Lugares de Interés Escapada a Monzón, tras lo pasos de Jaime I el Conquistador en el castillo de Monzón

Publicado el 11 de julio de 2018 | por David Gimenez

Escapada a Monzón, tras lo pasos de Jaime I el Conquistador en el Castillo de Monzón

El Castillo Templario de Monzón descansa sobre una inmensa mole de roca. Al parecer, aquí estuvo la ceca ibérica Mansha y, según muchos autores, la Tolous del Itinerario de Antonino, un documento de la Roma antigua, que se supone redactado en el siglo III, en el que aparecen recopiladas las rutas del Imperio Romano.

Durante el periodo musulmán Monzón fue una fortaleza muy poderosa, alabada por varios autores árabes, sobre todo, Al Razzis y Al Udri. En 1089 fue reconquistada por sorpresa por el rey de Aragón Sancho Ramírez y su hijo, el infante-rey Pedro I.

En 1143 fue entregada a los templarios, quienes transformaron la fortaleza en convento, con edificios de estilo militar cisterciense.

Bajo el mando de Guillem de Montrodón, maestre de la provincia templaria de Aragón, Cataluña y Provenza, el Castillo de Monzón llegó a ser cabecera de una amplia encomienda con 28 poblaciones del Valle del Cinca y Litera.

visita guiada al castillo de monzon

La batalla de Muret (1213), en la que Simon de Montfort, vasallo del rey francés y del papa Inocencio III, derrotó al rey Pedro II de Aragón, supuso el hito más importante de la corta historia de la Corona de Aragón.

No solo por el desastre que supuso en la cúpula de poder, pues hasta el propio rey Pedro II murió en batalla, sino porque supuso, a la sazón, que los reyes aragoneses, en lo sucesivo, girarían el timón del barco expansionista cuarenta y cinco grados en dirección al levante y al Mediterráneo, rompiendo con la tradición de expansión ultrapirenaica.

Simon de Montfort había tomado al hijo del Rey Pedro, Jaime, niño y heredero, como rehén a cambio de la palabra de su padre de no intervenir. Palabra que, como hemos visto, el padre no cumplió.

visita guiada al castillo de monzon

Una delegación de aragoneses y catalanes viajó a Roma para solicitar al papa Inocencio III que intercediese para que el niño fuera devuelto y, de esa forma, restablecer la línea de sucesión; aquella delegación sabía lo que hacía, pues la corona estaba dividida y enfrentada; los nobles, a falta de cabeza de gobierno, se habían alzado en aras de mayores prebendas señoriales.

Tras su devolución, y dada su minoría de edad, el niño fue confiado bajo la tutela de Guillem de Montrodón, junto a su primo Ramón Berenguer de Provenza, de su misma edad, en cuya encomienda y castillo residía la sede general de la Orden del Temple en Aragón y Cataluña.

Sin duda, esta decisión tenía una doble premisa: por un lado, la facción partidaria de la sucesión real veía en los templarios la mejor opción para inculcarle al joven Jaime los valores propios del rey, del caballero y del cristiano en que se convertiría; por otro, qué mejor que un cabildo templario para defender al niño de todos los peligros que le acechaban, pues las facciones opositoras planeaban secuestrarlo o acabar con su corta vida.

visita guiada al castillo de monzon

Sea como fuere, los tres años que el joven rey residió en el castillo de Monzón, de 1214 a 1217, fueron fundamentales para la educación del pequeño. Y no cabe sino a la historia remitirse para constatarlo. Pasado recreado en el ‘Homenaje a Guillem de Montrodón’ que se celebra cada año en mayo (el programa de actos puede descargarse aquí) y que podremos revivir en la visita guiada al castillo y la recreación histórica ‘Jaime I el Conquistador en el castillo de Monzón y la Corona de Aragón’.

Entre otros espacios, los visitantes recorren la torre de Jaime I, en cuya primera planta estaban los aposentos del pequeño rey; o la torre del Homenaje en la que la tradición sitúa las estancias de los comendadores templarios y, por tanto, también de Guillem de Mont-Rodón.

El rey Conquistador acudió a Monzón a celebrar cortes; las de 1232 trataron de la conquista de Valencia. El castillo de Monzón fue el último bastión de la Orden del Temple en la Corona de Aragón, y resistió heroicamente ante las tropas del rey Jaime II.

capilla castillo de monzón

Tras la caída del Temple, el castillo cayó en un periodo de oscuridad. Sufrió violentos cercos durante las guerras de 1642, Sucesión e Independencia, siendo remodelado en su aspecto actual y convertido en cuartel de artillería en1892.

En las últimas décadas, el Castillo de Monzón ha adquirido especial relevancia para todos los montisonenses. En el año 1984, el Ayuntamiento creó el puesto de Guía-Vigilante, y al año siguiente el Centro de Estudios de la Historia de Monzón y Comarca (CEHIMO) puso en marcha un campo de trabajo de diez años de duración y una excavación arqueológica que ininterrumpidamente se viene repitiendo los últimos años.

Por su parte, el Patronato de Cultura y Turismo es miembro de la Ruta Domus Templi, Un recorrido por el legado de la orden en las cuencas del Cinca, Segre y Ebro, y trabaja duro para mejorar día a día el monumento.

En la actualidad, el Castillo de Monzón conserva cinco torreones situados de forma dispersa en el patio de armas. La torre del homenaje (s. IX-X) combina en sus muros el canto rodado y la sillería. A su alrededor se sitúan el templo, el refectorio, las dependencias dormitorio y la torre de Jaime I.

Castillo-monzon-torre

El templo, de aspecto defensivo, contiene un túnel subterráneo con salida al exterior al que se accede desde el ábside. Completan el magnífico recinto las caballerizas, los cuerpos de guardia, el polvorín, los aljibes, los pasadizos y las baterías defensivas (s. XVIII) del cuartel de artillería.

A sus pies, el casco histórico de Monzón alberga la catedral de Santa María (s. XII), Monumento de Interés Histórico-Artístico, varios museos, salas de exposiciones y palacios renacentistas en un entorno paisajístico inmediato de extraordinaria belleza.

Dirección: Monzón, Provincia de Huesca
Teléfono: 974 417 774 / 974 349 007
Sitio Webhttp://www.monzon.es/castillo.htm 

Tags: , , , , , , , ,


Sobre el autor

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir gente, eventos y establecimientos únicos y creativos.



Volver arriba ↑