No son los mejores tiempos para viajar lejos. Por eso hemos repasado algunos de los rincones más bonitos de Aragón en busca de escapadas de cerca.

Es la suerte de tener un territorio pequeño al alcance de todos. Con una hora y pico de coche, o incluso planificando una buena excursión para hacer en tren, podéis salir bien temprano por la mañana y volver por la noche.

Y por el camino, encontraros con algunos de los mejores restaurantes de nuestra geografía.

El equipo de Zaragoza Guía hemos recopilado nuestras escapadas de un día favoritas, lugares para desconectar y volver a la capital con las pilas cargadas.

 

Alquézar y las pasarelas sobre el río Vero

Alquézar y las pasarelas sobre el río Vero

Entre profundos barrancos del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, excavados pacientemente por las aguas del río Vero, se alza la colegiata de Santa María la Mayor, y a sus pies las laberínticas calles medievales de la villa de Alquézar.

Roca, agua e historia, se funden en Alquézar, formando un entorno sorprendente, único, inesperado, en el que es posible retroceder en el tiempo mientras se recorren sus estrechas callejuelas, se atraviesan las puertas de la muralla y se escuchan viejas leyendas de moros y cristianos.

En torno a Alquézar, considerado uno de los pueblos más bonitos de España por sus valores paisajísticos, culturales y naturales se encuentran las pasarelas sobre el río Vero.

Estas pasarelas fueron inauguradas en 2002 como recorrido senderista por el interior del cañón del río Vero, una ruta para realizar desde esta hermosa villa medieval ubicada en el corazón de la Sierra de Guara.

 

Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra

En la localidad de Nuévalos, a escasos kilómetros de Calatayud, se encuentra el famoso Monasterio de Piedra, un antiguo cenobio cisterciense ubicado en un hermoso parque natural repleto de cascadas, bellísimos saltos de agua y grutas. Se trata de uno de los parajes más bellos y visitados de Aragón.

El parque natural es un remanso de paz, un lugar ideal para relajarte, dejándote llevar por el rumor del agua que desciende por las diferentes cascadas. La llamada Cola de Caballo es la más famosa. En su interior existe una gran cueva natural con formaciones de estalactitas. En contraste con las cascadas podrás admirar las tranquilas aguas del Lago del Espejo.

 

Belchite

pueblo viejo batalla de belchite

Belchite es un municipio de la provincia de Zaragoza, situado a 50 km de la capital. Es conocido por haber sido escenario de una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil que asoló a España hace casi 100 años, la batalla de Belchite. Como consecuencia de los enfrentamientos, el pueblo fue destruido.

En lugar de su reconstrucción, el régimen de Franco decidió crear un pueblo nuevo al lado (hoy conocido como Belchite Nuevo), dejando intactas las ruinas del anterior como recuerdo de la Guerra Civil.

El conjunto, hoy en día abandonado y en parte cerrado al paso de personas, se conoce como Pueblo Viejo de Belchite. El Pueblo Viejo permanece inalterable tras el paso de los años con los mismos edificios sacudidos por el vendaval de fuego, disparos y bombas.

 

Tarazona

Escapada a Tarazona

Además de haber sido cuna de la cantante Raquel Meller y del cómico Paco Martínez Soria, Tarazona puede presumir de ofrecer una amplia nómina de monumentos de incalculable valor artístico.

Entre su patrimonio monumental sobresale la Catedral de Santa María de Huerta, un hermoso mosaico de estilos arquitectónicos cuyos orígenes se remontan al siglo XIII. Gótico, mudéjar y renacimiento se superponen en la que está considerada como una de las mejores catedrales hispánicas del gótico. Las guías de la catedral te contarán con todo detalle la historia de un templo que, tras tres décadas de trabajos de restauración, fue reabierta en 2011 y luce hoy todo su esplendor.

Imprescindible es también que visites la original plaza de toros octogonal, construida en el siglo XVIII y de las que existen pocos ejemplos en España.

La impresionante fachada renacentista del Ayuntamiento merece que la contemples con detenimiento. La Casa Consistorial de Tarazona fue edificada junto a la muralla, apoyándose en ella, entre los años 1557 y 1563 en la Plaza Mayor o del Mercado.

 

Loarre

escapada al castillo de loarre en la hoya de huesca

Considerada la edificación románica con un mejor estado de conservación en toda Europa, Loarre es una verdadera joya de la arquitectura civil y militar medieval y el castillo aragonés por excelencia.

