Viajes Alquézar y las pasarelas sobre el río Vero

Publicado el 1 de diciembre de 2018 | por zaragoza guia

Alquézar y las pasarelas sobre el río Vero

Entre profundos barrancos del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, excavados pacientemente por las aguas del río Vero, se alza la colegiata de Santa María la Mayor, y a sus pies las laberínticas calles medievales de la villa de Alquézar.

Roca, agua e historia, se funden en Alquézar, formando un entorno sorprendente, único, inesperado, en el que es posible retroceder en el tiempo mientras se recorren sus estrechas callejuelas, se atraviesan las puertas de la muralla y se escuchan viejas leyendas de moros y cristianos.

La villa de Alquézar se localiza en el último tramo del cañón del río Vero, en un entorno paisajístico impresionante, que ofrece múltiples alternativas a los amantes de la naturaleza y los deportes de aventura: espeleología, escalada, excursiones a caballo o en bicicleta…

Objetos de la tienda de antiguedades y restauración Paco en Alquézar

Objetos de una tienda de antiguedades en Alquézar

Además de practicar el descenso de barrancos pueden realizarse numerosas rutas senderistas. Entre ellas cabe citar la que, partiendo de la fuente de Monchirigüel y descendiendo por el Barranco de la Fuente, permite recorrer el último tramo del majestuoso cañón del Vero; siguiendo el sendero perfectamente acondicionado es también posible descubrir fuentes, azudes, molinos y puentes, que ilustran el intenso aprovechamiento del agua del río Vero a su paso por Alquézar desde la época medieval. Desde Alquézar también se pueden visitar las pinturas rupestres de Quizans y Chimiachas.

En torno a la villa medieval de Alquézar, considerado uno de los pueblos más bonitos de España por sus valores paisajísticos, culturales y naturales se encuentran las pasarelas sobre el río Vero.

Estas pasarelas fueron inauguradas en 2002 como recorrido senderista por el interior del cañón del río Vero, una ruta para realizar desde esta hermosa villa medieval ubicada en el corazón de la Sierra de Guara.

Tramo por el rio hasta el Azud

En torno a la villa medieval de Alquézar se encuentran las Pasarelas

En apenas dos horas podrás disfrutar de un espectáculo natural inolvidable en un recorrido fácil y divertido. Prepara tus sentidos para disfrutar de sensaciones únicas.

Admira la belleza del último tramo del cañón del río Vero, la espectacular combinación de agua y roca en caos naturales únicos. Los trabajos del hombre en pos del aprovechamiento de la fuerza del agua en el río.

Es una ruta circular, en el que, en aproximadamente una hora y media, podemos hacer un recorrido espectacular. Un recorrido que resume las esencias paisajísticas, culturales y medioambientales del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, que forma parte también del Parque Cultural del río Vero.

El curso del Vero es subterráneo un buen tramo hasta renacer en Lecina. A partir de aquí se abre camino a través de espectaculares cañones y estrechas gargantas. Las pinturas rupestres cercanas a Lecina y Alquézar dan testimonio de la remota actividad que surgió en su entorno en época prehistórica.

En tiempos islámicos el Vero actuó como vía natural de comunicación entre Al-Qsar (Alquézar, la fortaleza) y la ciudad musulmana de Barbastro, capital del distrito de la Barbitanya. Más tarde, el río se convertiría en el corredor natural para la penetración de las tropas aragonesas en su avance desde el Sobrarbe hacia la conquista de la tierra llana.

Pese a la angostura de su cauce a su paso por Alquézar, sus aguas fueron aprovechadas al máximo y los molinos, azudes y puentes que conserva, dan testimonio de la intensa actividad que se dio aquí en tiempos históricos más recientes.

http://zaragozaguia.com/alquezar-y-las-pasarelas-del-rio-vero/

Alquézar es una villa medieval, por lo que no se puede aparcar en el casco urbano. El aparcamiento más recomendable es la zona alta de la villa, donde hay dos grandes zonas de aparcamiento perfectamente señalizadas. Además desde allí podremos ver una magnífica vista del conjunto urbano, su Colegiata y el entorno geológico de la Sierra de Guara y el Cañón del Vero.

Antes de iniciar el recorrido, muy cerca de la Plaza principal, se encuentra la oficina de turismo (tel. 974 318 940). Allí te podrás informar mejor. Piensa que, además de las Pasarelas, en proximidad tienes otros muchos atractivos: orras rutas senderistas, descenso de barrancos con guía, visitar bodegas, el torno de aceite de Buera, el arte rupestre de Colungo…

La ruta de las pasarelas de Alquézar se inicia cerca de la Plaza Rafael Ayerbe, (antigua plaza Mayor), antes de llegar a los pies de la Colegiata. Desde aquí ya veremos las indicaciones que nos marcan el inicio del sendero. Llegaremos a este punto de inicio, descendiendo desde el aparcamiento, tras callejear por el centro de Alquézar.

La ruta de las pasarelas de Alquézar se inicia cerca de la Plaza Rafael Ayerbe, (antigua plaza Mayor), antes de llegar a los pies de la Colegiata.

