La Ola es uno de los siete espacios creativos del Distrito de Artesanía de la calle San Agustín, en el barrio de la Magdalena, un proyecto que cuenta con la colaboración de la oficina del PICH (Plan Integral del Casco Histórico de Zaragoza) y de Made in Zaragoza.

Los comercios creativos de San Agustín nos proponen algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados a comprar en un centro comercial. Son piezas únicas, artesanales, cada producto está hecho a mano, cuidando cada detalle.

Los artesanos de la calle San Agustín diseñan, producen y venden en Zaragoza, con materia prima local, utilizando productos sencillos y convirtiéndolos en objetos de diseños. Pero sobre todo, los comercios creativos del nuevo Distrito de Artesanía de Zaragoza plantean una forma de vida, basada en la economía sostenible y socialmente responsable.

La Ola es un taller artesanal donde se trabaja el papel con amor y mimo, en el que se hacen libretas, diarios, cuadernos de viaje, ilustraciones y también diseño gráfico, maquetación editorial e ilustración.

Su medio es el papel y lo utilizan con diferentes técnicas. Las impulsoras del espacio son Ana Mota y Marta Rivasés.

La Ola, mensajes de papel, uno de los comercios creativos del nuevo Distrito de Artesanía de Zaragoza

La Ola, mensajes de papel, uno de los comercios creativos del nuevo Distrito de Artesanía de Zaragoza

Ana lleva 25 años en el mundo de la maquetación, primero en fotocomposición y luego en una imprenta. Marta es especialista en libros y fotografía. Estudió Bellas Artes y es profesora de plástica en una Escuela de Secundaria.

Hablamos con Ana y Marta para conocer con más detalle su trayectoria y sus proyectos actuales.

¿Que teníais en mente cuando abristeis La Ola?

Que íbamos a hacer unos productos únicos y a disfrutar creándolos. Nuestras libretas son únicas, pintadas o serigrafiadas a mano. Detrás de cada una está la idea de trabajar con papeles y tintas ecológicas y hacer un mundo más sostenible. Vamos dando pasos para ser autosuficientes y donde todavía donde no llegamos colaboramos con el comercio de proximidad.

¿Cual es la filosofía de La Ola?

Lograr un producto real, creíble, que cuando pagues pienses “que bien pagado está, es un producto bien hecho y me gusta”.

Pero, ¿de dónde viene “La Ola”?

De una ilustración de Marta. Y del libro de Virginia Woolf “Mensajes de papel”, una obra muy poética y que define lo que queremos hacer: utilizar el papel como medio por el que transmitir sentimientos, conocimientos y que sigue en vigor a pesar de todos los avances tecnológicos.

La Ola, mensajes de papel, uno de los comercios creativos del nuevo Distrito de Artesanía de Zaragoza

12

¿El proyecto La Ola llevaba en incubación mucho tiempo, o ha surgido debido a la situación económica presente?

Queríamos trabajar juntas, hacer algo en común, salir de detrás de nuestros ordenadores y de las máquinas y hacer nuestros propios trabajos, creando algo nuevo.

Surgió la oportunidad y la aprovechamos. En 2014 decidimos fundar un estudio de fotografía, ilustración, en el que pudiéramos hacer algo con las manos y mucho cariño, utilizando papeles especiales y aportando a cada producto ciertos valores éticos.

¿Qué objetos creáis?

Libretas, libros, fotografía, ilustraciones, cuentos personalizados y cuadernos por encargo, aunque estamos en constante evolución, buscando hacer cosas diferentes.

¿En qué os inspiráis para hacer vuestros trabajos?

En frases y conceptos de la vida cotidiana. Para cada diseño pensamos en cosas que nos pasaron.

Ana Mota y Marta Rivasés, de La Ola

Habéis elegido estar en el Barrio de la Magdalena (Calle San Agustín) ¿ Qué os sugiere este barrio?

Somos vecinas del barrio, así que es como estar en casa. Aunque estemos en el centro, en La Magdalena se hace vida de barrio, todos nos conocemos.

¿Qué ha aportado Zaragoza a vuestro trabajo?

Zaragoza es nuestra historia y nuestras raíces. Trabajando en ella la conoces, la disfrutas y a veces la odias.

Sigue su actividad a través de su página web o redes sociales como Facebook.