Una de las cuatro esculturas que flanquean la entrada de la antigua Facultad de Medicina en la plaza Paraíso representa al químico e ingeniero de minas riojano Fausto Fermín de Elhuyar (1755-1833), descubridor del Wolframio junto con su hermano en 1783.

Elhuyar estudió medicina, cirugía y química, así como en matemáticas, física e historia natural junto con su hermano en París entre 1773 y 1777. Enseñó en Vergara desde 1781 hasta 1785 como catedrático de Mineralogía y Metalurgia.

Con su hermano, visitó varias universidades europeas, incluyendo la escuela de Minas en Freiberg en Alemania y la Universidad de Upsala en Suecia donde estudió química superior con Torbern Olof Bergman y en Köping visitó a Carl Wilhelm Scheele, quien anunció la existencia del metal descubierto por Elhúyar.

En septiembre de 1785 renunció a la cátedra y en julio de 1786 fue nombrado Director General de Minería de México. Antes de partir recorrió Europa entre 1786 y 1788 para conocer el “método de Born” para el beneficiado de la plata y se casó en Viena, 1787 con Juana Raab. Durante los treinta y tres años de estancia americana se ocupó de la creación del Colegio de Minería (1792), la construcción del Palacio de Minería (1813) y la dirección de los mismos.

Elhuyar regresó a Madrid en 1821, donde actuó como Director General de Minas a partir del 5 de agosto de 1822. Murió el 6 de enero de 1833.

Dirección: Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, Plaza Basilio Paraíso, 4