47 años. Zaragozano. David Guirao se define como una persona a la que le fascina todo relacionado con el dibujo y el color. Estudió diseño gráfico e ilustración en la Escuela de Artes de Zaragoza y lleva más de 20 años trabajando como ilustrador freelance. Ha dibujado en soportes muy diferentes y lo que más le estimula es ilustrar literatura, sea para la edad que sea.

Ha ilustrado numerosas obras clásicas como ‘Leyendas’ de Gustavo Adolfo Becquer, ‘El Quijote’ de Miguel de Cervantes o ‘La Celestina’ de Fernando de Rojas.

También ha colaborado con autores contemporáneos, ilustrando libros como ‘Fábulas’ de Magdalena Lasala, ‘Jardín de Ulises’ con Soledad Puértolas, ‘El abrazo del árbol’ junto a Ana Alcolea, ‘El libro de las Narices’, escrito por Pepe Serrano, o ‘San Jorge y el Dragón’ de Daniel Nesquens.

Cuéntanos a qué te dedicas en la actualidad, cuáles son tus frentes abiertos ahora mismo

Afortunadamente en estos momentos hay 2 o 3 proyectos en marcha, que en tiempos de pandemia es una tremenda fortuna.

¿Cuándo empezaste a dibujar?

En el momento que me pusieron un lápiz mis padres en las manos, ya no lo he soltado.

Sueños ilustracion de David Guirao

¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la ilustración?

¡No!, cuando era pequeño, no tenía nada claro lo que quería ser, bueno futbolista sabía que no. Fue en el instituto cuando un profesor me abrió los ojos y me dijo que podía hacer de mi vocación una profesión, a partir de ahí todo me llevó al lugar en el que estoy ahora. Se lo agradeceré siempre.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como ilustrador?

Complicados como los de todos, empecé a enviar muestras a concursos, a exponer en cualquier lugar donde me dejasen, bares, bibliotecas, incluso en bancos.

Fue con Daniel Nesquens y su libro ‘El Canario de Brunei’ cuando la editorial Edelvives confió seriamente en mi trabajo, no fue fácil, pero al final vimos publicado el libro, todavía se sigue editando.

¿Qué es lo que más te gusta dibujar?

No sabría decirte, me gusta dibujar. Y ya. Quiero decir, el disfrute es cuando coges el lápiz y empieza a fluir lo que tienes en la cabeza. Da igual que sea lo que estés dibujando.

¿Cuáles son los temas recurrentes en tu obra?

Depende tanto de los textos que ilustro, me obsesiona el color, la luz y las huellas, no sé porqué, pero siempre que puedo dibujo las huellas que dejan los personajes en el suelo.

Ilustracion de David Guirao para uno de sus libros

¿Cómo definirías tu estilo de ilustración?

No soy capaz. Lo que sí que sé es que no busco ni el realismo ni la perfección anatómica, intento apelar a lo sensorial a que las figuras cuenten cosas.

¿Qué es para ti lo más importante a la hora de plantearte una ilustración?

Contar. Es decir, no repetir lo que dice el texto, profundizar, expandir el mensaje, enfrentarlo, resolver dudas o plantearlas. Comunicar.

Ilustrar, viene de iluminar, de poner luz al texto, el lenguaje es sabio y maravilloso y nos dice que antiguamente a las ilustraciones se les denominaba láminas que deriva de iluminación.

¿Cuál es tu ilustración favorita?

Intento que sea la última que he dibujado, no lo consigo.

Y cuál fue un reto

‘El libro de las Narices’, el proyecto más difícil que he dibujado, que felicidad nos dio ese libro tanto a Pepe Serrano como a mí.

Portada de 'El libro de las Narices' de David Guirao

¿Qué tipos de cosas influencian tu trabajo?

Todo. Un paseo por el parque, una conversación con mis hijos, una serie de TV, ver mucho cine…

¿Crees que tu presencia online (blog, redes sociales…) han ayudado a que se conozca tu trabajo?

Puede ser, es un esfuerzo extra e intento alimentarlas pero requiere mucho trabajo y a veces tengo la sensación que todo esto me absorbe demasiado. Creo que necesito una desintoxicación, pero soy incapaz de dejarlo.

¿Cuál ha sido tu último trabajo?

El corto animado ‘Me llaman Goya’ de la Fundación Goya en Aragón. Un trabajo en equipo maravilloso.

¿Hacia dónde te gustaría dirigirte en un futuro?

Ni idea, intento no pensar en lo que pasará mañana. Mejor vivir el presente.

¿Crees que Zaragoza es una buena ciudad para desarrollarse como ilustrador?

Es una opción, no creo que sea muy importante la ciudad en la que trabajes, al menos en nuestra profesión pero es cierto que Zaragoza tiene un gran tejido cultural, con grandes bibliotecas, librerías y espacios artísticos que enriquecen muchísimo nuestra ciudad.

¿Qué te atrae de Zaragoza? ¿Qué te hace quedarte en ella?

Lo que he dicho antes y que mi familia vive y es de aquí, que es una ciudad amigable y tranquila y que no se palpa tanta crispación o ruido.

 Ilustración de David Guirao ‘Me llaman Goya’ de la Fundación Goya en Aragón

¿Tienes algún barrio favorito?

Ahora el mío, donde además de muchas cosas buenas, tiene uno de los mejores parques de la ciudad, el Parque Oliver.

¿Cuál es tu sitio favorito para tomar un café?

Con mi pareja. Me da igual el sitio.

Un restaurante

Los Cabezudos, sin duda.

Un lugar para tomarse un trago

He olvidado qué es eso de salir.

¿Cuál es tu museo o sala de exposiciones preferida?

Tenemos uno de los mejores museos del país, el museo Pablo Gargallo, el espacio es incomparable, el contenido alucinante.

¿Nos recomiendas otro artista zaragozano?

Te doy dos, espero que no se enfade el resto porque hay tantos grandes artistas zaragozanos que me estoy quedando corto citando solo a dos.

Elisa Arguilé y Rosa Mai.

 

Puedes seguir la actividad de David Guirao a través de su blog o redes sociales como Twitter e Instagram.