Cualquier momento es bueno para darse un capricho. Y tenemos las mejores direcciones para que sucumbáis a la tentación de llevaros a la boca increíbles creaciones de la mejor repostería hecha en Zaragoza.

Hablamos de alta joyería comestible, de delicias de chocolate atemperado a mano, de cruasanes con nombre de señor entrañable, de tartaletas afrancesadas con ingredientes asiáticos, e incluso de postres hechos en pastelerías que parecen salidas de un cuento.

Estas son las mejores pastelerías de Zaragoza por motivos propios. ¿Queréis descubrirlas?

RECOMENDADO: Dónde comer el mejor chocolate con churros de Zaragoza

 

Lalmolda

pastelería lalmolda

Una de las chocolaterías con más solera de Zaragoza que empezó en Méndez Núñez y hoy en día cuenta con varias sucursales repartidas por la ciudad. Llevan décadas sirviendo uno de los mejores churros de la ciudad, y además, siguen manteniendo la receta transmitida desde su bisabuelo.

Sus churros y porras se elaboran artesanalmente y se sirven recién hechos, acompañados de un café o un chocolate caliente.

En sus vitrinas también encontraremos postres elaborados con las recetas de toda la vida que han ido pasado de generación en generación, como las palmeras, los cruasanes, las pastas de té o los turrones artesanos, entre otras muchas delicias dulces.

Dirección: Calle Méndez Núñez, 12

 

Fantoba

mostrador con pasteles en la confiteria fantoba de zaragoza

Este rincón centenario aún pone los pelos como escarpias cuando el aroma a paraíso escapa desde el interior al abrir la puerta. Hoy en día es imposible que nadie conozca sus famosas palmeras y su espectacular bollería. Fantoba es una pastelería familiar, fundada en 1856 y situada en el casco antiguo de Zaragoza. Su techo es una obra del siglo XIX del reconocido arquitecto Ricardo Magdalena.

Generación tras generación se han ganado merecidamente el honor de hacer los dulces artesanos más antiguos de la ciudad. Especializada en la confitería tradicional, Fantoba produce excelentes hojaldres, guirlaches, delicados roscones (que se comen el día de Reyes y en San Valero), frutas confitadas envueltas en chocolate, trenzas de la Virgen, violetas escarchadas y pastelillos de formas perfectas.

Dirección: Calle Don Jaime I, 21

 

La Artesa

Obrador Pastelería La Artesa

Es la alegría de la calle. Tiene esa idiosincrasia de comercio de barrio, que va a la suya, que se resiste a ser engullido por la gran ciudad y la forma de vivir acelerada. En La Artesa se han ganado merecidamente el honor de hacer algunos de los pasteles artesanos más deliciosos del barrio.

Hay muchas tentaciones, pero sus clásicos dentro de los clásicos en repostería, demuestran que son verdaderos maestros del dulce.

“Aquí empezaron mis padres hace más de 30 años. Mi padre ha sido pastelero toda la vida, trabajó en el Cachirulo y en el Hotel Corona de Aragón. A mí la pastelería es algo que me gusta desde siempre. Recuerdo que de pequeña quería estar siempre en la cocina aprendiendo de los mayores. Con 17 años decidí formarme y empezar a trabajar aquí. Ahora sigo estudiando y aprendiendo todo lo que puedo sobre repostería”.

Dirección: Calle Tarazona, 31

 

Cibus en tu mesa

Cibus en tu mesa pasteleria gourmet en zaragoza

El paladar es sabio y en Cibus en tu mesa disfrutará como nunca. Esta pastelería gourmet con obrador propio apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo.

Cibus en tu mesa produce excelentes milhojas, tartas de queso (cremosas a más no poder), tejas con harina de almendra, delicados roscones (que se comen el día de Reyes y en San Valero) y pastelillos de formas perfectas. Auténticas obras de arte efímero.

Hay una pequeña barra donde disfrutar de café arábica y de estas elaboraciones.

Dirección: Calle Contamina, 23

 

Pastelería Ascaso

Pastelería Ascaso turrones

Alta pastelería y chocolatería. Así reza el apellido de esta boutique pastelera de Zaragoza, una de las veteranas, con una tradición pastelera centenaria -nació en Huesca en 1890- y con fama más que merecida gracias a un postre: el pastel ruso. Lo bordan. No hay otro igual. Seña de identidad de la casa desde los años 70.

