El río Noguera Ribagorzana hace frontera natural entre el Pirineo aragonés y el catalán. Se enfrenta a la barrera del Montsec en el congosto de Mont Rebei, una enorme grieta que llega a alcanzar más de 300 metros de caída vertical.

Puedes transitarlo a través de un vertiginoso voladizo desde el que se admiran unas vistas impresionantes.

Uno de los itinerarios más bonitos y espectaculares que puedes hacer para conocer el congosto de Mont Rebei es la ruta de las pasarelas de Montfalcó. La senda comienza en el pequeño despoblado de Montfalcó, donde el albergue Casa Batlle da servicio de habitaciones, bar, comidas, punto de información, alquiler de kayaks y actividades guiadas.

El río Noguera Ribagorzana hace frontera natural entre el Pirineo aragonés y el catalán. Se enfrenta a la barrera del Montsec en el congosto de Mont Rebei, una enorme grieta que llega a alcanzar más de 300 metros de caída vertical.

El río Noguera Ribagorzana hace frontera natural entre el Pirineo aragonés y el catalán. Se enfrenta a la barrera del Montsec en el congosto de Mont Rebei, una enorme grieta que llega a alcanzar más de 300 metros de caída vertical

Para acceder hasta allí, deberás tomar en Viacamp una pista forestal acondicionada y accesible para todo tipo de vehículos. En 15 kilómetros llegarás hasta Montfalcó y podrás dejar el coche en un parking gratuito.

La ruta hasta el congosto es exigente, ya que acumula entre ida y vuelta 16 kilómetros con 900 metros de desnivel positivo. La puede realizar cualquier persona acostumbrada a caminar, teniendo en cuenta que se tarda unas seis horas en completar el recorrido y que hay tramos no aptos para personas que sufran vértigo. Cualquier época del año es buena pero, si vas en verano, te recomendamos comenzar temprano para que las horas más calurosas coincidan con tu regreso.

En esta ruta atravesarás vertiginosas pasarelas 

En esta ruta atravesarás vertiginosas pasarelas

Atravesarás vertiginosas pasarelas y el impresionante puente colgante del congosto del Seguer, que une Aragón y Cataluña suspendido a 35 metros de altitud. Disfrutarás de impresionantes vistas a lo largo del recorrido y verás que el esfuerzo, sin duda, merece la pena.

Si tienes la oportunidad de quedarte en la zona varios días, no dejes de visitar los grandes atractivos de la sierra del Montsec: la villa medieval de Montañana, el castillo de Benabarre, el monasterio románico de Santa María y San Pedro de Alaón o las huellas de dinosaurios de Arén. El cercano valle del Isábena esconde otras dos joyas románicas que no puedes perderte: la catedral de Roda de Isábena y el monasterio de Obarra.

 

Toda la información sobre la ruta está disponible en una página web de reciente creación. En Viacamp encontraremos diferentes empresas de turismo activo, servicios de alojamiento y restauración y una oficina de turismo que nos pueden ser de gran utilidad.