Catas, equipos de elaboración, una buena lista de cervezas nacionales y también de importación. ¡Hasta tienen un espacio reservado para el coleccionismo!

Su variada y amplísima carta es todo un paraíso para los amantes del lúpulo y satisfacerá a aquellos que, al más puro estilo Indiana Jones, salgan en busca de nuevos y excitantes descubrimientos.

Esta cervecería combina su múltiple oferta de cervezas artesanales (de barril y en botella) con platillos para todos los gustos y orientados al picoteo.

Sus mesas invitan a una comida/cena informal, sencilla pero efectiva.

Como no podía ser de otra manera, sirven las cañas con la cantidad perfecta de espuma en cómodos vasos con las iniciales del local impresos sobre el cristal. ¡Un acierto siempre!

Dirección: Calle Roger de Tur, 13 (junto a Camino de las Torres)