A día de hoy, todavía hay zonas junto al río Ebro a las que solo se puede llegar en barca.

El Ebro en su transcurrir por el término de Sobradiel propicia la existencia de fauna y vegetación características de las zonas ribereñas. Sin embargo su presencia ha sido en ocasiones amenazadora y peligrosa, como en 1582, momento en el que una gran riada acabó con el lugar y hubo que reconstruirlo y repoblarlo.

Son variadas las especies vegetales que se pueden contemplar: chopos, álamos, fresnos, sauces, tamarices, etc.

La fauna es la común de la ribera del Ebro, cuyo cauce, en continua evolución, está configurado en el presente por islas, de acceso directo en la época de estiaje.

Atrapada entre el Ebro y los montes del Castellar, se encuentra la Finca Candespina, que cuenta con su propia barca en funcionamiento.

Esta barca se utiliza para transportar maquinaria y productos agrícolas y es prácticamente la única conexión que tiene con la margen derecha del río.

Puedes llegar allí paseando por la ribera del Ebro desde Casetas (acércate hasta allí con el bus o Cercanías). Si continúas el camino, cruzarás un soto y llegarás hasta la barca del Castellar y al río Jalón.

Toda la información sobre la ruta está disponible en la página web del Ayuntamiento de Sobradiel.