El restaurante Nativo se ha convertido en un líder gastronómico indiscutible, en un restaurante de gran creatividad tan atrevida como con los pies en el suelo.

Con una terraza que en verano es encantadora, este local dispone de unas cómodas sillas para unas mesas bien distribuidas, a una distancia prudencial para que los comensales no se molesten, una buena iluminación y un excelente servicio.

Salones amplios, sin agobios, con espacios y separaciones adecuadas, techos altos, mobiliario cómodo, mesas bien vestidas, menajes de gran calidad, decorado en tonos cálidos, modernos y amables.

Su cocina es muy original, pero los platos siempre son suculentos y reconocibles.

Bola de setas y foie, rebozado de almendras y caramelo Pedro Ximenez en el Restaurante Nativo

Bola de setas y foie, rebozado de almendras y caramelo Pedro Ximénez

Canelón relleno de longaniza con salsa de boletus del restaurante Nativo

Canelón relleno de longaniza con salsa de boletus

Como por ejemplo, el canelón relleno de longaniza con salsa de boletus. O las berenjenas y las cebolletas braseadas. O los champiñones con ajetes salteados. O la longaniza de Graus, que se acompaña con queso fundido del Somontano o el arroz horneado en brasa con longaniza y costilla de ibérico.

El chef Jon Pérez es capaz de añadir una huella de altísima elegancia y creatividad, presente en platos como la picaña (cortes traseros de vaca laminados a la brasa), el taco de atún con cebolla confitada y curry rojo, los huevos rotos trufados con virutas de foie, el pulpo braseado con puré de boniato y pimentón de la vera o el cachopo (doble ternera asturiana empanada con jamón serrano y cabrales), donde la estética sorprendente nunca pasa por delante de una combinación de sabores genial.

Mención aparte los postres, con una deliciosa amalgama de sabores, entre la que destacamos la torrija de leche hecha delicia con helado de leche merengada, el sorbete de mojito o el brownie de chocolate y nueces con helado de mandarina.

En el Nativo se mezclan la experiencia y la innovación, sin renunciar en ningún momento a la calidad.

Brownie de chocolate y nueces con helado de mandarina en el restaurante Nativo

Brownie de chocolate y nueces con helado de mandarina

vino en el restaurante nativo

nativo fachada exterior

Su carta es asequible, tanto por precio como por longitud.

Queremos destacar los platos para compartir, bien presentados, con una buena cantidad y en su punto.

La carta de vinos es completa, diversa, a nivel geográfico y económico. Escasa presencia de vinos de Aragón y ningún cava Aragonés. Recomendamos escuchar los acertados consejos del sumiller.

Nativo apuesta por un servicio de mesas de calidad, con un equipo compuesto por personal joven, profesional y de delicado trato.

El restaurante es recomendado por varios críticos para cenas románticas.

Suele estar bastante lleno, por lo que recomendamos reservar con suficiente antelación.

mesas en el restaurante nativo

restaurante nativo comedor

Dirección: Avenida de Juan Carlos I, 41, justo al lado del Centro Comercial Aragonia
Teléfono: 876 643 439
Horario: De lunes a jueves de 11:30 a 01:30 h. De viernes y sábado de 11:30 a 02:30 h. Domingos de 11:30 a 18 h.