Es la alegría de la calle. Tiene esa idiosincrasia de comercio de barrio, que va a la suya, que se resiste a ser engullido por la gran ciudad y la forma de vivir acelerada. En La Artesa  se han ganado merecidamente el honor de hacer algunos de los pasteles artesanos más deliciosos del barrio.

Hay muchas tentaciones, pero sus clásicos dentro de los clásicos en repostería, demuestran que son verdaderos maestros del dulce.

“Aquí empezaron mis padres hace más de 30 años. Mi padre ha sido pastelero toda la vida, trabajó en el Cachirulo y en el Hotel Corona de Aragón. A mí la pastelería es algo que me gusta desde siempre. Recuerdo que de pequeña quería estar siempre en la cocina aprendiendo de los mayores. Con 17 años decidí formarme y empezar a trabajar aquí. Ahora sigo estudiando y aprendiendo todo lo que puedo sobre repostería”.

Obrador Pastelería La Artesa

“Hace unos años mis padres se jubilaron y junto a mi hermano decidimos hacernos cargo de la pastelería. El mercado cambia y evoluciona mucho y a nosotros nos gusta hacerlo con él”.

A pesar de su contínua adaptación a las tendencias pasteleras, La Artesa sigue trabajando también las tartas y brazos tradicionales, “las de toda la vida”, como la de milhojas o la de tres chocolates.

En San Valero y Reyes personas de todos los rincones de Zaragoza acuden a La Artesa en busca de sus roscones: esponjosos, tiernos y elaborados con ingredientes naturales. También son muy populares sus turrones: “nos gusta ofrecer nuevas sensaciones y experiencias fuera de lo normal, manteniendo la esencia de este postre tan tradicional”.

Dirección: Calle Tarazona 31, barrio de las Delicias
Teléfono: 976313027
Sitio Web: http://pasteleriaartesa.com/