Hoy os proponemos una escapada para visitar las intervenciones artísticas de la tercera edición del Festival Internacional de Arte Urbano Asalto en Alfamén, un pueblo agrícola de 1.500 habitantes situado en la comarca del Campo de Cariñena, a tan solo media hora en coche de Zaragoza.

Asalto en Alfamén es un ejemplo perfecto de que los proyectos culturales pueden aportar mucho a la España vaciada, y una excursión creativa perfecta para una tarde de fin de semana.

Si hay un festival en el que los artistas se integran con la población, ese es Asalto en Alfamén. A lo largo de una semana, los artistas Susana Blasco, Hugo Casanova, Perrine Honoré, Mohamed L’Ghacham, Francisco Maturana y Joan Tarragó han vivido la esencia de Alfamén para dejarla en sus muros.

Avalado por el equipo que lidera el Festival Asalto desde hace 14 años en Zaragoza, este festival suma al trabajo de los artistas, la convivencia con los vecinos del pueblo; la mayor parte de las obras que se realizan se inspiran en la historia de sus habitantes, su entorno natural e incluso su economía.

En los murales aparece gente de Alfamén, referencias concretas del pueblo o iconografía más general sobre un tema que sí pueda tener arraigo local.

La artista del collage Susana Blasco ha recuperado las imágenes antiguas de seis mujeres de la localidad.

Mohamed L’Ghachan ha hecho un homenaje a la maternidad.

Francisco Maturana, ha aunado la tradición mudéjar de la zona y los motivos vegetales que forman parte de la cultura local.

El mural de Hugo Casanova nos aproxima al baile, el punto de encuentro entre los habitantes de un pueblo.

La obra de Joan Tarragó evoca una gran piscina y homenajea al agua con sus características formas abstractas.

La francesa Perrine Honoré también acude a elementos locales en un cóctel lleno de color.

La localidad está creando así un patrimonio artístico que la sitúa en las rutas turísticas del entorno y también en las de arte urbano mural.

Para la organización, este festival es un ejemplo de cómo la presencia de artistas y sus obras, debe integrarse en el entorno en el que trabajan. Un proyecto innovador en el medio rural que interesa cada vez más a los artistas.

Es el tercer año consecutivo en el que artistas de ámbito internacional intervienen los muros y fachadas de la localidad zaragozana de Alfamén.

El primer año había expectación e incertidumbre. No sabíamos cómo iba a salir la experiencia de llevar a artistas de arte urbano al medio rural. Bastaron dos días para darnos cuenta de que la recepción iba a ser espectacular. Y ha ido creciendo cada año”, afirma Alfredo Martínez, organizador del proyecto Asalto en Alfamén y del Festival Asalto de Zaragoza.

Tenemos que agradecer el carácter amable de los vecinos.

Podéis consultar la localización de las intervenciones artísticas en la web del Festival Asalto.