A principios de esta semana nos emocionó ver este artículo en El Comidista, que elogia a los ciudadanos de origen chino que han tomado los mandos en muchos bares que amenazaban cierre por falta de relevo generacional.

Tras leerlo, nuestros pensamientos se dirigieron hacia nuestras tiendas de barrio (o de conveniencia), otro tipo de negocios regentados por chinos en Zaragoza.

Tal y como apunta Carles Prado, especialista en lengua y cultura chinas y subdirector de investigación en el departamento de Estudios de Artes y Humanidades de la Universitat Oberta de Catalunya, “todavía vivimos con una visión de China muy marcada por la diferencia, como si por estar tan lejos los chinos fueran muy distintos a nosotros, cuando la realidad nos lo desmiente prácticamente en cada esquina, en cada tienda, bar o restaurante de barrio”.

Así que investigamos un poco. China es un país inmenso, de 9,5 millones de kilómetros cuadrados, donde España cabe 19 veces. Pero el 90% de los 6.000 chinos que viven en Zaragoza son de una zona concreta y relativamente pequeña, las provincias costeras de Zhejiang y Fujian, que están al sur.

Los primeros ciudadanos del gigante asiático vinieron a nuestra ciudad en los 80, aunque la mayoría lo hicieron a principios de los 90. Muchos de ellos querían esquivar la política de un solo hijo, en vigor en China hasta 2015.

Zhejiang y Fujian son regiones bastante humildes y la mayoría de la gente que emigra lo hace sin estudios superiores. Cuando llegan a España, buscan un trabajo que no requiera una títulación, como ser propietario de una tienda, un bar, un restaurante u otro pequeño negocio.

Muchos chinos son propietarios de negocios, y en Zaragoza, la tienda de barrio se ha vinculado culturalmente con los chinos. Hace 30 años, el concepto de la tienda de barrio (o de conveniencia) tal y como lo conocemos hoy en día no existía practicamente en España. Los emigrantes chinos se percataron de esta oportunidad y la aprovecharon, generando un mini-boom de pequeños negocios locales.

Esto coincide con el gráfico de arriba, que se remonta a 1998, y con el gráfico siguiente, que muestra que el 54% de los chinos que trabajan en España están inscritos como trabajadores autónomos (son el grupo más numeroso por nacionalidad).

La presencia de los chinos en Zaragoza también ha tenido un impacto significativo en la cultura de la ciudad.

Como se explica en este reciente artículo de El Comidista, muchos ciudadanos chinos están ayudando a preservar los tan queridos bares de nuestros barrios, y algo similar ocurre con nuestras queridas tiendas de barrio.

La cultura y las tradiciones chinas en Zaragoza son un mundo que deberíamos esforzarnos en entender mejor. Después de todo, todos tenemos nuestros propios comercios chinos favoritos…

Homenaje a las tiendas chinas de barrio de Zaragoza

Homenaje a las tiendas chinas de barrio de Zaragoza

Homenaje a las tiendas chinas de barrio de Zaragoza

Como dice Khalid Ghali, comisionado de Diálogo Intercultural del Ayuntamiento de Barcelona, que sigue con la misión de combatir estereotipos, estigmas y racismo con proyectos como la Red BCN Antirumores, “debemos poner en valor el carácter emprendedor de muchas personas migrantes que contribuyen a mantener un modelo comercial opuesto al de las multinacionales o las franquicias. Gente que se arriesga, se expone, trabaja y saca adelante comercios que de otra manera hubieran desaparecido”.

Ya lo sabes: frente al tsunami gentrificador y cuquista, la tienda de tu barrio, la lleve quien la lleve.

tienda de alimentacion china de zaragoza

tienda de alimentacion china de zaragoza