Ramcés González (cocina) y Diego Millán (sala) lograron la primera estrella Michelín del Cancook en 2018.

Han conquistado este estatus gracias a una cocina llena de maestria y sofisticación, para tocar el cielo.

Cancook es imaginación al poder y mucha técnica para sorprender al comensal en cada mordisco. Un reto constante que consiguen mantener a la altura.

Los propietarios del restaurante Cancook, el chef Ramces González y el sumiller y jefe de sala Diego Millán,

Los propietarios del restaurante Cancook, el chef Ramces González y el jefe de sala Diego Millán

El chef Ramces González es capaz de añadir una huella de altísima elegancia y creatividad, presente en platos como el tartar de chuleta a la brasa, gofre de patata y queso; el atún rojo, aguachile y albahaca o el tatín de cabello de ángel y helado de leche quemada, donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

Sirven dos menús degustación: el Gran Menú, con 14 pases y el Menú Festival, con 18 pases, que van cambiando platos gradualmente conforme cambian los productos de temporada.

Pepino, trucha y mojama restaurtante cancook

Una auténtica experiencia sensorial -hasta la música suena bien-, diseñada para disfrutar.

Para el cliente, todo comienza en una discreta puerta de madera, con los dos menús tras un cristal y un timbre rojo. Sin grandes carteles ni distinciones.

puerta en la que todo comienza en cancook

Entramos a un recibidor muy sobrio, todo hecho de madera y alabastro, y de ahí bajamos a la despensa, donde encontramos el producto en su versión más sencilla, sin elaborar.

Tras esa puerta, se llega a una de las tres cocinas con las que cuenta Cancook. La primera es la más industrial, el lugar donde se piensan y trabajan los platos.

La penúltima parada del recorrido del futuro comensal es la bodega, que alberga más de 10.000 botellas y 500 referencias de vino.

Bodega en el Restaurante Cancook

Y la última y definitiva: el comedor, con cinco mesas y las dos cocinas restantes.

Al entrar es desconcertante y conforme avanzas vas descubriendo todos los espacios y solo al final llegas al comedor.

Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

Dirección: Calle León XIII, 2-4
Teléfono: 976 239 516
Facebook: https://www.facebook.com/CancookRestaurant/
Sitio web: http://www.cancookrestaurant.com/

conoce nuestra coleccion de restaurantes romanticos en zaragoza