Pero no es lo único que sale de su obrador: las castañas del Pirineo son las reinas del otoño; sus turrones y roscones se llevan todos los galones en invierno; los corazones de chocolate, nos roban el propio en San Valentín.

Y durante el resto del año, macarons, frutas de Aragón, bizcochos jugosos de almendra o membrillo, hojaldres artesanos de mantequilla caramelizados con lavanda o tomillo… Y mucho chocolate. Su selección de bombones es única, por su combinación de frutas frescas y especias.

Dirección: Calle Arquitecto Yarza, 5, a pocos pasos del Paseo de la Constitución

 

Dulcería Marquesán

dulceria marquesan escaparate

Dulcería Marquesán es una de esas pastelerías de toda la vida que han conseguido labrarse un nombre a base de dedicación y esfuerzo.

Este establecimiento ha alcanzado gran fama con sus pastas de té, tartas, bombones, bollería y todo tipo de dulces, que para muchos son los mejores de la capital.

En 1918 abrió el primer en la localidad turolense de Híjar Horno de Dulcería Marquesán, una pastelería que sigue en manos de la familia fundadora, los Marquesán, y que aún apuestan por turrones artesanales, hechos siempre.

DirecciónAvenida Tenor Fleta, 52

 

Obrador Pastelería Nava

Obrador Nava bocaditos de crema y nata

Obrador Nava es una de las pastelerías con más tradición y reputación de la ciudad.

Partiendo de una materia prima de primera calidad y de una artesanía pastelera como pocas se pueden encontrar en Zaragoza, Obrador Nava ofrece dulces de calidad que se deshacen en la boca y que son el complemento ideal de cualquier desayuno y o merienda.

Obrador Nava vive en Navidad uno de sus momentos álgidos del año. No es de extrañar las colas de clientes, muchos de ellos procedentes de otros barrios, que se desplazan hasta allí para hacerse con uno de sus roscones suaves, jugosos y con un acabado impecable.

Dirección: Calle Privilegio de la Unión, 35, a pocos metros de la Avenida San José

 

Pastelería La Cuquí

Pastelería La Cuquí

Quien busque buenas tartas aquí tiene un lugar donde acertar seguro, con la garantía de conseguir un producto de elaboración artesanal y una calidad fuera de toda duda.

Esta pastelería gourmet apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo.

En su obrador/tienda/cafetería de Valdespartera, su objetivo es recuperar la forma de trabajar casera, mediante recetas de abuelas y madres de todo el mundo, pero con la técnica de la pastelería profesional, claro, y todo con ingredientes naturales. La relación calidad-precio es muy buena.

Dirección: Calle la Lista de Schindler, 37

 

Tupinamba Don Jaime y Tupinamba César Augusto

pasteleria tupinamba zaragoza

Fundada a finales del año 1902, esta pastelería apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo.

Partiendo de una materia prima de primera calidad y de una artesanía pastelera como pocas se pueden encontrar en Zaragoza, Tupinamba ofrece dulces que esperan deleitar a cualquiera.

La bollería que asoma por su escaparate te atraerá al interior, donde descubrirás un gran mostrador repleto de repostería artesanal.

Palmeras de chocolate, brevas de crema, frutas de Aragón, bombones, tartas y pasteles que se deshacen en la boca y que son el complemento ideal de cualquier desayuno y o merienda.

Direcciones:

Tupinamba Don JaimeCalle Don Jaime, 44

Tupinamba César Augusto, Avenida de César Augusto, 94

 

Bombonera de Oro

narajina confitados bombonera oro

Fundada en 1902, la Bombonera Oro es una de las pastelerías con mas tradición y reputación de la ciudad.

Los productos nacidos en su obrador son artesanales y exploran diferentes formatos; podéis engullirlos en forma de láminas, en tableta de sabores diversos o, para los más convencionales, en forma de bombón.

Hay muchas tentaciones, pero las palmeras de chocolate, las frutas de Aragón o el pastel ruso, cubierto de azúcar merengada y mantequilla, demuestran que son verdaderos maestros del dulce.

Quien quiera probar su turrón histórico y artesanal, tiene que desplazarse hasta aquí y, muy probablemente, esperar una larga cola.

