En el Paseo de los Plátanos del Parque Grande se encuentra el banco de lectura que Ramón Acín dedicó, por encargo del Ayuntamiento de Zaragoza, a la memoria de su amigo, Luis López Allué, escritor, director de El Diario de Huesca y alcalde de esa ciudad, fallecido en 1928.

Acín diseñó un monumento muy sencillo, sin pedestal, acorde con los nuevos planteamientos de escultura pública y, por tanto, ajeno a todo convencionalismo: un doble banco, unido por el podio central en el que se sitúa el relieve del rostro de López Allué y un texto ya ilegible que decía: ‘Zaragoza a Luis López Allué’, extiende sus brazos, en ángulo recto, invitando a la lectura y a la contemplación del paisaje.

El Banco de Acín se colocó en enero de 1930. No hubo inauguración.

DirecciónParque Grande José Antonio Labordeta