El Monumento a la Legión de Zaragoza se ubica frente a la entrada del Parque de Atracciones, en los Pinares de Venecia.

Fue promovido por la Hermandad Antiguos Caballeros Legionarios de Zaragoza y sufragado por suscripción popular junto a una subvención del Estado. La obra fue inaugurada en 1974 por el entonces príncipe de Asturias Don Juan Carlos de Borbón. Se reinauguró años más tarde, en 1988, después de ser restaurada.

Tras la vandalización de la estatua de Millán Astray (fundador de la Legión en 1920) se celebró una nueva inauguración con un busto trasportable de Millán Astray en octubre 2006. Este busto actual se coloca y retira en el monumento cada vez que se realiza un acto en el recinto.

El monumento tiene un cuerpo basamental formado por un paralelepípedo rectángulo, sobre el cual se sitúa una estructura en forma de uve, que sustenta el escudo de la Legión.

Monumento a la Legión en Zaragoza escultura de soldados legionario

En el frontal del basamento se encuentra la puerta de entrada al mismo. Sobre esta puerta se sitúa un grupo de dos legionarios, uno de los cuales ayuda a incorporarse a un compañero herido.

En las dos caras laterales se hallan los escudos individualizados de las provincias españolas donados por las respectivas Diputaciones Provinciales, todos ellos en metal pintado. Cada una de las caras laterales cuenta con un león de bronce apoyado en el borde del techo del basamento.

El interior del basamento alberga una cripta. En esta capilla se encuentra depositado el Cristo de la Buena Muerte, obra en forja del escultor Iñaki Rodríguez.

El conjunto es una obra sobria y emotiva que refleja la severa concepción de la vida y de la muerte por parte de la Legión, que honra aquí a sus legionarios muertos desde 1920 hasta la actualidad.

Dirección: Frente a la entrada del Parque de Atracciones, en los Pinares de Venecia