La ruta de las pasarelas de Alquézar se inicia cerca de la Plaza Rafael Ayerbe (antigua plaza Mayor)

Desciende desde Alquézar hasta el Rio Vero, a través del frondoso Barranco de la Fuente. Encajonado entre impresionantes paredes calizas, con la Colegiata de Alquézar en lo alto a nuestra derecha y la peña Castibian a nuestra izquierda, donde posiblemente veamos escaladores practicando en las paredes y oquedades.

Esta bajada está acondicionada en algunos tramos con pasarelas de madera. También transitaremos por zonas rocosas. Mucha atención en días de humedad, pues se pueden producir resbalones. Es también importante respetar el silencio del entorno, disfrutar en la gran frondosidad del barranco y admirar el trabajo que agua y viento han realizado durante miles de años.

Si levantamos la vista será fácil ver que tengamos como compañeros de excursión a grandes rapaces como el buitre leonado. Es un tramo que en verano, en días de mucho calor se hace muy agradable por la continua sombra y humedad que desprende.

Una vez llegamos al cauce del rio, y antes de tomar las primeras pasarelas aéreas que vemos a nuestra derecha, es muy recomendable visitar la Cueva de Picamartillo, que está a unos 100 metros, siguiendo la señalización. Es una curiosa oquedad formada por la erosión de agua.

Una vez llegamos al cauce del rio, y antes de tomar las primeras pasarelas aéreas que vemos a nuestra derecha, es muy recomendable visitar la Cueva de Picamartillo, que está a unos 100 metros, siguiendo la señalización. Es una curiosa oquedad formada por la erosión de agua.

Una vez llegamos al cauce del rio, y antes de tomar las primeras pasarelas aéreas que vemos a nuestra derecha, es muy recomendable visitar la Cueva de Picamartillo, que está a unos 100 metros, siguiendo la señalización. Es una curiosa oquedad formada por la erosión de agua.

Una vez llegamos al cauce del rio, y antes de tomar las primeras pasarelas aéreas que vemos a nuestra derecha, es muy recomendable visitar la Cueva de Picamartillo, que está a unos 100 metros, siguiendo la señalización. Es una curiosa oquedad formada por la erosión de agua.

Una vez vista la cueva volvemos sobre nuestros pasos y tomamos el primer tramo de las pasarelas aéreas, bajamos después de nuevo al cauce del rio, hasta oir el estruendo del salto de agua en el azud.

Estamos en la zona más espectacular del recorrido. El azud,  construido para la toma de agua que más abajo generaba electricidad en la antigua central hidroeléctrica de Alquézar. Y las pasarelas, que permitían a los operarios mantener la infraestructura de azud, canal y central, a la que finalmente llegaremos.

El azud, construido para la toma de agua que más abajo generaba electricidad en la antigua central hidroeléctrica de Alquézar

El azud, construido para la toma de agua que más abajo generaba electricidad en la antigua central hidroeléctrica de Alquézar

El agua conducida desde el azud por una acequia se acumula en una balsa

El agua conducida desde el azud por una acequia se acumula en una balsa

Disfrutaremos del Cañón del Veron, del tremendo caos de bloques de rocas, oquedades, pòzas y agua. Agua de un color azul turquesa espectacular en la primavera con los deshielos y más marrón cuando se trata de riadas y tormentas.

Desde el edificio de la antigua central eléctrica, hoy en desuso, ascendemos suavemente por un sendero que, desviándonos a la izquierda, nos lleva al último tramo de las pasarelas. El más moderno y más aéreo. Que nos conduce a la plataforma Mirador del Vero con unas espectaculares vista del rio, el barranco y Alquézar.

Por una pista algo empinada y entre almendros, olivos y frondosos huertos retornamos a Alquézar, el sendero nos va a dejar en la misma Plaza en la que comenzamos nuestro recorrido y donde en cualquier establecimiento de hostelería agradeceremos reponer fuerzas y refrescarnos.

La ruta de las pasarela de Alquézar es un recorrido de gran interés turístico, como lo confirman los más de 100.000 visitantes anuales que ha llegado a registrar. Puede combinarse con la visita a la monumental villa de Alquézar o a otros puntos de interés del entorno, como los abrigos de arte rupestre del Parque Cultural del Río Vero, declarados Patrimonio Mundial por la Unesco.

Además, es una ruta apta para toda la familia tomando, eso sí, todas las precauciones necesarias en los paseos aéreos equipados con pasarelas y puentes. También hay que valorar nuestra forma física pues, aunque el recorrido no es largo, obliga a salvar un cierto desnivel (200 metros).

Tramo de Pasarelas hasta el Mirador

Tramo de Pasarelas hasta el Mirador

Tramo de Pasarelas hasta el Mirador

Toda la información sobre la ruta está disponible en una página web de reciente creación. En Alquézar encontraremos diferentes empresas de turismo activo, servicios de alojamiento y restauración y una oficina de turismo que nos pueden ser de gran utilidad.

Tags: , , , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas...) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