Fundación Ibercaja y la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País (RSEAAP) rinden homenaje al militar y naturalista Félix de Azara a través del ciclo de conferencias ‘Félix de Azara, el aragonés que se adelantó a Darwin‘, en el 200 aniversario de su fallecimiento.

Ofrecerá cuatro charlas que permitirán profundizar en su figura y en su legado científico y cultural. La primera de ellas tendrá lugar el 20 de octubre 2021, y se prolongarán hasta el 9 de febrero de 2022. Las dos primeras se desarrollarán en el Museo Goya y las dos últimas en la sede de la RSEAAP, todas ellas previa inscripción en el Museo Goya.

El ciclo se enmarca dentro de los actos conmemorativos del 275 aniversario del nacimiento de Francisco de Goya.

 

Ciclo de conferencias

La charla ‘Félix de Azara. Doscientos años después‘, que ofrecerá María Dolores Albiac, profesora emérita de la Universidad de Zaragoza, inaugura el ciclo el 20 de octubre de 2021, a las 20 horas, en el Museo Goya. El día 1 de diciembre, en el mismo escenario, tendrá lugar la conferencia ‘Félix de Azara y la seda nativa‘, pronunciada por Francisco Jordán de Urríes y Azara, senador de la III Legislatura y descendiente de Félix de Azara.

Continuará el 19 de enero de 2022, en la sede de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País con la ponencia ‘Los Azara: una familia oscense de proyección internacional’, a cargo de Juan Carlos Lozano, profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, y finalizará el 9 de febrero de 2022, también en la sede de la RSEAAP, con la charla ‘Retratar a un científico: Goya pinta a Félix de Azara‘ que impartirá Ricardo Centellas, gerente del Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos.

Ciclo de conferencias 'Félix de Azara, el aragonés que se adelantó a Darwin'

Con esta iniciativa Fundación Ibercaja y la RSEAAP ofrecen un merecido reconocimiento a la labor científica del Félix de Azara, un ilustrado aragonés retratado por Francisco de Goya en 1805 cuando era brigadier de la Armada y vocal de la Junta de Fortificación Defensa de India. El cuadro que muestra la maestría del pintor y presenta al protagonista en un gabinete de estudio, con uniforme de brigadier, pertenece a la Colección de Arte de Fundación Ibercaja y puede visitarse el Museo Goya. La entrada es gratuita, previa inscripción.

 

Unos trabajos que inspiraron a Darwin

Sin duda, el retrato de Félix de Azara es uno de los mejores retratos salidos del pincel de Goya, por su maestría y su espectacularidad cromática. Pertenece a la colección de arte de Fundación Ibercaja y puede contemplarse en el Museo Goya de Zaragoza. Félix de Azara y Perera nació en el año 1742 en Barbuñales (Huesca) y fue militar, ingeniero, explorador, cartógrafo, antropólogo y destacadísimo naturalista de la Ilustración.

Con el rango de brigadier de la Armada, Félix de Azara fue enviado a Paraguay con la comisión que había de establecer los límites entre las posesiones de España y Portugal, para definir la frontera con Brasil según el tratado de San Ildefonso (1777).

Retrato de Félix de Azara que Francisco de Goya pintó en 1805

Retrato de Félix de Azara realizado por Goya en 1805. El cuadro pertenece a la colección de arte de Fundación Ibercaja y puede contemplarse en el Museo Goya de Zaragoza.

Permaneció 21 años en lo que actualmente es Uruguay y Paraguay, donde realizó el primer estudio de la flora y de la fauna y catalogó más de 200 nuevas especies con las que decidió recuperar vocablos de su tierra, Aragón. Sin ninguna formación en Historia Natural, Azara se convirtió en un extraordinario observador de la fauna y la flora de esta parte de América. El hecho de que la ciencia contemporánea haya relevado unos 1000 pájaros distintos en Argentina, Paraguay y Uruguay, da una idea de la enorme contribución de Azara.

Sus trabajos científicos, desarrollados mediante el método empírico, los publicaría en los primeros años del siglo XIX en Madrid y París. En ellos corrigió las clasificaciones de Buffon y se adelantó en medio siglo a las observaciones que indujeron a Charles Darwin a elaborar sus teorías del origen de las especies.

El retrato se lo hizo Goya en 1805 cuando era brigadier de la Armada y vocal de la Junta de Fortificación y Defensa de Indias. Goya situó a Azara en un gabinete de estudio, con unos estantes al fondo, llenos de coloristas aves y cuadrúpedos disecados, y pintados con pinceladas amplias y sueltas. Su rostro está magníficamente modelado, y viste el uniforme de brigadier, con casaca negra y vistoso calzón amarillo. Con su mano derecha sujeta un billete con el nombre del retratado, la firma de Goya y la fecha de 1805. Sobre la mesa colocó el bicornio y tres libros que hacen referencia a las publicaciones de sus estudios científicos.

 

TODO SOBRE EL CICLO DE CONFERENCIAS >

 

Consulta nuestra agenda de actividades de Zaragoza para ver los mejores planes de nuestra ciudad.