Sus clientes por el día son aquellos que pasean por el centro, pero todo cambia cuando llega la noche. Entonces hordas de clientes toman fuerzas para la larga noche que les queda por delante y se pierden en una mezcla de himnos clásicos de cerveza y una gran variedad de música en vivo.

De estilo clásico, las lámparas antiguas se mezclan con escudos de armas de los clanes escoceses o paredes de ladrillo.

Es un punto de encuentro para disfrutar de las retransmisiones deportivas con amigos. También tienen un futbolín para los que se atrevan con la pelota.

Los jueves proponen su divertido juego de preguntas y respuestas de ocio y cultura y el bar se convierte en una pequeña Torre de Babel donde practicar todo tipo de idiomas, sobre todo el inglés.

Perfecto para una cervecita a media tarde y un curso acelerado de acentos incomprensibles.

Dirección: C/ Laguna de Rins, 5
Facebook:
https://www.facebook.com/CafeEscocia/