La ciudad honra a sus funcionarios