La escultura “Víctima” homenajea a las mujeres que sufren la violencia machista. La pieza es obra de Fernando Clavo Sanz y fue la ganadora un concurso abierto promovido en 2017 por el Ayuntamiento de Zaragoza.

La iniciativa pretendía “reconocer el coraje de las que se enfrentan al miedo para alzar su voz y empoderarse”, tal y como se lee en la placa que acompaña a la figura.

La elección fue muy criticada por los colectivos feministas de la ciudad, quienes, en un comunicado, explicaron que, aunque la idea de levantar un memorial era magnífica, “la ejecución dista mucho de lo que hubiera sido deseable: mujeres valientes y luchadoras, espejo de dignidad”.

Dirección: Plaza César Augusto, justo al lado de la iglesia de San Juan de los Panetes y de la Basílica del Pilar