Situada entre la vega de los ríos Manuables, Ribota y Jalón, muy cerquita de Calatayud, esta sierra destaca por los numerosos barrancos y colinas de tonos rojizos y blancos que se forman gracias a los yesos, arcillas y margas que dominan el entorno.

De la Sierra de Armantes sobresale también el proceso erosivo que ha dado vida a unas singulares formaciones geológicas, los denominados Castillos, conocidos popularmente como el lejano oeste o el “Monument Valley” de la provincia de Zaragoza.

El circuito se puede realizar andando, en bicicleta o incluso a caballo, partiendo desde su espectacular mirador.