer trabajo en este tipo de música: “De la Noche a la Mañana” en Delicias Discográficas. En el también colaboraron Gabriel Sopeña, amigo de Mauricio, y Alberto Moreno, de Amankay.

La temprana muerte alcanzó a Mauricio Aznar cuando estaba ilusionado con un futuro repleto de proyectos musicales, comenzando por la grabación del libro-disco «Almagato en Buenos Aires».

Su fallecimiento fue recibido con consternación en el panorama musical aragonés, y el 19 de enero de 2001, miles de personas acudieron al homenaje en su honor organizado por el Ayuntamiento de Zaragoza en el Auditorio, en el que actuaron numerosos grupos y amigos del malogrado músico.

En la actualidad el grupo lo componen Patricia Badián (voz y percusiones), Alicia Fernández (voz y percusiones), Maribel Lardiés (voz, bajo y guitarra), Alberto Moreno (voz, vientos, cuerdas y percusiones), Jaime Lapeña (violín, viola y voz) y Jaime González (voz, guitarra y percusiones).

Con motivo de su concierto 18º aniversario, que se celebrará el próximo 18 de septiembre en el Teatro de las Esquinas, hemos charlado con Jaime González para conocer con más detalle su trayectoria y sus proyectos actuales.

¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la música?

No sé si tanto como dedicarme a la música en un plano totalmente profesional, pero desde luego mi vida sin oír y hacer música no la concibo…

¿Cuáles fueron tus primeros pinitos como músico?

Empecé ya de niño en algún festival de colegio, tocando la flauta dulce e instrumentos similares. Después las cosas se pusieron más serias o mas importantes, o más complicadas, no sé…

¿Cómo definirías Almagato?

Almagato es un grupo músico y vocal, mixto y bipolar, es básicamente anárquico y a la vez disciplinado. Somos un poco raros, ya lo sé…

¿Qué es para ti lo más importante a la hora de plantearte una nueva canción?

Que tenga contenido, que en ni letra ni en música caiga en la banalidad o en lo estándar, y sobre todo, que tenga una historia real detrás. Si no es así, no tiene pegada, no es creíble, no es canción.

¿Qué canción de Almagato te gusta más?

A mí me gustan por igual dos temas de Mauricio, como “Mateando silencios” y “Coplitas para mis pasos”, aparte de otros muchos, claro.

De los trabajos que has hecho en estos 18 años con Almagato, ¿cuáles son aquellos de los que te sientes más orgulloso?

Por tiempo, esfuerzo y dinero invertido, desde luego, del “Sueño del Monte, Sangre, Sudor y Lágrimas”.

Componentes del grupo de folclore argentino Almagato

¿Qué tipos de cosas influencian tu trabajo?

Lo dicho anteriormente, historias auténticas. Una canción no trasmite nada si no procede de un hecho o un sentimiento verdadero. Si sólo es un recurso banal tipo “shalalá, baby”, es una porquería que a lo mejor triunfa como canción de verano o en los 40, pero estará al final condenada al olvido.

El mes de septiembre celebráis vuestro 18º aniversario con un concierto en el Teatro de las Esquinas, ¿cómo ha sido la experiencia hasta ahora?

Agridulce. Sin falsas modestias, siempre que hemos tocado por ahí hemos conseguido que la gente se entusiasme con lo que hacemos, pero por algún motivo si no nos encargamos nosotros de lanzar y producir los conciertos, ni las salas ni las instituciones nos hacen últimamente caso, salvo la ya extinta Campana de los Perdidos, cuya primera actuación, por cierto, la protagonizamos Mauricio y yo en su día.

¿Qué evolución habéis experimentado, desde vuestras primeras actuaciones hasta la actualidad?

Aparte la numérica en cuanto a componentes, hemos ido cuidando las armonías de voces y también ha evolucionado el sonido de la banda.

Se han ido incluyendo nuevos instrumentos como el bajo, el cajón, los teclados, etc.

Y acabamos esta entrevista preguntándote por un grupo y una canción que nos quieras recomendar.

Buscad en Youtube Dúo Orellana-Lucca en el Festival de Cosquín 2016. Eso es un directo en condiciones.

Almagato celebrará su concierto 18º aniversario el próximo 18 de septiembre en el Teatro de las Esquinas.