Dirección: Coso, 48

 

Toque de Canelatartas de manzana y fruta en toque de canela

Poco espacio para mucho dulce. Un espacio coqueto junto al mercado de San Vicente de Paúl con una oferta de pastelería artesana digna de cualquier fiesta de cumpleaños de dibujos animados.

Esas en las que los pasteles de colores ocupan toda la mesa, con un aspecto esponjoso y brillante. Aun así, la tarta de queso no pasa desapercibida. El toque ‘homemade’ se nota en cada mordisco.

Toque de Canela cuenta con un obrador propio donde elaboran de forma artesanal cada día desde cupcackes para todos los gustos hasta tartas y bollería.

Su estilo vintage, tanto en la decoración del espacio como en los envases de los postres, convierten este rincón en un lugar perfecto para tomar un trozo de pastel con una taza de café a cualquier hora.

Dirección: Calle San Vicente de Paúl, 7

 

Pastelerías Babot

Pastelería Babot

Las pastelerías Babot tienen esa idiosincrasia de comercio de barrio, que va a la suya, que se resiste a ser engullido por la gran ciudad y la forma de vivir acelerada. En Babot se han ganado merecidamente el honor de hacer algunos de los pasteles artesanos más deliciosos del barrio de las Delicias.

Hay muchas tentaciones, pero sus clásicos dentro de los clásicos en repostería, demuestran que son verdaderos maestros del dulce. En San Valero y Reyes personas de todos los rincones de Zaragoza acuden a Babot en busca de sus roscones: esponjosos, tiernos y elaborados con ingredientes naturales. También son muy populares sus turrones.

Direcciones:

Vía Univérsitas, 19

Calle Escosura, 46

Avenida Navarra, 53

 

Pastelería Chez GlacePastelería Chez Glace

Una de las pastelerías con mas creatividad e imaginación de la ciudad. Chez Glace ha revolucionado a su manera la pastelería tradicional apostando por la cretividad y los pasteles hechos a medida.

En su pequeño obrador/tienda del actur, el objetivo de Chez Glace es recuperar la forma de trabajar casera, mediante recetas de abuelas y madres de todo el mundo, pero con la técnica de la pastelería profesional, claro, y todo con productos naturales.

La relación calidad-precio es muy buena, y encontraréis pasteles deliciosos pero nada empalagosos, como por ejemplo un pastel de zanahoria relleno de crema de queso, o una tarta de naranja y chocolate negro belga.

Dirección: Calle Poeta Rosalía de Castro, 23

 

La Tartería

Ya no tienes que ver con nostalgia esos programas de repostería donde los pasteles parecen tomar vida en pastelerías estadounidenses. Todos los pasteles de La Tartería son espectaculares, tanto en aspecto como en sabor.

Del horno de este local salen tartas únicas, con una historia detrás e imbuidas del espíritu creativo de quienes le dan forma.

Aunque realiza pasteles de crema de mantequilla y Naked Cakes, la especialidad de La Tartería son los pasteles de fondant, con cualquier diseño que se te ocurra. Auténticas obras de arte efímero.

Dirección: Calle Santa Joaquina de Vedruna, 10

 

Bricoazúcar

Aparte del encanto de sus instalaciones (que podéis ver en las fotografías), en Bricoazucar son unos auténticos apasionados de trabajar el azúcar, por eso personalizan todo tipo de tartas, galletas y cupcakes para cualquiera de tus celebraciones.

Aunque en su menú se incluyen pop cakes, galletas y deliciosos panqués, su especialidad son los pasteles temáticos, ya sea algún programa de televisión, la película del momento o el retrato de tu personaje favorito, no te quepa la menor duda que Bricoazúcar sabrá plasmar en tu pastel lo que deseas y no querrás compartirlo con nadie.

También cuentan con un amplio catálogo de cursos en el que enseñan a niños y adultos, en individual o en grupo, a modelar el azúcar: tartas, decoración de galletas, elaboración de cupcakes…

Dirección: Calle Pablo Ruiz Picasso, 4 (esquina Luis Cernuda, frente a FREMAP)

 

Y tú, ¿conoces alguna pastelería imprescindible que debería estar en esta lista? Cuéntanoslo más abajo, que nosotros también nos queremos enterar.