Entre la Plaza de España y el Coso se ubicaba la Puerta Cinegia. Su origen se remonta a la época romana (siglo III) suponiendo el acceso a la ciudad desde la zona sur de su muralla.

Según se cree, allí eran ejecutados los cristianos que eran perseguidos por Daciano, el gobernador romano de la ciudad, y justo al lado había un foso donde eran arrojados.

Esta zona era muy importante, ya que en ella se encontraba el primer y principal mercado de la ciudad hasta 1210, año en el que se trasladó por orden de Pedro II a la Puerta de Toledo, cerca del actual Mercado Central (1895).

En el año 1492 se construyó en el mismo sitio una puerta medieval como recuerdo del Descubrimiento de América.

Esta Puerta, como gran parte de la Plaza de España fue destruida en los Sitios de 1808 y 1809 por los franceses.

Sus restos actuales se pueden ver en la Calle de Los Mártires donde hay piedras de la base del arco y dentro del centro comercial Puerta Cinegia en el que hay restos de dos torreones y del paño de la muralla romana.

Restos de la Puerta Cinegia o del Arco Cinegio

Vista del Coso y La Plaza España desde la Calle Mártires

Vista del Coso y La Plaza España desde la Calle Mártires

Restos de dos torreones y del paño de la muralla romana en los bajos de la tienda de Adolfo Domínguez, en el Centro Comercial Puerta Cinegia

Restos de dos torreones y del paño de la muralla romana en los bajos de la tienda de Adolfo Domínguez, en el Centro Comercial Puerta Cinegia

Dirección: Calle de los Mártires, entre la Plaza de España y el Coso

las doce antiguas puertas de la ciudad de zaragoza