Es difícil no caer impresionado ante su soberbio porte, visible mucho antes de llegar por la carretera de acceso.

Levantado en un espolón rocoso a 1071 metros de altitud, su imagen resulta dominante conforme nos acercamos al Prepirineo. Loarre comienza a impresionar ya mientras nos aproximamos a él, ubicado en lo alto, con su imponente muralla y sus once torreones.

Loarre ha servido en numerosas ocasiones como escenario de películas, entre otras, ‘El Reino de los Cielos’, de Ridley Scott.

 

Fuendetodos

Escapada a Fuendetodos

En Fuendetodos, localidad situada a tan solo 44 km de Zaragoza, nació Francisco de Goya el día 30 de marzo de 1746. Fuendetodos cuenta con tres espacios museísticos donde podemos encontrar la huella de Goya: su Casa Natal, la Sala Zuloaga y el Museo del Grabado.

La Casa Natal de Goya fue construida a principios del siglo XVIII. La casa fue identificada en 1913 por Ignacio Zuloaga y otros artistas que descubrieron una lápida que dice: “En esta humilde casa, nació para honor de la patria y asombro del arte, Francisco de Goya y Lucientes. 31 de marzo de 1746-16 de abril de 1828. 16-IV-1913.”

En esta casa nació Goya y posteriormente pasó por diversas manos llegando a ser incluso posada del pueblo. En 1916 Ignacio Zuloaga, gran admirador del pintor, la compró una descendiente de la familia Lucientes.

 

El Parque Natural del Moncayo

Escapada al Parque Natural del Moncayo

El Parque Natural del Moncayo es un gran desconocido para muchos zaragozanos, a pesar de su cercanía. Desde su cima (2,315 metros), el Moncayo (antiguo monte Cano, por su cabeza siempre nevada) ofrece vistas a Aragón, La Rioja, Castilla y Navarra. Es la bisagra de todas y la cumbre más alta del sistema Ibérico.

El Moncayo alberga un pequeño reino independiente y con fama de indómito: pinares, hayedos, cascadas y nacientes frondosas donde abundan la sombra, las cuevas y las leyendas de pueblos embrujados y bosques encantados. Ya no se cubre con las nieves perpetuas de antaño, pero se ha de dormir con manta en noches de pleno agosto.

 

Intervenciones artísticas del Festival Asalto en Alfamén

Intervenciones artísticas del Festival Asalto en Alfamén

¿Sabías que Alfamén es el pueblo aragonés con más murales por habitante? Este pequeño pueblo del Campo de Cariñena ha sido protagonista de cuatro ediciones del Festival Internacional de Arte Urbano Asalto, y el resultado es digno de ver. Un ejemplo perfecto de que los proyectos culturales pueden aportar mucho a la España vaciada, y una escapada perfecta desde Zaragoza.

El Festival Asalto y sus artistas exploran en la memoria de Alfamén y de sus habitantes para intervenir en sus espacios con obras que se basan en la convivencia, en la investigación sobre la historia y la cultura y en la transmisión oral. De este modo, los habitantes se ven reconocidos en el trabajo de los artistas y se sienten orgullosos de la transformación del municipio.

 

Arte urbano en Grañén

Grañén, un referente del arte urbano en mitad del medio rural

Grañén, un pequeño municipio de Los Monegros (Huesca), se ha convertido en un referente del arte urbano. Sus calles y fachadas lucen murales de arte urbano realizados en los últimos años por artistas tan destacados como Paula Bonet (detrás del Centro de Salud), Eduardo Burton y Ricardo Cavolo (junto al Instituto de Secundaria Montes Negros), Boa Mistura (en el frontón del mismo Instituto) e Isaac Mahow (en la fachada de la Casa de Cultura).

El origen de los murales de Grañén está en el alcalde del municipio, Carlos Sampériz, que trata de buscar el contraste entre este tipo de arte, más habitual de la ciudad, y el propio medio rural: «Para nosotros es un sueño hecho realidad. Además de transformar el lugar en el que vivimos y dar a conocer nuestro pueblo, damos a nuestros vecinos la posibilidad de que disfruten de creaciones únicas de los artistas urbanos más potentes del momento. Todos tienen un estilo diferente y muy definido, que provoca emociones en el espectador. Hablamos de artistas de primer nivel, a los que mimamos, con el ánimo de que interactúen con la gente y tengan ganas de volver».