CaixaForum Zaragoza acoge su exposición ‘Tintín y la Luna. Cincuenta años de la primera misión tripulada‘ para conmemorar una de las gestas más importantes de la historia de la humanidad. La muestra permite hacer un viaje a una de las grandes efemérides de la conquista del espacio y remontarse al 20 de julio de 1969, cuando por primera vez el hombre llegó a la Luna a bordo de la nave Apollo 11.

Hergé decía que antes de empezar una historia de Tintín “lo que hago es documentarme: leo obras sobre esos lugares y consulto todos los documentos gráficos y fotográficos que puedo”. Evidentemente, Hergé no pudo viajar a la Luna para instruirse, pero sí consiguió que Tintín aterrizara en nuestro satélite dieciséis años antes de que lo hiciera la misión del Apollo 11.

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

Y seguro que a muchos de los que escucharon emocionados aquel “Es un pequeño paso para [un] hombre, un salto de gigante para la humanidad” con que Armstrong saludó a la nueva era, seguro, decimos, que les vino a la memoria el “¡Ya estoy aquí! ¡He dado unos cuantos pasos! Seguramente por primera vez en la historia de la humanidad, se ha caminado sobre la Luna” que Tintín dejó para la eternidad lectora.

Tintín es el guía ideal para adentrarnos en esa esfera que desde el cielo ha seducido a la humanidad desde sus inicios, y lo hace en la muestra de CaixaForum titulada ‘Tintín y la Luna. Cincuenta años de la primera misión tripulada‘.

Una exposición que une ciencia y cómic; así, el visitante puede adentrarse en el mundo del dibujante belga Hergé (1907-1983), el padre de Tintín, quien llevó a su reportero a un fascinante viaje que comenzó con Objetivo: la Luna, y que culminaría con Aterrizaje en la Luna, publicados por entre 1950 y 1953.

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

Un viaje que para el visitante de la exposición se inicia con el cohete rojo con cuadrados blancos, el X-FLR6, que ya forma parte del imaginario colectivo. A partir de ahí, los pasos de Tintín nos llevan hasta su autor: el espacio en el que dibujaba, los utensilios con los que creaba sus viñetas, la manera en que se documentaba, la base de sus historias… Todos sus recursos para llevar a buen puerto al primer caminante sobre la Luna.

La segunda parte de la exposición aborda con ánimo didáctico todo lo que actualmente conocemos sobre el satélite natural, cómo se gestó la aventura del Apollo 11 y cómo se preparan actualmente los viajes espaciales. El recorrido se inicia, sin embargo, mirando hacia atrás, a través de una réplica del telescopio de Galileo Galilei, un “tubo óptico” con el que pudo ver lo que nadie había visto hasta entonces: montañas, llanuras, cráteres…

Con los siglos llegarían Newton, nuevas lentes y la posibilidad de dibujar mapas cada vez más detallados de un satélite que mantenía sus secretos: no fue hasta 1959 cuando la sonda Luna 3 sobrevoló la cara oculta, el penúltimo de sus enigmas.

50 años de la primera misión tripulada

El 16 de julio de 1969, en plena Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y con una batalla por la conquista del espacio, los estadounidenses, con su agencia espacial NASA, decidieron protagonizar la que sería la primera misión tripulada a la Luna en una aventura en la que se asumieron una cantidad de riesgos que hoy serían inasumibles.

El entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, se estaba jugando el prestigio nacional pero decidió dar un paso al frente. “Se encontraron soluciones muy ingeniosas para problemas que no se habían planteado hasta entonces”.

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

Los tres astronautas que tripulaban el Apollo XI (Neil A. Armstrong, de 38 años; Edwin E. Aldrin Jr., apodado Buzz, de 39 años; y Michael Collins, de 38 años) eran pilotos de prueba y conocían a la perfección los mecanismos de la nave. Tardaron un total de cuatro días en llegar a su destino y lo hicieron en las primeras horas del día lunar porque las temperaturas que allí se alcanzan a mediodía pueden llegar a los 200º C.

A pesar de que los trajes estaban preparados para superar temperaturas muy elevadas, no estuvieron allí más de tres días (teniendo en cuenta que en la Luna las horas de Sol duran 14 días terrestres).

A diferencia de lo que se piensa, el cohete Saturno V, el más grande construido hasta nuestros días, propulsó la cápsula en la que iban los tres astronautas. Ésta llegó sin motor a la Luna; sólo con unos motores pequeños para corregir la trayectoria de la nave. Durante el tiempo que estuvieron allí, se pudieron recoger unos 20 kilos de muestras.

Exposición "Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada", en Caixaforum Zaragoza

La vuelta a la Tierra de la nave se produjo a una velocidad de 40.000 km/h, reducida progresivamente por el rozamiento del aire y por la posterior apertura de varios paracaídas.

Del 27 de noviembre de 2019 al 1 de marzo de 2020
DirecciónCaixaForum Zaragoza, Avenida Anselmo Clavé 4, Zaragoza
Teléfono: 976 768 200
Sitio Webhttps://caixaforum.es/es/zaragoza/exposiciones
Precio: 5 euros (gratis clientes Caixabank y menores de 16 años)
Horarios: De lunes a domingo, incluso festivos, de 10 a 20 h
Cerrado tres veces al año: 25 de diciembre, 1 de enero y 6 de enero

Consulta la agenda completa de exposiciones en Zaragoza.